viernes, 16 de diciembre de 2016

ERIANE Noviembre 2016


 Soy Eriane, Reina de los elfos del pueblo de Eridan. Hermanos humanos, prometí volver para responder a vuestras preguntas. No había previsto venir hoy, pero vuestro requerimiento, me ha obligado a hacerlo, con placer. No tengo nada especial que anunciaros, relativo a vuestra Ascensión, pero sí algo que quizá pueda alegraros y es que, en nuestros pueblos, donde moramos, estamos listos para acogeros a algunos de vosotros, cuando llegue el momento, y nos alegra que seáis cada vez más, en cualquier parte de la Tierra, los que nos encontráis, nos conocéis y habláis con nosotros con el corazón. 

Os trasmito todo mi Amor, así como todos los de mi pueblo y los demás pueblos élficos. Escucho pues, con alegría, lo que tenéis que preguntarme, esperando poder aportar claridad y respuestas que os satisfagan. Entonces, os escucho. 


Pregunta: Las líneas élficas entre dos pueblos, ¿están en línea recta?, ¿qué amplitud tienen?

Bien amado, querido ser humano, las líneas que conectan, como sabéis, nuestros pueblos, son como todas las redes cristalinas o telúricas de la Tierra, sea cual sea su naturaleza; son rectas, no conocen la curva. Como mucho pueden tener en su intersección con otra línea trazada desde otro pueblo, lo que pueda parecer una curva, pero en realidad, las líneas élficas que podéis observar por sentirlo o por el aspecto de la vegetación en esas líneas, siguen siempre la línea recta. En cuanto a su tamaño, son muy variables. La longitud está, lógicamente, en función de la distancia entre los pueblos y, por otra parte, su anchura es más o menos la mitad de un cuerpo del elfo, es decir, de un metro a un metro veinte. Otra pregunta. 


Pregunta: Cuando nos encontramos sobre una línea, ¿cómo saber en qué dirección continúa? 

Siempre hay dos direcciones, no hay solo flujo de energía (o vibral en este caso) que vaya de un pueblo a otro, de un punto A, a un punto B, sino que va también del punto B, al punto A. No hay ningún sentido direccional. La energía y la Luz, específicamente en nuestras líneas, operan libremente tanto en la superficie del suelo, como en el aire, e incluso ahora, al nivel de la capa ionosférica. Son estructuras de resonancia, de circulación de la Luz privilegiada, pero esta circulación no es unidireccional. No puedo responder de manera más precisa a eso. 

Pregunta:  Quizá, la pregunta era para saber si la línea va hacia el norte o hacia el oeste.

Eso depende simplemente de la orientación y de la ubicación de nuestros pueblos y no de las orientaciones magnéticas, como por ejemplo ciertas líneas telúricas que conocéis. No hay flujo direccional; el flujo es omnidireccional. Os he dicho que va de un pueblo a otro y del otro al primero, pero van también en el cielo. Simplemente la observación de la naturaleza, os permitirá ver esas líneas, percibirlas o sentirlas, pero van también por el suelo y a varios metros del suelo. Por otra parte, podréis palparlo, cuando los veáis o sintáis y comprobaréis que no hay ninguna dirección, tanto si colocáis vuestra mano en el suelo o en el aire, hacia la izquierda o hacia la derecha, la sensación es la misma. ¿Tenéis más preguntas? 


Pregunta: ¿Qué cantidad de agua se puede verter en un litro de agua de fuente, para trasmitir las mismas virtudes?

No hay ni cantidad máxima ni mínima. La difusión de la Luz y del agua de nuestra ceremonia se hace desde una sola molécula. Por supuesto hay diluciones límite, pero mientras se mantenga lo que podríamos llamar el agua-madre, unas gotas bastan para reproducirse, en el interior de una botella de uno o dos litros. 


Pregunta: El agua impregnada por las energías de la Luna Nueva, ¿puede duplicarse hasta el infinito?

Puede duplicarse mucho. A razón de una cucharadita por litro de agua, os da una fuente de agua reproducible para varias veces, pero no hasta el infinito. Otra pregunta. 


Pregunta: ¿Se pueden utilizar las hojas caídas al suelo o hace falta cogerlas frescas, directamente del árbol?

Como sabéis, la llamada energía vital de la hoja de un árbol, permanece en la misma después de su caída, pero de forma limitada. Es obvio que, si tienes ocasión de coger la hoja del árbol, será portadora de más vitalidad que si ya ha caído. Si tenéis la oportunidad de cogerlas en primavera, os recomiendo coger las ramitas jóvenes que salen; son las más cargadas de energía vital y pueden alquimizarse más fácilmente con el agua de los elfos para colocarla en vuestro cuerpo. Por el contrario, una hoja muerta, desvitalizada que ha cambiado de color, no representa ya ningún recurso o efecto. Por el contrario, las hojas de las plantas que acaban justamente de caer o que recogéis antes de su caída directamente del árbol, tienen más efecto.

La hoja del árbol, sea cual sea, llevará también la impresión de los elementos. La hoja de primavera, el brote joven, la hoja joven está cargada de informaciones y de vida. La energía, en verano, es más superficial. En otoño, ella se recoge. Ocurre lo mismo en las hojas, en cuanto a su energía vital, su información y sus efectos. Puedes continuar. 


Pregunta: Una hoja impregnada de agua, ¿puede ser utilizada varias veces?

Dependiendo de lo que acabo de decir, claro que podéis utilizarla varias veces, pero en general no debe superar una semana, incluso sobre una hoja fresca de primavera, porque después, la vitalidad de esa hoja marchita, la información, se borra y representa muy poco interés incluso con el agua añadida de nuestras ceremonias. 


Pregunta:  Las hojas de los árboles que no sean de nogal o de abedul, ¿pueden ser posicionadas sobre el corazón?

