miércoles, 29 de junio de 2016

Shambala.III ( "Donde la Voluntad de Dios es conocida")




Shambala. III

3. Empleo y Comprensión Grupales


Las palabras clave para el empleo de la energía de Shamballa: Empleo y Comprensión grupales.

Astrología Esotérica, pág.: 393


- Iniciación Grupal

El iniciado siempre ha sido un iniciado. El divino Hijo de Dios siempre fue conocido por lo que es. Un iniciado no es el resultado del proceso evolutivo sino la causa del proceso evolutivo.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 62


El trabajo que ahora realizan Shamballa y la Jerarquía en bien de la humanidad, tenderá también a desarrollar la conciencia grupal y a formar numerosos grupos que serán organismos vivientes y no organizaciones, hará posible la iniciación grupal y permitirá que ciertos aspectos de la voluntad florezcan correctamente y sin peligro.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 89


La iniciación grupal significa que los miembros del grupo se hallan debidamente orientados; están dispuestos a aceptar la disciplina, la cual los preparará para la siguiente gran expansión de conciencia, y que ninguno de ellos se desviará de su propósito (observen esa palabra en sus implicaciones shambállicas o de primer rayo), no importa lo que está sucediendo en su medio ambiente o vida personal. Deben reflexionar sobre ello si quieren lograr el progreso necesario.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 41


Abordando este tema desde otro ángulo, la polarización mental del discípulo que trata de entrar en la esfera jerárquica del trabajo está unificando el esfuerzo iniciático, que es nuevo en la historia espiritual del planeta y el primer paso que se está dando en este momento en los planos internos y sutiles para crear ciertas grandes "Crisis de Iniciación", involucrando simultáneamente a los tres centros principales planetarios, algo hasta ahora desconocido. Hasta el año 1875, la iniciación fue un proceso secuencial, así como también mayormente individual. Esto va cambiando lentamente; los grupos están siendo aceptados para la Iniciación debido a la relación reconocida Y sentida, que no es la de discípulo y Maestro (como hasta ahora), sino que está basada en la relación iniciática grupal que existe entre la Humanidad, la Jerarquía y Shamballa. Esta relación espiritual y sutilmente sentida, se está expresando hoy en el plano físico como esfuerzo mundial para establecer rectas relaciones humanas.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pág.: 309

Las Catorce Reglas para la Iniciación Grupal son Reglas o Fórmulas de Acercamiento, conciernen principalmente al aspecto vida o shambállico y la expresión del aspecto voluntad...

...conciernen al desenvolvimiento de la conciencia grupal, porque únicamente en forma grupal se puede extraer, por ahora, fuerza volitiva de Shamballa...sólo el grupo, guiado por el nuevo sistema de actuación y de iniciación grupales propuestos, es capaz de invocar a Shamballa.

Los Rayos y las Iniciaciones, pp.: 40 - 41


- La Voluntad Grupal

Los cambios que ocurren en las "mutables y cambiantes realidades" de la conciencia del alma y de la percepción espiritual de los Miembros de la Jerarquía, son responsables de las nuevas tendencias de la vida del espíritu y de los nuevos métodos -de entrenamiento de discípulos -como, por ejemplo, el experimento de la exteriorización de los ashramas de los Maestros. Este nuevo acercamiento a las condiciones de la vida, como resultado de la afluencia de nuevas energías, está produciendo la tendencia universal hacia la percepción grupal, cuyo resultado más elevado permitirá a la familia humana dar el primer paso hacia la iniciación grupal. Hasta el presente nunca se había hablado de la iniciación grupal, excepto en conexión con las iniciaciones superiores que emanan del centro Shamballa. La iniciación grupal tiene como fundamento una unida y uniforme voluntad grupal, dedicada al servicio de la humanidad, basándose en la lealtad, colaboración e interdependencia.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 25


El grupo reconoce y actúa regido por la compenetrante influencia del propósito; el iniciado individual actúa con el plan. La expresión grupal, hasta donde es posible en un momento dado, en tiempo y espacio, está de acuerdo con la voluntad de Aquel en quien vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, la Vida de todo lo que existe.

