lunes, 9 de mayo de 2016

ANAËL Segunda parte LA RESURRECCIÓN Mayo 2016


(Esta canalización forma parte de una serie de canalizaciones que apoyarán nuestra Resurrección en este mes de mayo)

Soy el Arcángel Anaël. Vengo a proseguir, no con las vibraciones precedentes, sino a responder a vuestras preguntas, lógicas y humanas, relativas a vuestra Resurrección. Si tenéis alguna cuestión, os responderé con placer y alegría.

…Silencio…

Mientras espero vuestras preguntas, os aclaro que la Resurrección que se os ha notificado con ayuda de otros Arcángeles, el Espíritu del Sol y el Coro de los Ángeles, es la Resurrección del Espíritu, donde la carne no puede obstaculizar o limitaros, si es esa vuestra concepción de la Libertad y vuestra experiencia. Cristo os dijo, “se hará a cada uno según su fe, según su lugar y según su conciencia”. Os escucho.

Pregunta: ¿Cómo será nuestra vida después de la Resurrección?

Bien amado, eso será muy diferente para cada uno, porque hay muchas moradas en la Casa del Padre. Así que a todos y a cada uno de vosotros, se os hará según vuestra fe y vuestra libertad. Se renovará todo. La Tierra, como sabéis, pasará a otra dimensión y vosotros mismos, a donde os lleve vuestra conciencia y vuestra libertad. Por lo tanto, no es posible dar a cada uno su ubicación. De todas formas, como sabéis, todos vosotros encontraréis la Libertad en el momento de la Ascensión de la Tierra. Se trata de una verdadera liberación de todas las redes de la ilusión.

Así que, no hay solución de continuidad con lo que conocéis en este mundo falsificado. No busquéis ninguna referencia. Lo desconocido, que empieza a seros conocido, no os permite suponer, imaginar o soñar, ninguna perpetuación de la Ilusión en este mundo, en la carne de este mundo. Esto ya ha sido explicado y desvelado, durante muchos años. La Resurrección os lleva a la Libertad, a vuestros linajes, a vuestro origen, a la nueva Tierra o al Absoluto. La Libertad no puede sobrellevar, ningún vínculo efímero de este mundo. Se trata de la verdadera Libertad, la que no admite ninguna atadura, ningún vínculo, ningún recuerdo relacionado con este mundo. No hay nada que salvar, porque el que quiera salvar su antigua vida, la perderá. Sólo será posible, la verdadera Vida.

Los signos de la Tierra, las señales del cielo, los signos de la carne, se vuelven más y más evidentes y patentes. ¿qué más necesitáis? La segunda parte de la pregunta... ¿era?

¿Qué será la “felicidad eterna”?

Bien amado, es el bautismo del Espíritu, el descenso de la totalidad del Espíritu, ¿qué mayor felicidad puede existir que el Amor eterno y la Libertad?, ¿qué puede haber más grande que conocer los Misterios, que conocer lo desconocido, que encontraros a vosotros mismos? Ningún placer de este mundo, aunque fuera el más encantador, puede igualarse a esta Libertad.

Pregunta: El que quiera salvar su antigua vida, la perderá y el que no quiera salvarla, ¿la perderá también?

Sí; pero el sentimiento de pérdida sólo existe para el que está apegado a su forma, a su historia. Lo que hay ahora en la Tierra, no tiene nada que ver con lo que llamáis “muerte” y “renacimiento en encarnación”. Recordad que cada ser humano encarnado en la Tierra, sólo puede subsistir porque existe en él una búsqueda espiritual o una necesidad de alguna forma de perpetuación, pero recordad también, que la muerte es el destino común de la encarnación dentro de los mundos disociados. Lo que llega, no es la muerte, sino la Libertad.

¿En nombre de qué principio, cada hermano y hermana, humanos, tras vivir la Llamada de María, puede permanecer apegado a lo que es falso? Si es la falsedad en sí mismo, tendrá necesidad de purificarse dentro de los mundos carbonosos unificados a través de las tribulaciones de los últimos tiempos, entre la Llamada de María y la disolución de este mundo. ¿Qué necesidad puede tener el alma humana de una perpetuación, de cualquier historia, cuando encuentra la libertad?