No recuerdo haber dicho que tuvieran que ser esas hojas y esa agua específicamente, para posicionarlas en el corazón. La acción, en ese momento, será mucho más profunda sobre vuestro corazón, pero no es el caso en la terapia; de todos modos, será preferible aplicar la hoja directamente en la zona de la piel donde existe el dolor. La acción sobre el corazón es muy diferente, es una acción sobre la conciencia, ante todo, en relación con las virtudes de ciertos árboles, de las que he hablado la última vez. Os dije que no podía enumerar la lista de todas las hojas, aunque sólo sea porque somos tributarios de las hojas que se encuentras en nuestro entorno.

Por supuesto, intercambiamos con los otros pueblos élficos que viven en territorios que no cuentan con las mismas plantas, lo mismos árboles y, a veces, nos reunimos para intercambiar algunas hojas. Pero no tengo conocimiento suficiente, excepto las de mi medio. Ahora, debo distinguir las virtudes, de las que os he hablado, de ciertas hojas y de nuestra agua, colocadas efectivamente, sobre vuestro corazón. Es para diferenciar el aspecto que se va a tratar con esas hojas, pero sería demasiado amplio para explicarlo ahora. Lo importante para vosotros en este período es considerar el aspecto de vuestro corazón y de vuestra conciencia.

La hoja puede ser colocada, empapada del agua de los elfos, en cualquier parte de vuestro cuerpo, pero el efecto en ese momento será sobre el desequilibrio que se presenta en la zona donde aplicáis la hoja o en la zona donde tenéis los síntomas. En cuanto a la colocación en el centro del corazón, eso corresponde, como he explicado, a una acción sobre la conciencia. Pero podéis imaginarlo, por ejemplo, si tenéis un fallo de fuerza en una articulación o en un órgano, colocad la hoja de roble o encina del órgano y no sobre el corazón.

Ya os di en mi última visita, lo esencial de las funciones que podían seros útiles con las hojas de diversos árboles, para actuar durante el período que vivís ahora. Otra pregunta. 


Pregunta: ¿Puede hablarnos de los árboles que corresponden a cada Estrella?

No tengo ese conocimiento. Necesitaría apoyarme en el estudio de las Estrellas que están también presentes en nosotros. Nosotros a nuestro nivel, no tenemos que ampliar o mejorar ninguna Estrella de nuestra cabeza, sólo utilizamos las hojas en esta función. Pero, evidentemente debe existir una correspondencia; incluso existe una correspondencia entre los árboles y los signos astrológicos. De la misma forma existe una correspondencia entre ciertos árboles y las Estrellas. Pero dudo mucho que la acción a ese nivel se desarrolle, digamos, con lo que os puedan aportar los cristales o con las esencias de las plantas.

Lo que caracteriza al árbol, sea el que sea, es su solidez y, de alguna manera, su perennidad, en relación con otras plantas. No puedo dar más indicaciones en cuanto a mis conocimientos, puesto que como he dicho, no necesitamos más que aplicar el agua y las hojas de los árboles sobre nuestras Estrellas, las utilizamos en caso de lesiones que nos puedan ocurrir. Sabéis que, en nuestra dimensión, no tenemos necesidad de terapia, propiamente hablando; todo se restaura automáticamente por la Luz, pero a veces, nos es posible acelerar el proceso de curación-Luz por lo que procedemos como os he comunicado. Pero podemos fortalecer o ampliar cualquier función relacionada con lo que somos para corregir anomalías temporales, vinculadas a menudo, no a enfermedades que no existen en nosotros, sino lesiones especialmente con nuestros niños, aunque esas heridas curen de todas formas en un tiempo muy corto.

Pero a veces, podemos aliviar también, si aparece un dolor, algo muy raro en nuestro pueblo. Por tanto, no puedo entrar más en las plantas y los árboles, porque entonces encontraríamos plantas de difícil acceso, ya que vosotros aludís a árboles que no solamente son árboles maestros sino árboles específicos de ciertas regiones, por ejemplo: ”baobad”, que no es muy común en el lugar donde estamos. De la misma forma, tenéis inmensos pinos que tienen diferentes nombres, que son árboles majestuosos. En ellos no hay hoja sino agujas; entonces pueden tener una acción que es de hecho la estructura del árbol por su lado gigantesco y su lado exótico, es decir, aislado y no en entorno de bosque, especialmente para el baobab u otros árboles no existentes como teca, en nuestras latitudes. Puedes continuar. 


Pregunta: ¿Puede hablarnos del castaño de Indias, del castaño, del fresno y del plátano?

Respondiendo a vuestras preguntas de hoy, no se trata de sobrecargar vuestro ser de conocimientos. Estás como sabéis, en tiempos muy reducidos donde lo importante es vuestra conciencia. Por supuesto que esos árboles son de prestigio en su acción terapéutica, pero os aseguro que vosotros tenéis otros medios mucho más eficaces. De lo que os puedo hablar y de lo que ya os he hablado en nuestro primer encuentro, aunque no os hayan informado, corresponde efectivamente… por ejemplo, yo hablé de la hoja de higuera y de otros árboles que cité la última vez, pero hoy, vuestra situación no permite que os dé esa materia porque para vosotros sería hoy, muy limitado ante lo que se desarrolla en la Tierra, ante el Fuego Ígneo, ante el Fuego Vibral.

No olvidéis que estáis también, en relación con el Fuego Vibral, independientemente de lo que se desarrolla desde hace muchos meses, y este puede llamar a la curación de la Luz, de manera natural y espontánea. Así que no os daré otras enseñanzas sobre árboles, a menos que lo decida de nuevo nuestro pueblo élfico, por razones que escapan de nosotros, en momentos posteriores, el año próximo. Pero por el momento y hasta finales de año de esta revolución solar, no hay ningún interés en comunicaros ese tipo de información cuando tenéis cosas mucho más importantes que vivir y mucho más importantes que ser.

