jueves, 30 de junio de 2016

Seth ~ Probabilidades, el bien y mal y el símbolo religioso. parte 2ª


Probabilidades, el bien y mal y el símbolo religioso. II

LAS PROBABILIDADES, LA NATURALEZA DEL BIEN Y DEL MAL Y EL SIMBOLISMO RELIGIOSO


SESIÓN 569, 24 DE FEBRERO DE 197I 21.25 MIÉRCOLES
Bien...

(-Buenas noches, Seth.) Dictado. Hablando de una manera general (sonrisa), una vez que se es uno de Los que hablan, siempre se es uno de Los que hablan. 

En algunas encarnaciones, estas capacidades pueden usarse con tanta fuerza que todos los otros aspectos de la personalidad permanecen ocultos. Otras veces las capacidades se usan tímidamente. Los que hablan poseen una extraordinaria viveza de sentimientos y una gran proyección de sus pensamientos. Pueden impactar enormemente a los otros con sus comunicaciones. Tienen la habilidad de moverse desde la realidad interna a la externa con facilidad, y conocen por instinto cómo usar el simbolismo. Son sumamente creativos en su inconsciente, y forman constantemente bajo la conciencia normal unas estructuras psíquicas que tanto ellos como los demás pueden usar en estado de sueño y de trance. A menudo se aparecen a otros en los sueños, y los ayudan a manipular la realidad interna. Forman imágenes con las que pueden relacionarse los que sueñan, imágenes que pueden utilizarse como puentes y luego como puertas hacia ciertos tipos de conciencia que están más alejados de la vuestra propia.

(21.30.) El "simbolismo" de los dioses, el concepto de los dioses del Olimpo, por ejemplo, el cruce de la laguna Estigia: todo ese tipo de fenómenos fueron originados por Los que hablan. 

Sin embargo, los simbolismos y las estructuras de las religiones tenían que existir no sólo en el mundo físico, sino también en el mundo, inconsciente. Fuera de vuestra estructura no se necesitan las casas o los habitáculos como tales; no obstante, en los encuentros con otras realidades que ocurren en estado de trance o de sueño, se ve frecuentemente ese tipo de estructuras. Son una transformación de datos en términos que tengan sentido para vosotros.

Por ejemplo después de la muerte una persona puede continuar creándolas, junto con grandes cantidades de individuos, hasta que se den cuenta de que esas estructuras ya no son necesarias. Por lo tanto, Los que hablan no limitaban sus actividades al estado de vigilia de la conciencia. En todos los períodos de vuestro tiempo, ellos han cumplido con su deber tanto en estado de sueño como de vigilia. De hecho, la mayoría de la información pertinente fue memorizada en estado de sueño por gente entrenada y transmitida de la misma manera. Estos manuscritos no escritos se ilustraban, por así decirlo, mediante viajes en sueños o expediciones de campo a otras realidades. Este tipo de entrenamiento existe todavía. La particular estructura de la psiquis o de la historia puede variar. Por ejemplo, Los que hablan pueden utilizar de una manera muy vivida las imágenes convencionales del Dios cristiano y los santos. El que sueña puede encontrarse entonces en un magnífico harén, o por el contrario en un campo o un cielo brillantemente iluminado. Algunos de Los que hablan limitan sus capacidades al estado de sueño, y al despertarse son totalmente inconscientes de sus propias capacidades o de sus experiencias.

(Pausa a las 21.40.) No es apropiado llamar alucinaciones a tales sueños o tales lugares de sueños, pues ellos son representaciones de realidades «objetivas» concretas que vosotros no podéis todavía percibir de esa manera. La religión egipcia estaba basada ampliamente en el trabajo de Los que hablan, y se puso un gran cuidado en su entrenamiento. No obstante, las manifestaciones externas que se dieron a las masas de gente resultaron tan distorsionadas, que la unidad original de la religión acabó por deteriorarse. Aun así, se hacían grandes esfuerzos para representar la realidad interna de una manera que aún no ha sido superada desde entonces. Es verdad que en el estado de sueño y en algunos otros niveles de existencia cercanos a la vuestra propia, hay una importante actividad individual en la creación de imágenes y un uso magnífico del simbolismo, pero todo esto tiene lugar, repito, en un entorno «objetivo» concreto, un entorno cuyas características hacen posibles esos fenómenos; un campo de actividad, por tanto, que tiene sus propias reglas. Los que hablan están familiarizados con estas reglas, y a menudo actúan como guías. A veces han trabajado en organizaciones como la egipcia, donde actuaban en los templos y estaban relacionados con las estructuras de poder. No obstante, por lo general suelen ser mucho más solitarios. Debido a la verdadera naturaleza simultánea del tiempo, por supuesto están hablando a todas vuestras eras a la vez a través de sus distintas manifestaciones. En ocasiones sirven también como mediadores y, por ejemplo, hacen que se conozcan entre sí dos encarnaciones de una sola personalidad. Podéis tomar vuestro descanso.