No hay nada que salvar; no hay nada que perder, sólo “ser”. Y el que “es”, no puede, en ningún caso, enfrentarse a su muerte como algo lúgubre o terrible. Sólo el ignorante, solo el que está engañado, perpetuándose a través de historias y creencias, vivirá eso, pero será poco tiempo. La Libertad es para todos, la Alegría y el Amor es para todos en el respeto total de vuestra libertad, de vuestra alma. No pidáis lo que es imposible; este cuerpo nunca será eterno. El sentido de ser una persona, no tiene nada que ver con la Eternidad. Cualquier placer y cualquier experiencia que se haya llevado en este mundo, tocan definitivamente a su fin. Asume esto; entonces se abrirá la puerta de tu corazón de par en par, dándote acceso a la Verdad; no la que tú crees, supones o sientes, sino la que no depende de nadie y, menos, de tu persona.

Así pues, os digo: “preparaos a morir en lo efímero y a renacer en la Eternidad”. Sólo la persona encerrada en este mundo, tiene miedo de su muerte. El que vive el Sí, el que vive las Coronas radiantes, el que está liberado espera sólo esto; mientras que es pánico, para el que se mantiene en la Ilusión de la persona. ¿Qué podemos hacer aquí, nosotros?, ¿qué puede hacer el Amor aquí? Absolutamente nada porque es la libertad de cada uno.

El Amor no pertenece a nadie; el Amor es libre para cualquier persona como para cualquier personaje. Escucha esto, no con la cabeza, sino con tu corazón. Es hora de dejar que se hundan las ilusiones y toda esperanza relativa a la inmortalidad de la carne, como la inmortalidad del alma. El Espíritu es la única Verdad.

Al nacer en este mundo, independientemente de las circunstancias del encerramiento que habéis conocido, sabes perfectamente que este cuerpo, que esta historia, está destinada a volverse polvo. Entonces. ¿qué esperas? Vive la vida desde ahora y no des curso ya a las ilusiones, a las creencias y a las errancias. Pero si para ti, la libertad es lo contrario de lo que digo, se te hará según tu fe, en otro cuerpo o en otra historia, pero liberado de las errancias y de las creencias.

El Amor no sufre más retraso. La Tierra está liberada; los tiempos han sido descontados. Los dos tiempos, el tiempo y la mitad de un tiempo o los mil doscientos sesenta días, se terminan.

…Silencio…


En mi intervención precedente, os revelé la percepción del Verbo. Si esto no aparece en ti, se hará en ti de todas formas, quieras o no. Tanto si tu persona y tu personaje lo aceptan o no, eso no cambiará nada.

…Silencio…


Cristo os lo dijo y os advirtió: “habrá rechinar de dientes”. ¿Qué podemos hacer? Todos los de la Confederación Intergaláctica de los mundos libres, hemos hecho todo lo que podíamos hacer, en relación con este sistema solar y este planeta, para que os abráis a la Libertad y a la Unidad. Nadie podrá ignorarlo cuando llegue el momento, durante los tres días y las tres noches.

Recuerda que, si hay miedo o si hay incomprensión, esto no concierne más que a tu persona, pero nunca a la Verdad de lo que eres. Los tiempos del sufrimiento se terminan de manera irremediable. ¿Qué más pedir a la Libertad? Creer estar sujeto a este mundo, a este cuerpo, a esta forma o a este karma, no es más que una señal de sufrimiento extremo de aquel que no vive totalmente en el Corazón, aunque nunca se dice.

…Silencio…


¿Cuántos, entre los hermanos y las hermanas de este mundo, fueron capaces de vivir su muerte con una sonrisa y con alegría, demostrando así que el apego morboso a la forma, la identidad y a los límites, no tiene nada que ver con el Amor, tal y como es, en los Mundos Libres?

Pregunta: ¿Qué otra cosa hacer, además de esperar los tres días en la alegría?
Vivir. Vivir estando lúcido y consciente, estando, como has dicho, en la Alegría.

¿Qué quieres hacer además? No hay nada ni nadie que salvar en lo que está destinado a desaparecer, Sólo la Vida en el Amor, es Verdad. Entonces, vive y no te ocupes de nada más; ni de fechas, ni de vencimientos, ni de la muerte de este cuerpo. Ama a cada uno y a cada una, con el mismo ardor y la misma intensidad, sin hacer diferencias. Lleva la misma mirada de Amor, sobre las distintas parcelas de tu cuerpo, sobre cada mirada con la que te cruzas, así como sobre cualquier contrariedad en tu camino. No hay nada que preparar, nada que anticipar, nada de lo que dudar, porque lo que viene es un gran momento de alegría. Sólo la Ilusión ve esto con temor.

El “Cara a Cara” a solas, es exactamente el mismo que habéis experimentado innumerables veces, en cada muerte. La gran diferencia es que aquí no se trata de la muerte, sino de vuestro renacimiento. Salvo para aquellos que todavía están inscritos en la persona, que se cree mortal, y que están identificados, totalmente, a su persona.