Así que, por supuesto, los árboles que han sido aludidos, forman parte de la farmacopea élfica, pero como os he dicho, nosotros no estamos afectados por el principio de la enfermedad, sólo existe lo que conocéis como accidentes. Incluso la vejez, no nos afecta; crecemos desde la infancia hasta la edad adulta y un día dejamos este cuerpo por otro cuerpo y otra familia, pero no estamos afectados, como vosotros, por los procesos de envejecimiento, los procesos degenerativos o cualquier tipo de enfermedad. Nuestras emociones son libres, no afectan al cuerpo como a vosotros en vuestro confinamiento. Nuestro mental nunca pueda atentar contra nuestro cuerpo; somos libres, aunque compartamos ciertos espacios comunes.

Entonces, permitidme que no os sobrecargue con esos conocimientos, de momento. Si la ocasión se presenta, un poco más adelante, os los daré y trataré con precisión de unos 60 árboles comunes, diferentes en su función; árboles comunes y frondosos frecuentes en nuestras latitudes. Los árboles exóticos, efectivamente, no presentan más que un poco de interés para vosotros porque no sé cómo podría conseguir hojas frescas de otro continente.

Os hablé, durante mi última visita, de las hojas de los árboles más importantes para fortaleceros en vuestra Eternidad y también para perdonaros a vosotros mismos. Los árboles que elegimos daros a conocer, en cuanto a sus hojas, son los más importantes para vosotros hoy, incluso para vuestra persona. Pero, por supuesto que existe, como os vuelvo a decir, una variedad de árboles que tienen funciones, por ejemplo, en los llamados genios de los órganos, pero nos llevaría demasiado lejos esa forma de conocimiento. Creo que vosotros tenéis suficientes elementos a vuestra disposición en todos los ámbitos de la terapia, para ayudaros. Lo que se os explicó la última vez, representa una ayuda muy valiosa y no estoy segura que incluso las hojas que tienen efectos terapéuticos sean mejores que los medios habituales que tenéis. En cambio, el efecto sobre la conciencia, sí va a ser mucho más directo y más visible. 


Pregunta: Usted ha precisado que esas enseñanzas estaban destinadas al período presente…

Efectivamente 


Pregunta:  Pero también para los momentos futuros. ¿Puede hablarnos del período de los 132 días?

Creo que, en este momento, para aquellos que tenéis los pies en la tierra en vuestro cuerpo de carne, habrá otros mecanismos en acción. No creo que tengáis la ocasión, ni siquiera el pensamiento, los que os encontráis en esta situación, de ocuparos de eso sobre todo cuando ni nosotros mismos sabemos el momento de la aparición del gemelo del Sol, ni de saber si nuestras ceremonias estarán siempre en funcionamiento. Ciertamente, habrá un tiempo especial, no de estasis para nosotros, sino de intenso trabajo con vosotros por vuestra venida a nuestros lugares de pre-agrupamiento y no tendremos otras cosas que hacer que ocuparnos de eso.

Si tenéis la oportunidad de tener nuestra agua, incluso sin las hojas de los árboles, es un regalo inestimable que tenéis hecho, tanto más, que esta agua en esos momentos, aunque la hayáis recogido antes, se encontrará informada de la Llamada de María. Así que nosotros no podemos deciros exactamente lo que se producirá sobre nuestra agua, pero sobre vosotros es evidente: ella ampliará el efecto Luz del agua. Nosotros no necesitamos ese efecto, pero sabemos que nuestra agua, allí de donde sale de nuestros pueblos, según cada pueblo será diferente. No dudéis en compartir esa agua si la tenéis. Recordad, una cucharadita, unas gotas, no mucho más, son suficientes. No hay dilución de ninguna sustancia, simplemente la difusión de información de la misma naturaleza del agua, por la naturaleza misma de nuestras ceremonias y de nuestros pueblos que están atravesados por esas aguas, a menudo de manera subterránea. 


Pregunta:  Relativo a vuestra forma de vida, la música, ¿forma parte de vuestras ocupaciones? Y si es “sí”, ¿qué instrumentos?

No voy a tener la oportunidad de dar demasiados detalles sobre nuestra organización, pero en relación a la música, sí puedo responder. Los instrumentos que nosotros utilizamos no tienen nada que ver con los vuestros, aunque algunos pueden tener aspectos parecidos, en particular los de viento y cuerda. La madera, por supuesto, está omnipresente. Algunos de vuestros instrumentos que hemos tenido la ocasión de escuchar con gran alegría, cuando habéis venido para nuestras ceremonias hace algunos meses, se parecían extrañamente, a los sonidos que son emitidos por nuestro instrumento principal. Yo no conocía el nombre de vuestro instrumento, pero emite sonidos y sonoridades que se parecen a lo que nosotros creamos con nuestros instrumentos, pero también con nuestra laringe.

Por otra parte, la música está presente por todas partes. Vosotros no la percibís todavía, pero un árbol canta permanentemente, una flor canta permanentemente, pero vosotros no estáis todavía abiertos a ese género de frecuencias, aunque algunos de vosotros, ciertamente muy pocos, han llegado a comunicar y a intercambiar realmente con un árbol por telepatía. Los Árboles maestros son de hecho capaces de hacer eso y daros instrucciones. En cuanto a nosotros, oímos como música, ante todo, la de nuestro entorno que nosotros completamos con nuestras laringes y con esos instrumentos especiales. No os serviría de nada describirlos si eso no es más que para satisfacer una curiosidad. Sabéis que el tiempo no es ya para la curiosidad.