El grupo puede responder y frecuentemente responde al "brillante centro" Shamballa, donde el iniciado por sí mismo y en su propia y esencial identidad no podría responder. El grupo debe proteger al individuo de la terrible potencia, que emana de Shamballa, la cual debe ser aminorada para él mediante el proceso de distribución, a fin de que su impacto no se centralice en algunos o en todos sus centros, compartiéndola todos los miembros del grupo. Aquí tenemos la clave del significado del trabajo grupal. Una de sus principales funciones consiste, esotéricamente hablando, en absorber, compartir, circular y luego distribuir energía.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 67


Como ya he dicho, la característica de un grupo de discípulos debe ser la razón pura, cual constantemente reemplaza al móvil, el cual se fusiona oportunamente con el aspecto voluntad de la Mónada, su aspecto principal. Técnicamente hablando, Shamballa está en relación directa con la Humanidad. Por lo tanto ¿cuál es la voluntad del grupo en algún ashrama o grupo de un Maestro? ¿Existe en forma suficientemente vital como para condicionar las relaciones grupales y unir a todos en un conjunto de hermanos que van adelante hacia la luz? La voluntad espiritual de las personalidades individuales ¿posee tal fuerza que niega la relación personal y conduce al reconocimiento, interacción y relación espirituales?. Debido a que únicamente se tienen en consideración estos efectos fundamentales de permanecer como grupo en la "clara luz de la cabeza, se le permite al discípulo introducir sensibilidades mentales personales, a causa de las temporarias limitaciones grupales.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pág.: 18


1. La mónada relaciona al iniciado con la Voluntad de Dios, con el Concilio de Shamballa, con las fuerzas activas del planeta Plutón y de otro planeta que debe permanecer innominado, y con el Sol Espiritual Central.

2. El Alma relaciona al iniciado con el Amor de Dios, con el aspecto conciencia de la Deidad, con la totalidad de la Jerarquía, en la cual penetra por medio del ashrama del Maestro que lo ha ayudado a recibir la iniciación, con los planetas Venus y Mercurio, con el Sol Sirio y con el Corazón del Sol.

3. La Personalidad relaciona al iniciado con la Mente de Dios con el principio inteligencia de la Vida planetaria, con la totalidad de la humanidad, con Saturno y Marte y con -el Sol físico, por medio de su aspecto pránico.

4. El aspecto Vida del planeta, o ese gran océano de fuerzas en donde los tres aspectos viven, se mueven y tienen su ser relaciona al iniciado con esa Vida que actúa a través de Shamballa, de la Jerarquía y de la Humanidad, formando así parte de la gran totalidad de la manifestación.

Los Rayos Y las Iniciaciones, pág.: 90


A medida que el discípulo individual construye el arco iris, el antakarana, y el grupo de discípulos, el antakarana grupal, es posible obtener la "percepción triádica" mencionada. Cuando el discípulo ha proyectado un hilo de luz viviente (por el poder del amor magnético) a través del espacio que separa la Tríada de la personalidad, descubre que forma parte del grupo. Este reconocimiento del grupo al principio en forma defectuosa y poco inteligente es el factor que le permite entrar, por medio del hilo proyectado, en el ashrama de un Maestro.

Según reza la antigua enseñanza, el ashrama del Maestro y el enfoque de la Jerarquía, se hallaban en los niveles superiores del plano mental, pero hoy no es así. Se hallan en los planos del amor espiritual, de la intuición y de budi. La Jerarquía retrocede el centro superior de Shamballa y al mismo tiempo avanza hacia el centro inferior, la Humanidad. El hombre ha hecho posible ambas actividades; la creciente percepción intuitiva de la humanidad, en los sectores superiores, le permite actuar en el sendero del discipulado y en niveles más elevados que antes. La Jerarquía lo reconoce. La creciente aspiración de la masa está acercando hoy como nunca los Maestros a la humanidad. Este es un ejemplo de la habilidad que posee la conciencia iniciática para funcionar simultáneamente en los niveles iniciáticos y en los tres mundos. La actividad dual de la mente es un símbolo; actúa como sentido común y se ocupa de todos los asuntos relacionados con los tres mundos y, al mismo tiempo, como mente espiritual, de las cuestiones relativas al alma en forma esclarecida e iluminada.

