martes, 24 de octubre de 2017

Herramientas para el Cambio - Parte 6 - El Arraigo - Jim Self


Herramientas Fundamentales
Jim Self - Mastering Alchemy
https://masteringalchemy.com/content/fundamental-tools-6-grounding
Parte 6 - El Arraigo (conexión a tierra)
Una de estas herramientas fundamentales es el arraigo. Ya saben que muchas personas tienen una idea de lo que es el arraigo; muchas piensan que están ancladas. El arraigo es algo que viene con el cuerpo, pero en tanto jugamos en esta realidad tridimensional de reacción y miedo, y pasado y futuro, muchas veces perdemos el acceso a nuestro arraigo, sencillamente dejamos de prestar atención, y con el tiempo el arraigo se vuelve relativamente ineficaz debido a que el punto de atención está en el drama y la molestia de la tercera dimensión. Pero esta herramienta de arraigo viene con el cuerpo, de modo que recrearla y volver a encenderla, vigorizarla, es una cosa realmente sencilla de hacer, y requiere atención en tiempo presente.


Ahora bien, a medida que la crean y juegan con ella, no es algo a lo que tengan que prestar mucha atención, pero sí es algo que querrán empezar a tener más consciente en las próximas semanas, especialmente jugar con esto, detenerse y reconocer "Está bien, todavía estoy arraigado." Pueden crearla, pueden prestarle atención, pueden jugar con ella de muchas maneras. Así, el arraigo es algo realmente bastante sencillo; es una percepción conciente de que efectivamente hay una línea de energía que se mueve desde el primer chakra, el extremo inferior de la columna vertebral, y tiene este aspecto: es simplemente una línea que se extiende desde el primer chakra al centro de la Tierra.
Ahora bien; el arraigo ha sido entendido durante largo tiempo en términos eléctricos (conectar a tierra). Los granjeros solían poner postes de metal para impedir que un rayo hiciera volar el granero o la casa; simplemente caía en el poste y bajaba a tierra.
Ustedes se han dado cuenta de esto de conectarse a tierra con el cuerpo; muchas veces se ponen muy nerviosos y sumergen las manos en agua fría y el cuerpo empieza a relajarse. Entonces, crear este cordón de arraigo es una acción intencional, y está relacionado con el centro de su cabeza y con empezar a tener una sensación de sí mismos en esa cuarta capa de pensamiento, y así empiezan a integrar estas herramientas.
Pero hay un segundo aspecto de este arraigo que realmente no se ha entendido bien, y es un arraigo que tiene que ver con las emociones.
Ahora bien; los pensamientos son eléctricos, y las emociones son magnéticas. Entonces, cuando la gente se desarraiga, a menudo es porque tiene todos estos pensamientos que son muy distractivos, muy desorganizados, y entonces la electricidad relacionada con el pensamiento es como que rebota por todos lados, y muchas personas se ponen nerviosas.
Pero también está el aspecto emocional, de modo que hablaremos de esto en unos momentos. Cuando ustedes sostienen un pensamiento en este estado errático y reaccionario de la 3ª dimensión, muchas veces una emoción es automáticamente atraída a ese pensamiento. "Eso me hace enojar" diría alguien, y lleva ira a ese pensamiento, pero en términos reales cuando se empieza a estar arraigado, en el centro de la cabeza, observando desde la cuarta capa de pensamiento, eso es simplemente ruido por allá; una reacción es engancharse con el ruido y elegir enojarse; una elección innecesaria la mayoría de las veces.
Cuando tienen un pensamiento, eléctricamente, y atraen a él una emoción, y la emoción no es manejada "Estoy enojado, esto realmente me enfurece", esas son emociones reaccionarias atraídas al pensamiento, entonces hay una segunda parte para este cordón de arraigo y es así: es una bobina, y esta bobina se envuelve alrededor de la línea de arraigo o conexión a tierra, de modo que si tienes pensamientos erráticos y esa emoción también es errática y es atraída al pensamiento, es una especie de pensamiento disperso y emociones no controladas; esta línea eléctrica con esta bobina tenderán a moderar la naturaleza reactiva; cuando empiezas a volver al centro de tu cabeza, arraigar, pensar desde la cuarta capa de pensamiento, empiezas a descubrir que tienes muchas más opciones para manejarte a ti mismo.
De modo que juguemos con este cordón de arraigo, así lo llamaremos; vamos a crearlo y empezaremos a ver cómo funciona. Recuéstense en su asiento y con los ojos abiertos, esto no es una meditación; en un momento jugaremos en un espacio en que realmente tengan la sensación de esto.