Incluso yo, hace más de un año, he tratado de dar todas estas informaciones a ciertos canales porque pensaba que eso podía ser interesante y estimular su curiosidad para encontrarnos. Pero hoy, sois tantos los que nos encontráis de muchas formas, que eso no es indispensable.

Durante los primeros contactos que hemos establecido con los seres humanos a gran escala, nuestros mensajeros son elfos (que son muy curiosos también) se acercaron a algunos hogares para ver lo que antes no se veía, cómo vivís. Y así, todos nos quedamos sorprendido que se mire a través de las cajas de la vida; no lo entendemos. Del mismo modo, vemos que al calentaros quemáis gran cantidad de madera. Ciertamente no vamos a criticar, pero nos preguntamos la cuestión de la forma en que esos árboles son tratados, porque están sufriendo. Tuvimos la oportunidad de escuchar la madera gritando cuando un árbol es cortado, pero también cuando se quema. Así que ya veis que lo que es inofensivo para las personas, para nosotros es algo terrible.

Pero no os llevaría a nada finalmente deciros eso, lo que hemos sabido acerca de vuestros hogares a través de nuestros mensajeros elfos o incluso hablar de lo que he tratado o de lo que se ha dicho en algunos canales sobre nuestras ceremonias nupciales, como sobre nuestras relaciones o la arquitectura de nuestros pueblos. Pero hoy se me ha pedido que me restringiera en esos temas porque eso sólo es curiosidad que en el momento actual es muy secundaria y anexa.

Lo que os expresé la última vez en relación a esas hojas precisas, era importante justamente para este período, entonces no entraremos en los detalles, salvo de manera individual si algunos de vosotros estáis interesados. Vosotros sabéis que nuestros modos de percepción, los unos en relación con los otros, se afinan cada vez más. Muchos nos veis y algunos nos oís en otros lugares y en otros países. Eso es ya muy alentador y el objetivo, comprendedme, no es tanto contar todo sobre nuestras vidas, lo mismo que nosotros no vamos a conocer los aspectos de vuestra vida. Lo que nos importa, como siempre, es simplemente lo que emana de vosotros, de vuestro corazón. Es en eso en lo que se fundamentan nuestros intercambios, nuestras comunicaciones, nuestras relaciones.

Pero, para algunos de vosotros, tendréis la ocasión por vosotros mismos, de verificar nuestros modos de vida. Seréis acogidos como acogemos a todo viajero de cualquier dimensión que viene, con honor y con una gran fiesta donde la música es la reina, donde la expresión de nuestros trajes de Luz, se convierten en… ¿cómo decís?, muy tornasolados, muy irisados. Sin embargo, describirlo no sirve de nada, sino vivirlo. Si tenéis la ocasión de vivirlo o lo habéis vivido, es algo maravilloso, como para nosotros eso fue maravilloso durante nuestros primeros contactos cuando habéis venido a nuestras ceremonias en grupo o solos. Eso nos calienta todavía más el corazón al ver a nuestros hermanos humanas salir de su letargo y de su olvido. Sabéis que hay muy pocos países en la Tierra, países humanos, donde nosotros somos reconocidos y aceptados. Pero ahora las cosas están cambiando con rapidez, sobre todo en los procesos que vivís y su finalización. ¿Hay otras preguntas? 


Pregunta:  Cuando llega el invierno y la savia de un árbol vuelve a la tierra, ¿percibe el árbol algo de su parte externa en la tierra?

Él percibe todas sus partes. Las raíces de los árboles hablan también. Cuando digo que hablan, es que su tono es mucho más grave que los sonidos que tenemos con nuestros instrumentos, con nuestra laringe. Los árboles se comunican entre ellos, lo sabéis, ya sea directamente por las fuerzas etéricas, como por sus raíces. Si tenéis la oportunidad de observar una noche, cuando la luna está creciendo, justo después de la luna nueva, y miráis encima de los árboles veréis lo etérico de ese árbol. Y si os comunicáis con el árbol, simplemente enviándole amor, veréis que ese árbol emite extensiones de Luz alrededor de él, poco a poco, sobre todos los árboles que están allí para comunicarles lo que le habéis comunicado vosotros.

Los árboles no paran nunca su canto. Por supuesto, el canto de invierno no es el canto de primavera; el movimiento de la savia no es el mismo, como se ha dicho. Y en el mismo invierno en pleno corazón del invierno, los árboles se expresan. Ya veis algunos de vosotros que no soportáis comer ciertos alimentos por los sufrimientos de los animales, pero os aseguro que el sufrimiento emitido por un árbol, no puede ser menos intenso que el sufrimiento emitido por un animal.

Vuestros hermanos humanos de América del Norte, los indígenas, los pueblos originarios, practican de forma especial la tala de un árbol sólo para evitar la acumulación de sufrimiento, de la misma manera que la sangre de un animal que se sacrifica en vuestras fábricas, realmente genera cantidad de venenos, lo que no es el caso cuando el animal muere, incluso por un cazador. Está sorprendido y no tiene tiempo de sufrir, lo que no es el caso de vuestros animales domésticos o de los animales que os coméis. Y el sufrimiento que existe en los árboles en este mismo caso, si no te afecta, aunque no sea perceptible por ti, es para nosotros el equivalente de los que algunos de vosotros llamáis “sentir el dolor animal”. Pero así es la vida en vuestro mundo. ¿Tienes otra pregunta?

No hay más preguntas; queda un testimonio y si lo desea, podemos pasar a las preguntas orales. Escuchemos primero ese testimonio. 


Pregunta:  Tengo una profunda gratitud hacia los pueblos élficos y me siento conectada a vosotros desde hace tanto tiempo que me siento feliz en estos tiempos en que os desveláis.

