miércoles, 24 de agosto de 2016

MADRE DIVINA EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA a través de Selén Om 20 de agosto de 2016



Saludos hijos e hijas. Bendiciones y paz a todos los que escuchan mi voz, bendiciones y paz a todos los que fingen no oír mi voz, bendiciones y paz a todos los que tratan de cubrir sus oídos para no oír mi voz.

Las bendiciones que fluyen de mi corazón, fluyen para todos sin distinción. El poder curativo de estas bendiciones, como un atributo mío, tiene su poder cercenado o expandido por la aquiescencia de los que escuchan mi voz.

Me manifiesto este día en medio de ustedes para revelar el principio de la Sabiduría a través de mi rostro ancestral Isis, diosa de la Curación y de la Sabiduría. Vengo a hablarles del Principio de la Sabiduría. Uniendo la Curación a la revelación de la Sabiduría más profunda del ser.

La palabra sabiduría puede apuntar para muchas facetas de mi, pues hay sabiduría mágica de los misterios más profundos de la naturaleza, hay sabiduría del intelecto de la sabiduría, la que se puede aprender contemplando la naturaleza, leyendo los papiros y pergaminos, absorbiendo información del mundo que los rodea, hay sabiduría sin palabras y sin conceptos, la sabiduría interna que se adquiere a través de la auto-contemplación, la auto-percepción, la investigación de sí mismo y la sabiduría que se revela de manera práctica; y esta última, es el fruto y la semilla de todas estas caras de la sabiduría a las que me referí y aún otros aspectos más de la sabiduría, como la de la curación y la sabiduría de la unión mística...

La sabiduría práctica es la expresión en el plano objetivo de que el alma fue tocada por mí. En mi templo, yo me encuentro oculta por un velo. Cuando se adentran en mi templo, deben probar su valor para atravesar el velo que me oculta de ustedes. Esta prueba, hijas e hijos, no algo que tenga como objetivo apartarlos de mí como de la sabiduría, si no testear, probar sus condiciones, testear su madurez para que el brillo fulgurante de mis ojos, las llamas que arden continuamente a mis pies y en mi vientre, los vientos que circulan alrededor de mi cabeza y las aguas que brotan de mis manos no los quemen, no los ahogue, no los barra lejos, no los ciegue.

Es necesario reconocerme en ustedes. Es necesario, en primer lugar, encontrar mi templo en su templo interior y comulgar con mi presencia en su presencia. A partir de ahí, la sabiduría comienza a instalarse en el cuerpo alterando el flujo de sus pensamientos, cambiando los patrones energéticos de sus emociones, modificando el comportamiento físico, sus palabras y acciones y, a medida que esta transmutación se produce, su nivel vibratorio se eleva, a fin de sostener mi mirada luminosa, de modo que puedan unirse a mí en el fuego de mi corazón y de mi vientre, y de poder nadar en las aguas de mi océano sin fin y planear en los vientos de mi sabiduría.

Los invito a contemplar el principio de la sabiduría, no solamente las facetas más ocultas y atrayentes de la sabiduría, pero, en este día los invito a contemplar y caminar en dirección a la sabiduría práctica, la encarnación de la sabiduría en la forma.

Amados, yo soy Isis, la gran Madre, yo soy Isis, Señora de la Unión, de la curación y de la sabiduría oculta. Como gran Madre, los envuelvo en mis alas y los protejo en este camino, y para estimularlos, también permito que los vientos del desierto los fustiguen. Yo soy la naturaleza en y alrededor de ustedes, soy la voz de la sabiduría y la sabiduría misma palpitando en cada átomo. La naturaleza es mi velo y deben contemplar más allá de la naturaleza aparente para sentirme, para oír mi voz, para comulgar de mi presencia.

En estos tiempos de transformación, estos tiempos en que esta morada se transforma para expresar otros aspectos de sí misma, un poco más de su arquetipo sagrado, los invito a la contemplación del principio de la sabiduría, los invito a encarnar la sabiduría práctica como una forma de elevar su vibración y hacerse más receptivos, flexibles, adaptables al fuego de mi presencia que se expande por el planeta, elevando la tasa vibratoria de cada átomo.

La encarnación de la sabiduría práctica, hijos e hijas, no debe ser un movimiento hipócrita, no debe ser solo una tentativa, de imitar los modelos que consideren como buenos. La encarnación de la sabiduría práctica es la emanación espontánea del estado interno de comunión conmigo. Una vez más, lo digo, es preciso descubrir el templo en su corazón y descubrir la Isis velada en el templo interior. 

Como resultado de la comunión conmigo en ustedes, de forma natural y espontánea, sus pensamientos, emociones y actos empiezan a ser influenciados por este proceso y ahí, entonces, su elección es decisiva; porque pueden ofrecer resistencia a la transformación o fluir con el flujo de mi sabiduría en ustedes.

Alterar el patrón de pensamiento, de las emociones y las acciones no es necesariamente, pensar en cosas bellas, sentir, decir y hacer cosas bellas; alterar el modelo y la forma como se posesionen delante lo que sea que pase en sus pensamientos, cualquiera que sea la emoción que se manifieste en el momento, cualquiera que sea el impulso de la palabra y de la actitud. Esta actitud al alterarse, cambia naturalmente la expresión de lo que sea, y ustedes realmente pueden impactar la realidad cuando modifican su perspectiva de la realidad, cuando alteran su posición ante la realidad.

Yo los invito a la contemplación del misterio que son, los invito a la encarnación de mi presencia en ustedes. Bendiciones y paz a todas mis hijas e hijos de esta tierra, bendiciones y paz.


Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.
Mensaje canalizado por Selén- http://www.escolaluzviva.com.br/

Traducción: H. N.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...