Preguntaos por qué (exceptuando ciertas tradiciones primordiales) -y especialmente hoy en la sociedad occidental- la muerte nunca se menciona, nunca se comprende. No hay apoyo para los que se van, o muy poco, si bien sería suficiente con que se abrieran al Amor para no tener que volver más a la Ilusión, para no estar engañados por el miedo de la propia desaparición, de su propia historia. Así que no hay nada que hacer. Entonces, vive, ama y haz lo que te plazca, pero en el Amor.

Pregunta: ¿Será necesario un período de adaptación para la vida del Espíritu después de este largo período de falsificación?

Bien amado, el período de la estasis, así como el período que le sucede, es justamente lo que permitirá a cada ser, concienciar eso. No hay, por consiguiente, ninguna preocupación, ningún retraso, ni ningún error en la Inteligencia de la luz.

Recuerda que nada de lo que he dicho, en esta segunda parte, puede ser aceptado por la persona, y eso es muy lógico y natural dentro de lo que no es natural, es decir, el mundo encerrado. Aquel cuyo corazón es simple como el de un niño, viva o no los procesos vibratorios, pasará al cielo y a su Eternidad, sin ninguna dificultad. No habrá período de ajuste.

Ten en cuenta que, durante la estasis, no habrá identidad, ni historia, ni cualquier otra cosa más que tú mismo en tu Eternidad. Esto ha sido llamado, el Juramento y la Promesa y es cuando se vive la Resurrección. Ya os llevéis vuestro cuerpo de carne, vuestro cuerpo de Êtreté, ya estéis en las naves de la Confederación Intergaláctica, estéis en los Círculos de Fuego o estéis en tribulaciones, eso no significa más que un período de adaptación para ajustaros a vuestra libertad si es necesario.

Pregunta: ¿Es lo mismo la Ascensión que la Resurrección?

Bien amado, la Resurrección es consecutiva a la Llamada de María y a la estasis. La Resurrección contribuye a la Liberación, inmediatamente o después del período de adaptación, pero la Resurrección no es la Ascensión. La Resurrección corresponde a la actualización, a la manifestación del Juramente y la Promesa y, por tanto, al despertar a tu Eternidad y al Cara a Cara que se ha llamado “el Juicio Final”. No hay superposición o correspondencia exacta entre la llamada “Resurrección”, de la que nosotros hablamos estos días, y la “Ascensión”. Os recuerdo que se ha dicho en innumerables ocasiones que la Ascensión concierne a la Tierra, pero no a toda la humanidad. Por el contrario, la Liberación, sí concierne a toda la humanidad; haya o no haya Ascensión.

LA ASCENSIÓN

Existen varias formas de Ascensión. La Ascensión corresponde al paso de un estado dimensional a otro; la trasmutación se produce en el cuerpo de carne; desaparezca o no, no cambia nada. Porque, como sabéis, muchos hermanos y hermanas en su humanidad, necesitan, para su propia libertad, vivir en la conciencia dentro de los mundos carbonosos, pero no tendrán posibilidad de romper con el Espíritu ni de encerramiento. Allí no hay ninguna retribución, ningún karma, ningún castigo; es el libre juego de conciencia.

Aceptar ser libre es también aceptar que cada uno de vosotros, independientemente de vuestras relaciones, estéis también en vuestra propia libertad, Hay, efectivamente, un proceso colectivo, pero que no corresponde al mismo propósito con cada uno, si no es el acto de ser liberado, con Ascensión o sin ella. No hay un mecanismo denominado “Ascensión colectiva”; hay Ascensión de la Tierra y Liberación de la humanidad. Algunos, dentro de esta liberación, ascenderán en su cuerpo de Êtreté a su origen estelar, a su linaje o a su libertad absoluta de ser el Último. Otros, desearán jugar el juego de la conciencia, el juego de la carne y de la materia, porque esa es su libertad. En este último caso, no se puede hablar, propiamente, de la Ascensión, ya que permanecerán en la estructura carbonosa, en este cuerpo o en otro cuerpo, aunque nunca con ruptura o separación del Espíritu.

Pregunta: ¿Seguirán los Maestros Ascendidos, prisioneros de su ego?

Bien Amado. El Comendador y otros Ancianos, indicaron durante el año 2011 en sus inicios y en el 2010, la disolución de la Logia Negra denominada “Shamballah”, así como los Maestros ascendidos que presidían la instauración del Nuevo Orden Mundial previsto por los “chicos malos” (llamados así por el Comendador de los Ancianos). Estos seres se unieron a las puertas de la Libertad y de la Liberación -trabajando con nosotros- o serán reacondicionados en los mundos carbonosos unificados. Ya no hay ningún maestro ascendido; eso era una trampa, como os explicó el Comendador.