Me permito interrumpir dos minutos, No somos nosotros los que nos desvelamos, sois vosotros los que os desveláis. Nosotros no tenemos nada que ocultar. Continúa. 


Pregunta:  ¡Qué alegría encontraros! Os amo. Gracias igualmente a las hadas y a los dragones con los que me siento cercana. 

Y yo te agradezco este testimonio; es muy emocionante. No tengo nada que añadir. Y expreso también mi gratitud por haberos atrevido, pueblo humano, a acercaros a nosotros. Por supuesto, algunos de vosotros, como le digo a esta hermana humana, tienen una afinidad especial con los pueblos élficos, por sus características, por el poder en ellos del elemento “Aire”, por el lado creativo. Pero nosotros os acogemos indistintamente, aunque no tengáis nada que ver con los elfos o tengáis que ver, en el pasado o en el futuro sea el que sea. Estamos abiertos a toda la humanidad sin ninguna restricción porque precisamente los velos que os aíslan, no están ya o, en todo caso, son muy débiles. Eso permite comunicar, que no es lo mismo desvelarnos; nosotros siempre hemos estado ahí, sois vosotros los que os abrís a lo invisible para vosotros, a lo desconocido.

En nuestras relaciones, además, os lo hemos dicho, ya sea con nosotros o con nuestros hermanos dragones, a los que vienen ahora a visitarnos regularmente, que las barreras están abolidas. No tendréis dificultad, aunque vayáis más lejos, si seguí las líneas de Luz, trazadas entre los pueblos.

Descubriréis en ese momento una fusión de vida en un sistema solar que como se ha dicho, ha estado encerrado desde tiempos inmemoriales, para nosotros de todos modos. Vosotros os encontraréis realmente, de alguna manera, incluso sin afinidad especial, con una cierta armonía con nosotros porque está inscrito, como dices, en los genes, creo. De hecho, estamos aquí para ayudaros a desvelar todo. Desde que vuestro corazón viene a nosotros, sin pensarlo, sin restricciones y sin temor, todo es posible. Algunos de vosotros, no en el lugar de Eridan sino en otros lugares más cálidos, tal vez, en otros continentes, llegan a instalarse cerca de nuestros pueblos de manera muy básica, durmiendo en refugios de lona, simplemente para estar con nosotros. Y nosotros, en ese momento establecemos una relación cada vez más privilegiada y más armoniosa con esos hermanos y hermanas humanos que se han atrevido a instalarse con nosotros.

Pero, por supuesto, no esperéis encontrar vuestra caja de imágenes, lugares donde quemar los árboles, ni incluso lo que llamáis “alimento”, aunque es cierto que en nuestros lugares la comida rápidamente se convierte en superflua, incluso para un organismo como el vuestro. Os encontráis en un lugar donde la Luz Vibral es un vórtice y allí estáis nutridos por la Luz directamente y ya no metiendo algo por la boca. Mirad, voy a daros un ejemplo, aunque rompa con lo que había dicho hace unos minutos -que no era necesario hablar de nuestras costumbres de vida- pero voy a daros un elemento que os permitirá comprender algunas cosas.

Evidentemente nosotros no comemos; nos nutrimos de la Luz, pero no utilizamos nuestra boca. Además, los que han tenido la ocasión de ver nuestros dientes, se han dado cuenta que estaban más o menos acentuados como los que llamáis “carnívoros”, pero nosotros no desgarramos ningún alimento, ninguna carne. Sin embargo, podemos llegar a pedir a un árbol que nos proporcione una rama, que cortamos con nuestros dientes, para nuestros instrumentos especialmente. Estas ramas no se pueden cortar físicamente con nuestras manos, pero los dientes tienen esta característica de penetrar la materia sin ningún problema. Mirad, no nos alimentan, no nos dan la vida, sino al contrario, los exaltamos porque elegimos la madera de los instrumentos en función del canto que emite el árbol y cada rama emite un sonido diferente según su longitud, según su grosor, vemos eso y lo oímos claramente.

Entonces, pedimos a veces a los árboles que nos leguen una rama para que continúe viviendo su música y también la música que nosotros insuflemos. Este es un ejemplo que puede inducir a error porque imagináis que no hay más barreras entre nosotros y al encontrar a un elfo sonriendo con todos los dientes, puede que os sorprendáis. Pero bueno, esa es nuestra conformación que está adaptada a nuestro entorno, a nuestra vida y a lo que somos. Detengo aquí los ejemplos y sin ellos tenemos mucho tiempo para contaros lo que desearía deciros pero que sólo alegraría el corazón y no permitiría necesariamente avanzar hacia vuestra verdad. Así que me limito a eso. 


Pregunta:  ¿Bebe agua?, ¿lo mismo que nosotros o algo más sutil?

Nosotros no tenemos necesidad de comer, como he dicho, pero tenemos ceremonias a las que habéis asistido, en las que efectivamente nosotros servimos esta agua por vía externa o por vía interna, no con el propósito de poner fin a la sed, sino por el placer del corazón. Nosotros degustamos el agua, no la bebemos como vosotros por necesidad, sino simplemente por placer de comunión con esa agua, con nuestros ancestros también; el agua, como sabéis, es un médium.

De la misma forma, me parece que tal vez habéis tenido la oportunidad de conocer los escritos sobre intratarrestres que no tienen, ellos tampoco, necesidad de comer y que mantienen una ceremonia semanal donde hay una forma de alimento que es un ritual de comunión simplemente, que no es necesidad sino un medio de comulgar. Nosotros hacemos eso con el agua.

El pueblo de los elfos, sabéis que adora las ceremonias, adora la música, adora reír e intercambiar. Me detengo aquí, si no, iría demasiado lejos. ¿Hay otra pregunta? 