Me gustaría que creen una imagen mental de una línea, simplemente vean una línea, puede ser de color, o puede ser una cadena, o un tubo, o una larga raíz de un árbol, y recuéstense en su asiento. Sigan adelante y cierren los ojos y tomen conciencia del extremo inferior de su columna vertebral, ese primer chakra. (siguen con los ojos cerrados)
Si tuvieran una tercera mano imaginaria, y un tercer brazo imaginario - ahora bien, aquí empezamos a jugar - tomen nota de lo que acaban de crear, esa imagen, y ahora alcancen y agarren esa línea, esa raíz de árbol o cadena con esta tercera mano, y extiéndanse allí debajo de ustedes y conéctenla; pongan la intención en conectarla directamente al extremo de la columna vertebral. Sientan este movimiento, porque este tercer brazo y la tercera mano imaginaria realmente son parte de su cuerpo etérico, lo que muchos llaman cuerpo astral. Ahora bien, este es un aspecto muy real de ustedes. Pueden sentir y simular: su imaginación es parte de una conciencia de algo que existe ciertamente, aunque mayormente se niega. Y tengan la sensación de conectar ese cordón de arraigo al primer chakra, y luego suelten y dejen caer la línea hasta el centro de la Tierra. Realmente no es tan lejos. Sencillamente tengan la sensación de hacer una conexión. Ahora tomen una respiración y relajen sus asentaderas, algo así como soltar la tensión, relajar los músculos en sus muslos, en sus asentaderas, tomen una respiración y luego tomen conciencia de toda la electricidad que se desconecta, pensamientos al azar, pensamientos que ni siquiera les pertenecen, y déjenlos bajar a tierra, parecido a poner las manos en el agua; el cuerpo se relaja y está la sensación de soltar lo que no les pertenece. Otra respiración.
Ahora por favor colóquense en el centro de su cabeza si no están allí, y noten si están pensando sobre esto. Dejen de pensar en ello, simplemente estén enterados de ello. Dos espacios distintos de percepción versus emoción, es una conciencia más tranquila - la cuarta capa de pensamiento.
Ahora estás observando, estamos simplemente jugando; nota tu cuerpo: ¿se está relajando? Todo lo que está ocurriendo es que has redirigido tu atención a este arraigo, y todo lo que es errático, un poco fuera de equilibrio, tiene una carga, una carga eléctrica que empieza a bajar por el cordón de arraigo; la electricidad sigue el camino de menor resistencia, de modo que si puedes dirigir las energías erráticas, se empieza a crear una comodidad en el cuerpo. Por el momento solo estamos jugando con la parte eléctrica.
Ahora, sin recorrer este pensamiento, piensa en la cantidad de veces en que reaccionaste o exageraste tu reacción. Alguien dijo algo e inmediatamente tuviste un pensamiento que originó una reacción. Recuerda también la emoción que de alguna manera saltó, cómo te envolvió, "Esto sí que me enoja". Ahora detente aquí y nota también las muchas veces en que la reacción fue simplemente una reacción, sencillamente no era necesaria, no era por elección, pero sí era una reacción. ¿Te gustaría manejar ese espacio en que puedes empezar a evadir esa reacción? Este arraigo, el centro de tu cabeza, permiten ese primer paso. Ahora, otra respiración.
Ahora, toma conciencia de este cordón de arraigo, y esta vez vamos a crear la segunda parte de ese cordón, que es una bobina y se envuelve alrededor de esa línea. Todo lo que necesitas hacer es darle la indicación a la bobina; ordénale envolverse alrededor de esta línea y conectarse al centro de la Tierra. Lo que tienen estas herramientas es que son sencillas y saben exactamente lo que deben hacer cuando se lo indicas; enrosca la bobina, toma una respiración; de hecho toma nota de que el cuerpo puede haber tomado una respiración, pasó a otro estado de relajación.
Aquí es donde palabras como preocupación y anticipación del futuro - la emoción de anticipación o preocupación - esos son eventos futuros que ni siquiera están aquí aún. Y sin embargo nos estamos preocupando de cosas que más que a menudo ni siquiera sucederán, y estamos en estado constante de ansiedad o preocupación, fuera de equilibrio.
Otra respiración, y encuentra la sensación de preocupación, confusión, inquietud, anticipación, palabras como esas, y toma nota de ti mismo. ¿Estás en algunas de ellas respecto a algún evento futuro que pudiera pasar de una manera muy distinta, positivamente? Con una respiración, permite que esa ansiedad se descargue a tierra saliendo del cuerpo.