La segunda demanda, de que el sentido de síntesis debería ser la meta del entrenamiento de los aspirantes en la nueva era, evidencia fehacientemente el nuevo contacto con Shamballa, porque la síntesis es atributo de la divina voluntad y la cualidad descollante de la Deidad. Inevitablemente la inteligencia y el amor deberán ser los objetivos evolutivos del planeta y los dos primeros aspectos divinos a desarrollarse, pues son cualidades de la voluntad; hacen posible la manifestación de la voluntad divina; garantizan su inteligente aplicación y su poder magnético, a fin de atraer hacia sí todo lo necesario para expresar o manifestar el propósito divino visualizado, visualizado sintéticamente, y motivado, complementado, dirigido y hecho factible, por el aspecto dinámico de la misma voluntad.

Es interesante observar que en el mundo existen infinidad de constancias de que la energía de Shamballa está haciendo impacto directamente sobre la conciencia humana y logrando resultados directos. El aspecto destructor del primer Rayo de Voluntad o Poder, está produciendo destrucción mundial, mediante el empleo del primer reino de la naturaleza, el mineral. Lo que está construido de metal y de elementos químicos produce catástrofes y destrucción en la tierra, principalmente en el reino humano. Análogamente el segundo atributo de la voluntad, la síntesis, evoca una respuesta igualmente amplia. Este sentido de síntesis ha producido un efecto masivo antes que individual, y ello se debe a que es algo interesante y de importancia, y debe observarse en la actualidad. Posteriormente, el dinamismo inherente a la voluntad, manejado por el nuevo grupo de servidores del mundo y los discípulos e iniciados del mundo, convertirán esa masiva respuesta instintiva en verdadera experiencia y harán "aparecer" en la tierra la nueva y desarrollada "cualidad" de la vida, que la nueva era trata de demostrar. En el primer tomo de este tratado llamé la atención sobre tres aspectos divinos: Vida, Cualidad y Apariencia, que están ahora en proceso de aparecer en forma definitiva para este ciclo particular.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 108 - 109


El género humano había evolucionado tan bien que actualmente, las metas y teorías, los objetivos y determinaciones y los escritos que ahora expresan el pensamiento humano, demostraron que el aspecto voluntad de la divinidad, en su primera manifestación embrionaria, comenzaba a hacer sentir su presencia. ¿Interpretaron esta insinuación? ¿Percibieron que la subversión de las masas y su decisión de vencer todos los obstáculos e impedimentos hacia un mejor estado mundial indican esto? ¿Comprendieron que las revoluciones de los últimos doscientos años, son signos de las luchas que libra el aspecto espíritu? Ese espíritu es vida y voluntad, el mundo actual manifiesta signos de una nueva vida. Reflexionen sobre esto en sus modernas e inmediatas implicancias y vean la manera en que el mundo está siendo inspirado por la Voluntad espiritual.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pág.: 246


- Entrenamiento Grupal

¿Cuáles son estas verdades más nuevas de que me he responsabilizado como agente trasmisor, ante el mundo, de los estudiantes de ocultismo? Las expondré en forma abreviada y en el orden de su relativa importancia:

1. La Enseñanza respecto a Shamballa. Muy poco se había divulgado sobre este tema. Sólo el nombre era conocido. La enseñanza incluye:

a. Información concerniente a la naturaleza del aspecto voluntad.

b. Indicaciones respecto a los subyacentes propósitos de Sanat Kumara.

c. Instrucciones para la construcción del antakarana, primer paso para obtener la conciencia monádica, el primero hacia el Camino de Evolución Superior.

2. La Enseñanza sobre el Nuevo Discipulado. Ha sido de carácter revolucionaria, en lo que concierne a las otras y antiguas escuelas de ocultismo.