Pregunta:  Si se utiliza vuestra agua poniendo tres gotas bajo la lengua, ¿hay que poner una intención para que el agua actúe sobre la conciencia o sobre una parte del cuerpo?

No; simplemente dejar hacer lo que está en el agua. La intención está dada. Por ejemplo, sí lo he dicho, en el caso de aplicación de las hojas, pero si se trata del agua de la ceremonia, no tenéis necesidad de emitir la intención. Generalmente ella sabrá qué hacer y no es necesariamente lo que habéis pensado. 


Pregunta:  Las personas que van a los lugares de reagrupamientos élficos, ¿son esencialmente las que hoy son sensibles a su presencia? 

No lo creo. Es simplemente una cuestión de urgencia y proximidad. Nosotros no somos lugares de agrupamientos sino lugares de pre-agrupamientos, es decir, que somos de alguna manera, estaciones de tránsito, si preferís. Además, no creo que después de la resurrección, aunque vuestra conexión con nosotros sea muy fuerte, sea quedaros con nosotros en ese primer tiempo hasta el asa-planeta. Después, las cosas serán diferentes, pero antes no, tendréis también, otras cosas que hacer.

Hay una razón de proximidad. Si, por ejemplo…, voy a hablar con parábola porque no tengo derecho a hablar, pero no es grave. Si, por ejemplo, venís por vosotros mismos o por otro medio de transporte a nuestros lugares (por supuesto, os he dicho que es un lugar de tránsito, pero el tránsito puede durar algunas de vuestras jornadas y de nuestras jornadas), en ese momento, nosotros estableceremos por supuesto, un contacto mucho más íntimo y fuerte, porque eso será generalmente después de la Resurrección en los momentos siguientes a vuestro retorno de la estasis. Algunos de vosotros vendréis a nuestros lugares, por diversas vías, para poneros al abrigo de ciertos peligros que no vais a vivir. En esos momentos, incluso aquellos que no han pensado nunca en nosotros, se sorprenderán al despertar y ver cómo de forma telepática, intercambian con nosotros.

Nuestra lengua, de todas formas, no es una lengua élfica como podríais pensar, sino una lengua cantada, porque la vibración acompaña esas notas de música y expresa, no conceptos, sino imágenes. Es decir, que cuando nos comunicamos entre nosotros, no tenemos necesidad de vuestras palabras, necesitamos sonidos, sonoridad, música que se transforma en nosotros en imágenes y es la asociación de imágenes, colores y formas, las que crean la estructura de lo que denomináis una frase. No seguiré más tiempo en esto; es demasiado. Continuemos. 


Pregunta:  ¿Qué pasará concretamente con nuestros cuerpos cuando vayamos a su pueblo?

De momento, como he dicho, más allá de la sorpresa y de la alegría de encontraros, lo importante es realmente, la resonancia de vuestro corazón, es decir, la capacidad de abriros siempre más a lo que es invisible y desconocido -no como forma de curiosidad, sino para beneficiar los efectos. Los que habéis venido a vernos durante las ceremonias o independientemente de las ceremonias, habréis notado todos, que cuando dejáis nuestro lugar sois diferentes, aunque eso no dure. Estáis más ligeros, el corazón más ligero. La Luz se vuelve perceptible a vosotros, no sólo a través de vuestros ojos o a través de vuestros sentidos y vuestras percepciones, sino directamente sobre vuestra conciencia.

Al venir a vernos, incluso fuera de las ceremonias, incluso sin encontrarnos personalmente, es decir, simplemente estando en el límite de los pueblos allí donde se sitúan los vórtices, tenéis la capacidad de ser regenerados por la Luz y sentiros más ligeros y, sobre todo, más abiertos. Es eso lo más importante, aunque realmente nuestros lugares pueden tener virtudes terapéuticas. Pero lo esencial no es eso, es verdaderamente la apertura de vuestro corazón, ya sea con nosotros, con los dragones, con las ondinas, con las hadas o cualquier otro pueblo de la naturaleza.

Otro elemento que encontráis en nuestros vórtices además de esa ligereza y esa apertura vinculada al elemento Aire es el crecimiento, al mismo tiempo que esa apertura, de vuestra espontaneidad y de vuestra trasparencia, aunque sea temporal. Si estáis atentos, veréis que después de vuestras venidas a nuestros lugares, incluso fuera de las ceremonias, los mecanismos de sincronicidad y de fluidez se activan de manera más visible. Es normal, volváis más ligeros, menos anclados en vuestra persona, pero más anclados en el flujo de la vida de la Tierra. ¿Hay más preguntas? 


Pregunta:  ¿Hacéis rituales para aliviar el sufrimiento de los árboles masacrados en nuestros bosques con máquinas automáticas?

Los árboles son sensibles a nuestra música; ellos responden con su música. El problema no es matar un árbol, es la forma en que se mata, como para vuestros animales. El árbol es útil para vosotros como para nosotros, aunque no los matamos. Si tuviéramos que matarlos, lo haríamos sin dudarlo, pero de una forma profundamente diferente; no sirve de nada generar sufrimiento. La muerte, como la llamáis, no debe ser un sufrimiento, sea cual sea; es una liberación. Entonces, un animal que es suprimido por la muerte, no sufre; un árbol que es suprimido por su muerte como lo hacían los indígenas de América del norte, no sufre. Y, por supuesto, al utilizar así los bosques, no hablo de la calefacción, sino de vuestras casas se convierten en cada vez menos sólidas, a pesar del tratamiento que le dais, justamente por la acumulación de sufrimiento en el bosque.

Aunque no lo viváis como sufrimiento animal, es igual de real y afecta a todo. Aunque fuera suficiente con matar a un árbol para usarlo y abusar incluso, debe hacerse de manera diferente. 