Estoy usando palabras grandes como preocupación, ansiedad, anticipación, pero muchas veces existen muchas emociones sutiles, y muchas de ellas están estructuradas alrededor de esos "regalitos" de "No estás bien, nunca tendrás éxito porque..." y entonces hay una creencia aceptada del mensaje "No estoy bien", y hay muchas preocupaciones o emociones sutiles que provienen de ese mensaje y que son muy incorrectas.
Ahora toma otra respiración, relájate un poco más en este arraigo, y toma conciencia de ti mismo en el centro de tu cabeza. Sé que esto es todo nuevo, solo estamos empezando a señalar una toma de conciencia en esa cuarta capa de pensamiento donde estás manejando tranquilamente tu punto de atención; estás consciente, te das cuenta. Encuentra esa emoción que eliges: aprecio, feliz, alguna emoción sencilla y luego relaja otra vez el cuerpo y sabe que muchos de esos pensamientos y emociones no tienen nada que ver contigo, no son tuyos, sino que son reacciones ante ese mundo tridimensional. Pueden estar protegiéndote, tal vez creando una anticipación de no conectarte con algo que te preocupa, que te hace sentir inseguro; mucho de esa naturaleza protectora de la emoción se basa en esos "regalitos": "No estás bien", que realmente no son exactos.
Ahora ten una percepción conciente. Nota que ese cordón de arraigo se está activando; ahora puedes dar un paso más: indícale al cordón de arraigo que se ocupe y se expanda con toda esa electricidad sin controlar del cuerpo (pausa). Ahora, toma conciencia de ti mismo y toma una respiración sin cambiar el arraigo, sin salir del centro de tu cabeza, sin cambiar tu percepción conciente de esta tranquila cuarta capa de pensamiento. Permite que tus ojos se abran: ves la habitación. No "vayas a" la habitación, solo toma conciencia de que está allí.
Otra respiración. Y luego me gustaría que continúes estando así conciente, pero te pongas de pie. Ahora siente tus pies sobre el piso; es una cosa tonta, siente tus pies sobre el piso y cambia el peso de un pie al otro, como si te mecieras ida y vuelta. Encuentra la estabilidad, flexiona ligeramente las rodillas y encuentra la estabilidad. Ten conciencia de ti mismo tomando conciencia. Separa los dedos de los pies, siente tus pies sobre el piso, y así arraigado hay una sensación de esta estabilidad de firmeza, tal vez de peso, empiezas a tener un peso en el cuerpo, algo así como "Aquí estoy yo", de hecho es exactamente eso, aquí estás. Estás empezando a ocupar tu cuerpo, una manera muy sencilla, donde mucho de esas palabras de preocupación, anticipación, ansiedad, enojo, frustración, esas emociones, muchas veces son miedos de otras personas. Eso es la energía que te saca de tu cuerpo, y cuando tratas de volver a entrar no puedes hacerlo completamente debido a esa energía de "no estás ok, no mereces" que está establecida allí. Cuando empiezas a mandar a tierra las emociones y los pensamientos, mucha de esta energía es vieja, no tiene sentido, ni siquiera tiene una estructura racional, es solo electricidad estática y emoción.
Así, al sentir tus pies sobre el piso, tienes una sensación de "me gusto", esa sensación de una emoción positiva; nota cómo tu cabeza parece volverse un poco más clara (pausa).
Esta es una gran herramienta. ¿Por qué grande? Porque estas herramientas te permiten estabilizarte y empezar a definirte a ti mismo. La nueva herramienta con que jugaremos, la rosa, te permite definir: "Este soy yo, estable, conciente, presente, con opción. Y ese teatro ahí afuera es realmente para mi entretenimiento, pero no necesito ir allí para experimentarlo, a menos que yo lo elija."
Entonces, una respiración más, toma nota de ti mismo. En los próximos días, combina el centro de tu cabeza, la conciencia desde la cuarta capa de pensamiento, y estar arraigado. Nuevamente: cuando conduces tu coche, es un gran lugar para encontrar este espacio, porque eres tú y tu coche, y te permite estar muy en claro. Pero estas herramientas son para deambular, son herramientas que te permiten estar sorprendido por la brusquedad de alguien, por sus palabras inadecuadas, y luego responder en lugar de ser sacado de tu espacio.
Entonces el arraigo es algo a que prestarle atención; puedes dejar caer tu cordón de arraigo, lo dejas bajar, nota cómo se siente y luego puedes instantáneamente arraigarte otra vez, algo con qué jugar también para familiarizarte. Una herramienta tremenda, parte de quién eres, y te da la oportunidad de recordarte a ti mismo.
Pasaremos a la siguiente herramienta, el uso de la rosa.
Transcripción del video y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Para quienes deseen hacer la práctica, el audio de este texto está grabado y se puede escuchar o descargar en: https://soundcloud.com/user-432200915/parte-6-copia
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...