3. La Enseñanza respecto a los Siete Rayos.

4. La Enseñanza sobre la nueva Astrología...

5. La información acerca del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo y su trabajo...

6. La tentativa de formar una rama exotérica de los ashramas internos, evidenciada en el trabajo que he realizado con un grupo especial de aspirantes y discípulos aceptados, cuyas instrucciones emanadas de mi ashrama, han sido publicadas en el libro El Discipulado en la Nueva Era, tomos I y II.

7. La enseñanza sobre la nueva religión mundial, con su énfasis puesto sobre los tres principales períodos de Luna llena (Aries, Tauro y Géminis, que por lo general caen en abril, mayo y Junio, respectivamente), y los nueve (ocasionalmente diez) períodos menores de plenilunio.

Los Rayos y las Iniciaciones, pp.: 211 - 213


Los estudiantes esotéricos difícilmente podrán comprender por qué las futuras Escuelas de Iluminación pondrán el énfasis sobre el aspecto vida y no sobre el contacto con el alma. La meta es la transferencia y no la unión. En la actualidad los aspirantes y discípulos son el resultado del antiguo orden educativo y la fructificación de los procesos a que ha sido sometida la humanidad. Este es un período de vital transición; figuradamente hablando, los discípulos y aspirantes del mundo se hallan en la misma etapa del grupo en consideración -etapa donde se trasfiere la vida de la forma externa, al ser interno. De ahí la dificultad que ustedes enfrentan y la ardua tarea que significa llegar a comprender en forma realista lo que estoy tratando de impartir. El problema del contacto con el alma es algo que pueden captar o captan, por lo menos teóricamente. El problema de transferir la vida desde el punto más elevado de realización alcanzado hoy, a un vago enfoque espiritual y místico, no es tan fácil de comprender.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 188


El discípulo individual que va en pos de la iniciación, se fusiona deliberadamente en el grupo con pleno y libre consentimiento; realiza esta fusión por, propio esfuerzo individual, siendo (a través de todo el proceso) un agente totalmente libre, que avanza y va siendo mentalmente incluyente en forma rápida o lenta según lo prefiera. Determinará por sí mismo cuál será el acontecimiento y cuándo ocurrirá sin interferencia u obstrucción de alguna fuerza externa.

Es una técnica espiritual relativamente nueva y aceptada por iniciados y discípulos de todos los grados en los tres centros divinos.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pág.: 310


La etapa donde se reconoce la revelación otorgada al iniciado en los Misterios mayores se divide en fases menores, y puede decirse que son tres, aunque mucho depende de la iniciación que se va a recibir y del rayo a que pertenece el discípulo preparado. Éstas son:


1. La Etapa de Penetración, consiste en horadar de un lado a otro el mundo del espejismo, logrando así dos objetivos:

a. La afluencia de Luz desde la Tríada espiritual en la conciencia del iniciado por medio del antakarana, de manera que sean cada vez más claros el Plan para la humanidad y el Propósito divino en relación con el planeta. Esto inicia la relación con Shamballa.

b. La disipación parcial del espejismo mundial a fin de clarificar el plano astral y servir en consecuencia a la humanidad. Cada discípulo que reconoce la revelación iniciática libera luz y disipa parte del espejismo que ciega a la masa humana. El discípulo de sexto rayo emplea mucho más tiempo en la etapa de penetración que los discípulos de otros rayos, pero únicamente en este ciclo mundial.