Pregunta: ¿Cómo hacer cuando se debe cortar y recortar un árbol? 

Habla al árbol y dile lo que vas a hacer. Por el contrario, si debes suprimirlo, hazlo por sorpresa, agárralo, pero no emitas pensamientos sobre que lo vas a matar antes de cortarlo. Es lo que hacían los indígenas, así como nos han contado los elfos que habitan allí desde tiempos inmemoriales. E incluso en…, yo estuve allí en el Norte de Canadá, hay madereros que saben cómo cortar los árboles. Es un secreto, porque ellos no quieren pasar por extravagantes, pero también hacen una ceremonia de glorificación del árbol para apaciguarlo y, en aquel momento, no pueden tener el menor sufrimiento cuando es talado. 


Pregunta:  ¿Hay una estación privilegiada para la tala de árboles?, ¿el invierno?

El invierno o la primavera son las mejores estaciones, en el momento en que la savia está al mínimo o cuando comienza a estar al máximo, justo después de comienzo de la primavera, pero a condición de respetar el hecho de agarrar el árbol o de organizar una ceremonia antes. 


Pregunta: La luna, ¿tiene alguna importancia?

¡Oh! Creo que muchos jardineros conocen los principios de la luna en la agricultura; es lo mismo para los árboles. Hay días en que es mejor ocuparse de las raíces, días para los frutos y días para los troncos. Creo que llamáis a eso, calendario lunar. 


Pregunta: ¿Podría repetir unas palabras sobre los momentos privilegiados de reunión con ustedes en las dos últimas lunas nuevas?

¿Que ya han pasado? 


Pregunta: Las que vienen; estamos en las tres últimas lunas del año.

Las últimas lunas nuevas son siempre las más importantes, pero este año especialmente, debido además a vuestro Fuego Ígneo y a vuestra liberación. Ellas son importantes porque son las más activas, se puede decir. Las lunas nuevas son activas en la medida en que ningún rayo solar alterado puede penetrar, sino más bien recibir la radiación cósmica. Cuando la luz de la luna no se refleja en la tierra, cuando es de noche, entonces la radiación cósmica no encerrada, es profusamente accesible. En esta fase especial de final de otoño y de invierno, independientemente de la revolución solar de este ciclo solar, de este año, hay en ese momento un influjo magnético y un influjo de informaciones sin igual, en nuestra agua y en nuestras ceremonias. Es en esos momentos cuando podéis, los que tenéis la suerte de percibirnos y sentirnos, entrar más fácilmente y desvelar nuestros lugares con más facilidad.

Por otra parte, es importante porque, durante esas lunas nuevas, llega a la Tierra una radiación especial que viene a facilitar, digamos, las condiciones de vuestra Ascensión y de vuestra Liberación. Nosotros sabemos que muchos hermanos y hermanas humanos hacen meditaciones en la luna llena y es una herejía porque la Luna llena no tiene la misma virtud de la Luna nueva. La veis llena porque refleja la totalidad del Sol y por tanto os reenvía los rayos reflejados del Sol que como sabéis, aunque haya liberado vuestros cuerpos de Êtreté, no está totalmente libre. Es nuestro Sol también y cuando se vuelva libre, su tamaño será inconmensurable y su influencia sin medida, como sabéis.

Así que, los mejores impulsos de los que podéis beneficiaros, independientemente de nuestros pueblos, de nuestras ceremonias, son evidentemente, los de la Luna nueva y no de la Luna llena. Las noches de Luna llena, nosotros permanecemos con la mayor tranquilidad posible porque no queremos mezclarnos con esa radiación particular. Pero sabemos pertinentemente que vosotros glorificáis las Lunas llenas. Ciertas enseñanzas, ciertas filosofías de vida, ciertas religiones incluso, se sirven de esos ciclos lunares y eso no va en el sentido de ningún avance para vosotros.

La verdadera ceremonia de renacimiento de la primavera, se festeja en la Luna nueva del signo llamado “Tauro” y ciertamente no en la Luna llena como hacen ciertas personas vestidas de naranja o de rojo; es una herejía. Estas personas no sienten ni viven la conciencia y la energía; eso no es posible. Durante la Luna llena, la energía se manifiesta al nivel de la cabeza y únicamente en la frente, mientras que la Luna nueva, la energía va al corazón, lo sintáis o no.

Se le han atribuido muchas virtudes a la Luna. En sus fases, es incluso visible sobre los movimientos de las aguas, las mareas y en el crecimiento de las plantas, pero independientemente de este aspecto puramente vital, los efectos no son los mismos al nivel de la vitalidad de vuestra conciencia, ni mucho menos. ¿Tenéis más preguntas? 


Pregunta:  Un árbol que vive durante muchos siglos, ¿tiene una función especial?

No¸ simplemente tiene más edad. Los que son importantes son los árboles maestros. Tenéis uno magnífico en el pueblo de Eridan a la entrada sobre el vórtice que hay. Existen en todos los bosques. Por supuesto, un árbol maestro tiene cierta altura. Es en general más grande que los árboles cercanos y los otros árboles le respetan y estableces a menudo una especie de círculo alrededor de él; es muy fácil de detectar. Pero los árboles viejos no lo son necesariamente. Ellos son respetados como vuestros antepasados; nosotros los respetamos de la misma forma. Los árboles maestros son profundamente diferentes. Como os he dicho, son capaces de comunicar en vuestra lengua de forma telepática. 


Pregunta: Los árboles, ¿están habitados por faunas?

Pueden tener faunas a los alrededores, pero no en el interior de ellos. Pienso que un árbol no lo toleraría, no tiene fisiología para acoger fauna. 


Pregunta:  Los animales, ¿os perciben de la misma forma que nosotros?