Se os han comunicado las leyes del alma, las leyes de este mundo, pero ninguna ley del Espíritu ni la verdad del Espíritu. Estas leyes estaban adaptadas a los mundos confinados, leyes creadas (en todos sus pormenores) por los Arcontes. Esto ya no existe ni existirá jamás. La misma denominación de Maestro ascendido, corresponde a una total falsificación, lo quieras o no, lo creas o no. Tú mismo tendrás pronto la ocasión de darte cuenta. La mayor parte de los maestros ascendidos han estado engañados, ellos mismos, por procesos de canalización que se iniciaron a comienzos de este siglo, por algunas entidades depredadoras originarias, por supuesto, de Inglaterra, allí donde está la famosa reina madre, reina de los Arcontes.

Pero todo esto es historia que desaparece. También debéis perdonar a la reina madre y tanto a los que han sido objeto de abusos como a los que os han engañado, con la misma ecuanimidad y la misma sonrisa.

Pregunta: Se dice que Sananda es el nombre de Yeshua, en la Orden de Shamballah, ¿es así?

Bien amado, Sananda, en lengua sumeria, quiere decir “maestro de la ilusión”. En cuanto a la persona que dirigía lo que se llamó “Maestros ascendidos”, Sanat kumara, te invito a ver lo que da el anagrama: “Satán”.

Recordad lo que se ha dicho estos años pasados, que el Sí podía conducir a trampas espirituales de la Ilusión Luciferina, del ego espiritual y del orgullo de querer actuar en los otros, en su espiritualidad; la espiritualidad es libre. Algunos dirían incluso, que es una estafa. Organizar las cosas, dar las leyes del alma, escribir todo lo que se ha escrito, mantiene y está destinado a mantener, el encerramiento. Durante muchos años, casi un siglo, los maestros ascendidos han preferido las influencias de la luna llena, para transmitir las energías de Saturno, abriendo el llamado el Tercer Ojo, convirtiéndolo en el sexto chakra, manteniendo la Ilusión y no permitiendo nunca la apertura del Corazón. Eso ha sido rectificado, afortunadamente.

Todo lo que no os abre el Corazón, es superfluo. El conocimiento de lo que yo vengo a deciros, es superfluo y no hace más que alejaros de la simplicidad del Corazón. Sólo la persona es complicada y cree que hay que construir historias y escenarios con maestros de alto nivel. En tanto que Arcángel, no soy ni superior ni inferior a ti; tengo el mismo corazón que el tuyo, porque somos Uno. No existe ninguna jerarquía, si no son las jerarquías estructurantes al nivel de los mundos más altos, es decir, los instaladores de los mundos de la Ley del Uno. Aparte de eso, no puede haber ningún tipo de Jerarquía que sería una violación de la libertad. Existen Cónclaves, Asambleas, que operan en la conciencia unificada como fue el caso en la Intratierra, el caso con los Ancianos o las Estrellas, pero nadie es superior o inferior a otro.

Pregunta. ¿Puede ampliar el mito de la inmortalidad en el marco de la Resurrección?

El mito de la inmortalidad está directamente vinculado al encerramiento. Debido a lo llamado en vuestro efímero: “nacimiento y muerte”, se necesita construir y preservarse a través de la descendencia, a través de la realización de una obra en este mundo: hacer niños, realizarse en la vida, realizarse en la profesión, encontrar la alegría, encontrar el bienestar Eso, en ningún caso permite encontrar la Verdad, pues no es más que un sustituto de la Verdad. El mito de la inmortalidad está ideado por el sistema de control del mental humano y por el mismo mental humano, haciéndolo vivir proyectando, bien en una reencarnación, bien en una evolución, bien en una mejora, bien en una perpetuación, pero todo eso no tiene ningún sentido para el Espíritu. Cambia de punto de vista, entonces eso te aparecerá claramente.

Evidentemente, no se trata de concebirlo, de creerlo, sino hacer la experiencia y vivirlo. Sin eso, no sirve de nada y queda en los dominios de lo especulativo, de las creencias y de las suposiciones. Ninguna creencia, ninguna suposición te conducirá a lo que eres en Eternidad. Es justamente el momento en que eso desaparezca, cuando no hay más creencias de lo que sea o de quien sea, cuando se vive el despojarse y la Resurrección; liberando y sacrificando lo que se ha denominado el “Sí”. Por el Sí, en este mundo, aunque haya sido vivido por innumerables místicos, está siempre coloreado por la cultura, por la experiencia.