2. La Etapa de Polarización, donde el iniciado, al dejar entrar y penetrar la luz a través de las densas brumas del espejismo mundial, se da cuenta repentinamente de lo que ha hecho y adopta una firme posición, correctamente orientado hacia la visión (o en otras palabras, hacia Shamballa). Una de las cosas que deben captar es que el iniciado es un, punto de vida jerárquica (sea en la periferia de la Jerarquía dentro del círculo o en el centro), es parte definitiva del esfuerzo jerárquico. Ese esfuerzo está orientado hacia el centro mayor de vida, Shamballa. Los estudiantes tienden a creer que la orientación de la Jerarquía es hacia la humanidad. Pero no es así. Ella responde a la necesidad humana cuando la demanda es efectiva y sus Miembros son los custodios del Plan; pero la orientación de todo el grupo jerárquico es hacia el primer aspecto que expresa la Voluntad del Logos y se manifiesta por intermedio de Shamballa. Así como el discípulo debe realizar dos cosas:

polarizar su posición por el establecimiento de rectas relaciones humanas y, al mismo tiempo, ser un miembro consciente y activo del reino de Dios, la Jerarquía, así el iniciado en una vuelta más elevada de la espiral debe establecer rectas relaciones con la Jerarquía y ser simultáneamente consciente de Shamballa.

Lo único que puedo impartir aquí es el ansiado y deseado punto de realización, pero la fraseología no tiene relativamente significado, excepto para quienes tienen experiencia en mayor o menor grado en los procesos iniciáticos, de acuerdo con las iniciaciones ya recibidas. Esta polarización, este punto de esfuerzo enfocado y esta orientación obtenida, es la idea básica subyacente en la frase "el Monte de la Iniciación". El iniciado "pone sus pies sobre la cima de la montaña y desde esa altura percibe el pensamiento de Dios, visualiza el sueño de la Mente de Dios, sigue el ojo de Dios desde el punto central a la meta externa y se ve a sí mismo como todo lo que es y, sin embargo, dentro del todo."


3. La Etapa de Precipitación. Habiéndose identificado a sí mismo, por medio de la penetración y la polarización, con el Plan y con la Voluntad de Dios (la llave de Shamballa), sigue entonces - como resultado de su triple reconocimiento - desempeñando su parte para materializar el Plan y traer a la manifestación y expresión externa, todo lo que puede de ese Plan. De esta manera se convierte primero, en una vanguardia de la Jerarquía (que necesariamente significa sensibilidad a la energía de Shamballa) y, luego, va siendo cada vez más un Agente de la Luz -la Luz universal o la Luz de la Mónada.

Hoy nada más tengo que decir respecto a la iniciación. Reflexionen sobre lo dado y capten hasta donde les sea posible imaginativamente, la magnificencia del proceso iniciático que es vastamente más incluyente que lo indicado en cualquier enseñanza dada hasta ahora. Cuando la guerra haya terminado y el nuevo mundo, con su civilización y cultura venideras, comience a tomar forma, se pondrá creciente énfasis sobre el prop6sito de la Deidad controladora o la Vida o Energía básica, al actuar a través de la humanidad Esto lo harán los esoteristas entrenados. Gran Darte de lo que dicen hoy los dirigentes mundiales y los trabajadores servidores en todas las naciones, indica que responden inconscientemente a la energía de Shamballa. Hacia el final del siglo y en las primeras décadas del siglo XXI, se proporcionará enseñanza sobre Shamballa. La mente abstracta del hombre se esforzará por comprenderla, así como en la actualidad el discípulo se esfuerza por establecer contacto jerárquico.

El espejismo va desapareciendo, las ilusiones se van disipando, la etapa de penetración en una nueva dimensión, en una nueva fase de esfuerzo y de realización, se está alcanzando rápidamente. Esto se realiza a pesar de todo el horror y la agonía, y será uno de los primeros resultados de la tregua de la guerra. La guerra misma va destruyendo ilusiones, revelando la necesidad de cambiar y produciendo la demanda de un nuevo mundo futuro y de una venidera belleza de la vida, que será revolucionaria y también una respuesta materialista hacia un intenso proceso iniciático en el que pueden participar todos los discípulos y para el cual pueden prepararse los aspirantes avanzados.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pp.: 230 - 232


El secreto de las iniciaciones reside en el empleo entrenado de la voluntad superior, no en la purificación o en la autodisciplina o en los medios empleados que sirvieron en el pasado de interceptores de la verdad. Todo el problema de la voluntad de Shamballa está en proceso de revelación, y en su oportunidad alterará totalmente el acercamiento del discípulo a la iniciación en la nueva era. El tema del "camino hacia Shamballa" requiere un estudio reflexivo y una comprensión esotérica. Este concepto de la nueva y futura sección (si puedo denominarla así) del Camino o Sendero, que enfrenta el discípulo moderno, encierra el secreto de la futura revelación y de la dispensación espiritual que emergerá cuando la humanidad construya la nueva civilización mundial y comience a dar forma a la nueva cultura. Los efectos consumido-res, purificadores y destructores, de la voluntad monádica, sobre su distorsionado reflejo, la voluntad individual, merecen una profunda consideración.