No; de manera profundamente diferente. Ellos no nos huyen nunca porque saben que no corren riesgo de nada. No necesitan ser comidos o abatidos; ellos participan y viven en el mismo hábitat que nosotros. De la misma forma que nosotros intercambiamos con los árboles, intercambiamos también con los animales. Nosotros no tenemos como vosotros, animales domésticos, pero tenemos, sin embargo, nuestros animales familiares. 


Pregunta: ¿Son los pájaros?

No únicamente. Allí donde estamos en Eridan, nosotros dedicamos un culto sin falla a las ardillas. 


Pregunta:  En mi jardín, un ciruelo floreció de forma extraordinaria, me enamoré de él y al año siguiente murió. ¿Cómo pudo cambiar tan rápidamente?

En los árboles existen, por supuesto, las enfermedades que conocéis porque ellos son la interfaz y se nutren desgraciadamente de todo lo que emitís en la Tierra, Pero un árbol, incluso con perfecta salud puede decidir dejar este plano en el espacio de una estación. Ningún árbol es inmortal en su estructura física y es lo mismo para un árbol que para nosotros. Cuando el Espíritu de un árbol decide dejar su tronco, su vida no sufre a diferencia del hecho de matarlo. Pero un árbol puede morir muy rápidamente porque haya decidido instalarse en otro lugar. No entiendo la historia de amor con el árbol

Es el testimonio de una persona enamorada de este árbol 


Pregunta: Un árbol me dijo que estaba contento que lo taláramos pero que permanecería cerca de nosotros y vi su aura durante dos días. ¿es posible?

Eso es incluso constante. Cuando la forma del árbol desaparece, lo etérico del árbol permanece, de la misma forma que cuando morís, vuestro cuerpo etérico permanece cierto tiempo. De la misma forma, cuando nosotros tenemos necesidad de una rama por sus cualidades especiales y lo hacemos de acuerdo con el árbol, una vez cortada la rama queda en el árbol el fantasma de la rama cortada, es decir, la matriz etérica. Eso incluso puede subsistir en los árboles maestros, más tiempo que 48 horas o una semana. 


Pregunta: Había todavía una relación de amor entre ese cuerpo etérico y yo.

Sí, porque la conciencia del árbol está allí presente; eso no es como la forma que muere. Como cuando morís, no lo que sois. El inconveniente de cortar los árboles, como he dicho, al nivel del sufrimiento, es que ese sufrimiento se fija entonces de alguna manera en la materia, en la forma y en lo etérico del árbol, su conciencia digamos, debido a que se libera mal por el fenómeno del sufrimiento que se le ha infligido. 


Pregunta: ¿Cómo talar un árbol por sorpresa para evitar hacerlo sufrir? 

Organizando una ceremonia de ofrenda al árbol, como las ofrendas que hacéis durante las ceremonias, Las ofrendas pueden ser variadas, pueden ser flores que aceptan sacrificarse por un árbol, puede ser de tabaco (los árboles adoran el tabaco) no fumado sino las hojas del tabaco o el tabaco seco (pero no fumado). Porque el tabaco purifica al árbol y lava sus heridas. El árbol no sufre tanto cuando es talado, pero puede estar herido por enfermedades que conocéis, simplemente por las emociones de los hombres y el tabaco lo regenera, las ceremonias de ofrenda, regeneran al árbol

Desde el momento en que un árbol es reconocido como entidad, desde el momento en que hay una ceremonia que se le ofrece, se le sacrifica sin ninguna dificultad. Sea cual sea su antigüedad, sean cuales sean sus funciones, para él, ese momento del sacrificio no representa nada, mientras que el sufrimiento es algo terrible porque queda inscrito, como os he dicho, en el bosque, en la forma, pero también, en la conciencia del árbol y en el etérico. Cuando el árbol vuelve a nacer, cuando la semilla del árbol germina y llega la conciencia, lleva en el interior las heridas de lo que ha vivido y desarrolla lo que conocéis como enfermedades criptogámicas, es decir, que están vinculadas con los hongos o se convierte en objeto de infecciones por insectos, justamente por esta herida vivida anteriormente.

Y el inconveniente también, es que los árboles comunican, por vía aérea, pero también por sus raíces, y así, los árboles comparten informaciones, comparten alegrías y comparten sufrimientos. 


Pregunta: ¿Hay posibilidad de quitar el musgo que crece en los troncos de los árboles? 

No; en general el musgo está presente únicamente según la orientación al norte y, a veces, al este. Está en relación con un mecanismo que no es una agresión ni una destrucción, sino una forma de armonía o de simbiosis particular. 


Pregunta: ¿Hay sufrimiento en los árboles cuando hay terribles incendios forestales? 

Diría que, para el árbol, el elemento Fuego, incluso si pone fin a la forma, implica menos sufrimiento que el de la tala, el ser talado por un humano. Yo no he dicho nunca que no queméis madera en vuestras casas, pero el sufrimiento que se experimenta en ese momento, puede ser muy fuerte, lo que no es el caso cuando a un bosque llega un fuego natural. El árbol es de alguna manera, magnificado por el fuego como lo que os llega en este momento. 


Pregunta: Tenemos la costumbre de plantar un árbol cuando nace un niño. Si el árbol muere, ¿se sacrifica en lugar del niño? 

No estoy segura de haber entendido lo que se pregunta.

Pregunta: Al niño, ¿qué le pasa?

…Silencio…

Os digo hasta pronto en este pueblo o en otro. La bendición de todo el pueblo de Eridan os es transmitida por mí como intermediaria. Y os digo hasta muy pronto en nuestros lugares o tal vez aquí. Que el corazón guíe siempre vuestro camino, sea el que sea. Hasta pronto, hermanas y hermanos humanos. 

http://sabesquienerestu.blogspot.com.es/
http://noarosauniversoespiritual.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...