Así que, si tomamos el ejemplo de un Melchizedech que se expresaba a vosotros y a los Ancianos y había vivido en India, tenía evidentemente una coloración vinculada a la cultura. Si tomamos un santo occidental, que no conoce nada de la India, viviendo la misma Liberación, la cultura va a colorear de palabras y actitudes que no tienen nada que ver con las anteriores. Hay, por tanto, diferencias -tratándose de la misma realidad- entre el llamado Sri Aurobindo y el llamado Padre Pío. El discurso, la cultura, no tiene nada que ver la una con la otra y, sin embargo, era el mismo Amor disfrazado por la cultura, por la experiencia, pero el fundamento, la base, la roca como he dicho, era siempre el Amor incondicional y el Amor de la Verdad -y sobre todo la experiencia y no la adhesión a una cultura u otra. Por otra parte, me parece que las Estrellas os han explicado su camino de viva voz, tanto las hermanas orientales, como las hermanas occidentales o las que pertenecían a los pueblos primitivos; no hay ninguna diferencia.

Pregunta. Usted ha dicho que el “Cara a Cara” o Juicio final, orientará nuestro destino. ¿Eso estará en función de nuestro posicionamiento en ese momento o de lo que se ha vivido a lo largo de nuestra vida?

Bien amado, la “Asignación Vibral” ha terminado desde hace un año. Todo lo que experimentas y vives, es exactamente lo que vas a vivir. Por supuesto, siempre os hemos dicho que, en el momento de la Llamada de María, tendréis las “últimas Gracias”; esto sigue siendo válido. Pero diría que la mayoría de las conciencias, estáis hoy frente a vuestro destino que es vuestra elección y vuestra libertad. La expresión “Juicio final”, se está empleado a propósito y haciendo referencia al Apocalipsis de San Juan, tanto en su aspecto vibral como literal. Nada más y nada menos. Hace que te juzgues a ti mismo, y no es lo mismo juzgarse desde la persona, que, desde el Amor, porque el Amor no juzga nunca; el Amor nos hace libres y no puede, en ningún caso, impedir tu libertad de elección.

Tanto en el “Juicio Final”, como en la Resurrección, en relación con la pregunta precedente, recordad que nada de lo que es perecedero en este mundo, puede convertirse en Eterno. Eso lo vivís desde hace miles de años o decenas de miles de años por muchos de vosotros. Incuso en los mundos carbonosos libres, en otra escala de tiempo, los cuerpos son perecederos porque hay fricción, hay frotamiento, hay desgaste, aunque haya libertad. Sólo el cuerpo de Êtreté es eterno, al no depender del alma sino únicamente del Espíritu o de la conciencia.

Pregunta: Nuestro cuerpo de Êtreté, ¿evoluciona?

Bien amado. La palabra evolución no es, de hecho, correcta, porque decir “evolución” es decir “progresión”. El cuerpo de Êtreté es perfección; siendo perfecto no tiene que evolucionar. Es mutable en cualquier forma posible y según la vibración de una dimensión dada. Por tanto, es mutable, siendo eterna. Lo que está lejos de ser el caso, os recuerdo, de vuestro cuerpo de carne.

Pregunta: Nuestro cuerpo de Êtreté, ¿depende de nuestra “Asignación Vibral” después de la estasis?

No estoy seguro de haber entendido. El cuerpo de Êtreté es estrictamente el mismo para toda conciencia. Él se adapta simplemente a la vibración del Espíritu en el plano dimensional explorado o experimentado. No hay ninguna diferencia entre el cuerpo de Êtreté de un Arcángel, de un Arconte o de un Maestro genetista de Sirius. Es exactamente el mismo, aunque haya especificidades en función de la dimensión. De los orígenes estelares y de los linajes estelares. Por tanto, no entiendo esta pregunta.

Pregunta: Gracias, ha respondido a mi pregunta.

Así es el Verbo.

Bien amados, ante la intensidad de mi Presencia en estas dos intervenciones, tal vez es hora de liberaros. Permitidme presentar todo mi Amor y mi radiación. Bienvenidos a la Resurrección y a la Eternidad. Adiós


-María. LINK
Teresa. LINK
- Uriel. (en proceso)
- OMA 1. (en proceso)
- OMA Preguntas y respuestas. (en proceso)
- Anaël 1.LINK
- Anaël Preguntas y respuestas.
- Metatrón. (en proceso)
- Ma Ananda Moyi. (en proceso)
- Sri Aurobindo. (en proceso)
- La Fuente. (en proceso)
- OMA Final. (en proceso)
- El Último. (en proceso) 
Visto en:http://hallegadolaluz2.blogspot.com.es/
http://noarosauniversoespiritual.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...