Los Rayos y las Iniciaciones, pp.: 36 - 37


La voluntad rige el Camino que lleva hacia Shamballa y es la base para todo acercamiento, apreciación e identificación con el Ser.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 49


Hablando en forma figurada, Shamballa posee tres puertas:

1. La puerta de la razón, de la percepción pura de la verdad. Cristo dio la clave de esta enseñanza cuando dijo: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida". Mucho sabemos acerca de ese Camino, porque en Él se ha impartido un gran cúmulo de enseñanza, que, si se aplica, conduce al hombre a la Jerarquía. Entonces llega a formar parte efectiva de los miembros de la Jerarquía. De esa Verdad sabemos (como aspirante) relativamente poco. La Verdad tal corno la entendemos al dar los primeros pasos en el sendero del discipulado concierne a esas grandes verdades que sólo constituyen (desde la percepción interna de los Seres Iluminados) el abecé de la vida, y son:

La manifestación de la divinidad en el plano físico.

La doctrina de los Avatares, revelada por la historia religiosa.

La naturaleza de la conciencia, por el desarrollo de la psicología.

La doctrina de la trinidad, cuando se expresa por medio de los aspectos y atributos.

Como verán, estas cuatro expresiones de la verdad imparten todo el conocimiento del que debe estar dotado el iniciado cuando asciende al Monte de la Transfiguración, en la tercera iniciación, proporcionándole una percepción espiritual del Plan.

De esa Vida, absolutamente nada sabemos. La reflexión sobre su significado corresponde a quienes pueden actuar a voluntad dentro de los "precintos del Señor de la Vida" en Shamballa mismo. Todo lo que podemos conocer es su peldaño inferior. Esto nos permite estudiar el impulso o instinto que hace actuar a todas las formas de vida, el cual corporifica en sí los principios de la respuesta a los contactos y al medio ambiente, incorporándose al aliento de la vida, relacionándose con el aire y también con el fuego, en forma misteriosa. Decir algo más sobre este tema resultaría inútil.

2. Luego tenemos la puerta de la voluntad. Ésta es una fuerza penetrante que relaciona el Plan con el Propósito, conteniendo la facultad de persistencia coherente. La razón de esta persistencia reside en que no depende del contenido de la forma -ya sea la de un átomo, de un hombre o de un planeta sino el propósito vital, dinámico e inmutable, latente en la conciencia del Ser planetario, que "habiendo compenetrado todo el universo con un fragmento" de Sí Mismo, permanece, grandioso, más inmutable y de “intención más firme" que cualquiera de sus creaciones, aun las más avanzadas y cercanas a Él. Únicamente los que no pertenecen a nuestra humanidad terrestre poseen una clara percepción de Su propósito divino; son esas Vidas que vinieron con Él a este planeta y permanecerán con él como "prisioneros de intención amorosa” hasta que el último "cansado peregrino haya encontrado el camino de retorno al hogar".

La humanidad nada conoce sobre la voluntad espiritual; se halla oculta y velada por' la propia voluntad del individuo y la voluntad grupal del alma. Por estas experiencias el ser humano avanza hasta que su voluntad individual se desarrolla y arraiga, se centra y reorienta y también desarrolla su voluntad grupal a fin de incluir y absorber la consagrada y consciente voluntad individual. Cuando ha tenido lugar esta fusión (en la tercera iniciación) se despliega una gran revelación, y el iniciado por primera vez presiente la voluntad universal y hace contacto con ella; en ese momento el iniciado exclama: "Padre, Tu voluntad sea hecha y no la mía". Una ínfima porción de lo que esa voluntad incluye, surgirá a medida que estudiemos, esta regla y algunas de las siguientes.