(De 21.5 la 22.04.) Bien, las leyes que rigen la realidad física dicen que los objetos son estacionarios y permanentes. Sin embargo, las leyes de otras realidades son a menudo muy distintas. La naturaleza de las actividades mentales sigue una línea diferente, y no existe la «continuidad» temporal. La organización perceptual existe gracias al uso de distintos agrupamientos psicológicos. (Pausa.) Desde el exterior, ese tipo de sistemas os parecerían sin sentido si fuerais capaces de percibirlos. No seríais capaces de observar los puntos centrales a cuyo alrededor ocurre la acción. Las leyes concretas de este sistema, por tanto, os resultarían bastante oscuras. Los que hablan están familiarizados con las leyes que rigen muchos de esos sistemas. No obstante, muchos de estos sistemas están conectados en cierta manera con vuestro propio tipo de realidad. Existe un número infinito de universos internos. Sólo las conciencias Gestalt superiores y más desarrolladas pueden ser conscientes de algo como su totalidad. En este contexto más amplio podríamos considerar a Los que hablan como locales. Existe algo parecido a una carta de mapas de muchos de los sistemas de realidad cercanos, y algún día -hablando en vuestros términos- espero tener la posibilidad de hacerlos disponibles para vosotros. Para ello, Ruburt tendría que entrenarse un poco más intensamente. Existen puntos de coincidencia en los que, en ciertas condiciones, se puede pasar de uno de estos sistemas a otro. Por supuesto, no necesariamente están separados en el espacio que vosotros conocéis. (22.19.) Éstos son los llamados puntos de coordinación, donde un camuflaje se fusiona con el otro. En vuestro sistema algunos de ellos son geográficos, pero en todos los casos se necesita una sintonización preliminar de la conciencia. Tales pasajes sólo pueden hacerse en experiencias fuera del cuerpo. Todo individuo tiene acceso en sus sueños a la información que poseen Los que hablan. Existen estados adyacentes de conciencia que ocurren dentro de los patrones de sueño y que vuestros electroencefalogramas no pueden detectar, «corredores» adyacentes a través de los que viaja vuestra conciencia. Los centros más elevados de la intuición se activan, mientras que las partes de la conciencia orientadas físicamente permanecen con el cuerpo. La parte «ausente» del ser no puede ser rastreada en el patrón cerebral, aunque el punto de partida y el de regreso podrían mostrar un patrón particular. Sin embargo, el «tiempo en que se está fuera» no puede detectarse en manera alguna, ya que los rastreos sólo muestran aquellos patrones característicos que se dan inmediatamente antes de la partida. Bien, esto sucede durante el sueño de todas las noches. Hay dos áreas de actividad implicadas, una muy pasiva y otra enormemente activa. En un estado, esta parte de la conciencia es pasiva, recibe información. En el siguiente estado es activa ya que toma parte en la acción; los conceptos dados se perciben entonces vividamente gracias a la participación y los ejemplos. Ésta es el área más protegida del sueño.

Aquí actúan las características rejuvenecedoras, y es durante este período cuando Los que hablan actúan como maestros y guías. (Pausa.) Esta información es interpretada luego por otras capas del ser como el consciente y el subconsciente del cuerpo, donde se les da forma de sueños que tendrán significado para estas áreas del ser y donde las enseñanzas generales, por ejemplo, pueden traducirse en consejos prácticos referidos a una materia en particular. Podéis tomar vuestro descanso. (De 22.34 a 22.45.) Existen varios estados de sueño muy concretos que realizan distintos servicios a la personalidad y constituyen señales para los distintos niveles de conciencia, comprensión y actividad. Están acompañados de ciertas variaciones físicas, algunas de las cuales tienen que ver con la edad. Hablaré de ello con cierto detalle en nuestro próximo capítulo. Por ahora es suficiente comprender que hay pasos específicos, alteraciones concretas que ocurren cuando la conciencia hace el cambio de la realidad exterior a la realidad interna, y que estos cambios no son fortuitos: la conciencia recorre una ruta predecible hacia sus distintos destinos. A través de las eras, Los que hablan han enseñado a los que sueñan cómo actuar en esos otros entornos; les han enseñado cómo traer consigo la información que pueda ser útil para la personalidad actual. Según su intención, su propósito presente y su desarrollo, un individuo puede ser más o menos consciente de estos viajes. Algunos, por ejemplo, los recuerdan muy bien, pero a menudo malinterpretan su experiencia debido a las ideas conscientes. Alguien que sueña y que es uno de Los que hablan puede acudir en ayuda de otro individuo que tenga dificultades en una realidad interna, dentro del estado de sueño. Por supuesto, el concepto de los ángeles de la guarda está muy conectado con lo que digo aquí. Un buen representante de Los que hablan es tan eficiente en una realidad como en otra, y crea marcos psíquicos tanto en la realidad física como en el entorno interno. Muchos artistas, poetas y músicos forman parte de Los que hablan, y traducen un mundo a los términos de otro, dando forma a estructuras psíquicas que existen en ambos con gran vitalidad, estructuras que pueden percibirse en más de una realidad a la vez. (Pausa a las 22.57.) Fin del dictado. Ahora podéis terminar la sesión o hacer preguntas si así lo preferís. (—¿ Tienes algo que nos quieras decir?) No específicamente. (—Bien, entonces podríamos terminarla.) Mis más cariñosos saludos para ambos y que paséis una buena noche. (-Lo mismo para ti, Seth. Muchísimas gracias.) Ruburt debería prepararse las comidas que sabe que le gustan. Sí, debería preocuparse un poco de su mesa. Dile que piense en la comida y en su preparación de un modo creativo. La comida es lo último para él. Come porque debe hacerlo. Procura que piense en una preparación creativa de las comidas que le gustan, que se concrete en un viejo patrón olvidado. A él le agrada cocinar cuando piensa de esa manera. Dile que se mime con comidas agradables; así no sentirá que está obligado a alimentarse.

Le gustan las patatas y la carne en salsa, pero no las hace por tu culpa. También le gusta la crema de leche. Ahí tenéis pues patrones para trabajar. Es una afición menor. En circunstancias distintas, cocinar podría ser una de sus aficiones, así que tenlo en cuenta. El énfasis sería físico al igual que con los ejercicios. Y ahora buenas noches. (-Buenas noches, Seth. -23.03.)


Extracto de Habla Seth II
La eterna validez del alma a través de Jane Roberts
 

http://trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://noarosauniversoespiritual.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...