3. La puerta de la esencial dualidad del sentido monádico. La he denominado así a falta de términos apropiados, pues no encuentro palabras para definir la naturaleza de esta tercera puerta.

Cuerpo y vida, alma y personalidad, Tríada espiritual y su expresión, el Cristo encarnado todas estas dualidades han desempeñado su parte. El hombre ha pasado de una expansión de conciencia a otra. Llega ahora a la ultérrima dualidad de espíritu y materia, antes de resolverse en ese algo para el cual los términos "unidad aislada" y "síntesis universal" sólo proporcionan tenues e inadecuados indicios. A fin de desarrollar este sistema de identificación, el iniciado que posee el grado de Maestro de Sabiduría y también el que posee (en una vuelta más alta de la espiral) el grado de Cristo, enfocan todos Sus esfuerzos. Hasta la cuarta iniciación, el término "sistema de expansión" parecería iluminador; después de esa gran iniciación, el término "sistema de identificación" sería más apropiado.

Cuando el iniciado ha cruzado las tres puertas, hablando simbólicamente, entonces enfrenta la totalidad de la vida, acontecimientos, predeterminaciones, sabiduría, actividad, y todo lo que el futuro pueda depararle como servicio y progreso, desde el ángulo de la razón pura (infalible e inmutable), de la verdadera voluntad espiritual (totalmente identificada con el propósito del Logos planetario) y de la más elevada y enfocada relación posible. Se le revela el misterio de la relación. Entonces se le aclara todo el esquema de la evolución y la intención de Aquel en Quien vive se mueve y tiene su ser; nada más tiene que aprender en este esquema planetario; su actitud hacia todas las formas de vida se ha convertido en universal, identificándose también con la "unidad aislada" de Sanat Kumara.

Muy pocas de las Grandes Vidas que forman el grupo interno de la Cámara del Concilio en Shamballa son más avanzadas que él; el "Supremo Tres", él "Siete Radiante", las "Vidas que personifican los cuarenta y nueve Fuegos", los Budas de Actividad y ciertos "Espíritus Eternos", provenientes de centros de vida dinámica espiritual, como Sirio o una constelación, que en cualquier momento dado forma un triángulo con nuestro Sol, Sirio y un representante de Venus, están más, mucho más evolucionados que él. Siendo así, todos los iniciados de sexto grado y algunos Maestros que han recibido un entrenamiento especializado, porque pertenecen al primer Rayo de Voluntad o Poder (rayo que condiciona a Shamballa mismo), forman parte del Gran Concilio. Sin embargo, muchos Maestros y Chohanes, después de prestar servicio, desempeñando distintas capacidades en el planeta y trabajando con la Ley de Evolución, se retiran totalmente de nuestra vida planetaria.

Los Rayos y las Iniciaciones, pp.: 124 - 126


La clave del trabajo esotérico que Shamballa demanda se halla en el desarrollo del Arte de la Visualización. Mediante la visualización es posible lograr tres expresiones de la conciencia humana:

1. Puede construirse el antakarana y también percibirse definidamente el fulgor de la Tríada. Esto constituirá la nueva visión efecto del desarrollo del sentido de la visión.

2. Podrán visualizarse grupos, grandes totalidades y síntesis mayores, lo cual conducirá a una definida expansión de conciencia. Así se desarrollará el sentido de síntesis.

3. Mediante este entrenamiento se fomentará todo arte creador, y el nuevo arte del futuro, en todos los sectores de la creatividad, se desarrollará rápidamente a medida que prosigue el entrenamiento. El desenvolvimiento del sentido de visión y del de síntesis, por medio de la visualización, conducirá al sentido de vivencia en la forma.

Los Rayos y las Iniciaciones, pág.: 111


La iniciación puede recibirse ahora en forma grupal; esto es algo totalmente nuevo en el trabajo de la Jerarquía. Los candidatos no se presentan uno por uno ante el Iniciador, sino muchos simultáneamente. Piensan en conjunto y en completo acuerdo; juntos son probados y juntos llegan "al punto de triunfo", el cual reemplaza al "punto de tensión"; juntos ven "brillar la Estrella", y juntos la energía que emana del Cetro de la Iniciación, los capacita para recibir la energía especializada que será empleada más adelante en su futuro servicio mundial. Este acercamiento grupal, intención grupal, "reticencia silenciosa y reconocimiento vocal grupales" y esta dedicación y visión grupales, no pertenecen ya a la etapa experimental. Esta realización grupal (no me refiero al grupo particular de ustedes que no logró un sobresaliente éxito) señala el punto donde se podrá inaugurar una nueva fase de la actividad en Shamballa, Esto permitirá al Señor del 'Mundo convertirse en el Regente de un Planeta Sagrado, lo que hasta la fecha no había sucedido. Ahora nuestra Tierra puede convertirse en planeta sagrado, si se cumplen las condiciones impuestas. La expresión de una nueva cualidad divina (aun no revelada y no la reconoceríamos si se presentara) se está cristalizando lentamente, mediante el proceso acelerado de la iniciación. Actualmente los discípulos son testigos del surgimiento de una característica solar, por intermedio de su Logos planetario, así como las "Vidas de Intención afines" como se las llama esotéricamente, fueron testigos hace muchos eones. A esta misteriosa y desconocida cualidad se refiere el "fulgor" de la Estrella.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol.), pág.: 286


Nada existe en el mundo shambállico de igual naturaleza que el mundo fenoménico del hombre en los tres mundos, ni siquiera en el mundo del alma. Es un mundo de energía pura, de luz y de fuerza dirigida; puede ser visto como corrientes y centros de fuerzas, formando todos un diseño de consumada belleza, que invoca poderosamente el mundo del alma y el mundo fenoménico, constituyendo por lo tanto, en un sentido muy real, el mundo de las causas y de la iniciación.

El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pág.: 258


Un grupo de discípulos debe caracterizarse por la razón pura, la cual paulatinamente reemplazará al móvil, fusionándose oportunamente con el aspecto voluntad de la mónada, su principal aspecto. Técnicamente hablando Shamballa está en relación directa con la humanidad.

Djwhal Khul


El Camino hacia Shamballa se realiza a través de Atma (Voluntad y Propósito divinos). El camino hacia Atma, el "altar del sacrificio", es a través del "atrio interno" de Buddhi (razón pura, Amor divino) y del "atrio externo" de Manas (mente abstracta, Luz divina). Esta es la jurisdicción de la Tríada, alcanzada por medio del atrio (la sencillez) del alma, la joya en el loto a través de sus tres vestíbulos, los pétalos de conocimiento, de amor y de sacrificio.

Cuando la luz ilumina las mentes de los hombres y agita la luz secreta dentro de todas las demás formas, entonces Aquel en Quien vivimos, revela Su oculta y Secreta Voluntad iluminada.

Cuando el propósito de los Señores del Karma no tenga ya aplicación, y todos los planes entretejidos y estrechamente relacionados se hayan cumplido, entonces Aquel en Quien vivimos puede decir: “¡Bien hecho! ¡Sólo lo bello permanece!”

Cuando lo más bajo de lo inferior, lo más denso de lo sólido y lo más elevado de lo superior, sean todos elevados por las pequeñas voluntades de los hombres, entonces Aquel en Quien vivimos puede elevar la vívida e iluminada esfera de la Tierra y convertirla en radiante luz, entonces, otra Voz más excelsa le dirá: “¡Bien hecho! Sigue adelante. ¡La Luz brilla!”

El Antiguo Comentario
El Discipulado en la Nueva Era (Vol. II), pág.: 277



El Camino a Shamballa
La sencillez del Alma conduce a Shamballa
Archivo distribuido por:
Sabiduría Arcana
 

http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/
http://lasendahacialaluz.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...