miércoles, 27 de julio de 2016

“Experiencias cercanas a la muerte – Salidas preestablecidas”, Mark canalizado por Jonette Crowley

La vida después de la muerte pdf
El mes pasado mi querida amiga y organizadora en Polonia, Ewa Foley, iba rápida y confiadamente en su bicicleta a su clase matutina de yoga en Varsovia. Solamente se necesitó un momentáneo error de cálculo para que su bicicleta golpeara el bordillo, lanzándola al aire en un accidente espectacular. “Realmente todo sucedió como en cámara lenta”, me contó por teléfono al día siguiente. “Todo era muy claro. Pensé ‘Ésta podría ser; puedo morir ahora’ mientras me precipitaba sobre el concreto”. (Su hijo había muerto de una manera muy parecida años antes, habiendo sido lanzado de cabeza desde su motocicleta). “Durante el largo momento que estuve en el aire decidí que no quería morir. Automáticamente giré para que el impacto fuera en el lado de la cabeza y no en la cara. Ese día no me había puesto casco”.
  
Hablando por FaceTime, me contó sobre la fractura de cráneo, la conmoción cerebral; y me mostró la gran herida en su cabeza. “El dolor de cabeza es terrible. Estoy muy débil; pero siento como si mis ‘puntos de ensamblaje’ se estuvieran reajustando, como si mi Retícula Interna estuviera siendo reorganizada. No estaba lista para salir de la vida en ese punto. Siento que de ahora en adelante mi vida será muy diferente. Viviré más para mí y menos para los demás”.

Hace muchos años mi hermano John iba a escalar el monte Washington en New Hampshire. En Norteamérica era uno de los peores inviernos y de los peores climas. Por alguna razón Yo estaba incómoda con eso, sin embargo John es un experimentado montañista. Inclusive nos reunimos antes para beber algo y decir algo inusual: “Volvámosnos a reunir en caso de que no nos volvamos a ver”. Ahora me doy cuenta de que Yo sentía que él estaba llegando a lo que llamo un ‘punto de salida programado’. Éstos son momentos de nuestra vida en los cuales fácilmente podemos morir o sobrevivir. Pocas semanas después, mientras Yo estaba en Europa enseñando, recibí un mensaje de mi familia que decía que John había tenido un terrible choque de frente con un carro que venía en contravía a alta velocidad por la carretera interestatal. El otro conductor murió. Mi hermano salió con lesiones menores. Así que como veis, Yo sentí que John podría morir pronto, aunque pensé que sería en la montaña, una escalada que nunca había hecho. Afortunadamente para él y para quienes lo amamos, él salió relativamente indemne de este roce con la muerte. Como resultado, ahora John siente más profundamente la vida; y sabe que tenía que hacer cosas importantes.
  
En otro incidente, Yo estaba dirigiendo la gira de un grupo en Turquía cuando una de las participantes, Rel, ‘murió’ en el bus. Su corazón se detuvo y se desplomó con los ojos muy abiertos… Pero después de pocos minutos retornó desde el otro lado, diciendo que había visto que la ‘Muerte’ venía hacia ella; y que ella había decidido que no quería quedarse allí. Una vez que revivió, Yo le dije que había acabado de pasar por un punto de salida/muerte por el que ella no optó. Confidencialmente canalicé para ella: “Vivirás hasta ser una mujer muy anciana”. Fue como si ahora estuviera en una nueva línea vital, como si hubiera hecho un cambio cuántico. Después ella me contó que antes del viaje su hija le había dicho:“Mamá: O no regresarás, o volverás muy diferente”. Rel me escribió diciéndome que aunque su vida parecía igual desde el exterior, después de nuestro viaje y de esta experiencia, todo había cambiado para ella.
 Tengo unos amigos que recientemente perdieron a su hija de 27 años en un accidente de tránsito.Después, a través de médiums que hicieron contacto con su Alma, supieron que en el nivel álmico ella había elegido este final, pues pronto pasaría por una larga y difícil enfermedad que hubiera sido una tremenda carga para ella y su familia. Ella eligió morir repentinamente para eximir a su familia de una enfermedad prolongada. En otras palabras, en el nivel álmico ella eligió su punto de salida.
 Sobre este tema, Mark canalizó lo siguiente:
 “Todos tenéis en la vida puntos de salida previamente programados, en los cuales os podéis ir. Muchas veces habéis pasado por lo que podría ser un punto de salida programado; por ejemplo, haber llegado a casa a salvo después de conducir indebidamente, por ser un adolescente. Llega un momento que es un punto de salida y tu Alma lo sabe. En algunos casos tu Alma elige tener una enfermedad o un accidente que impide que estés en el punto donde se supone que salgas. El momento y el sitio de tu nacimiento son muy importantes en astrología; lo mismo sucede con los puntos de salida. En la perspectiva más amplia el momento de tu muerte es muy específico; se presentará una enfermedad, un incidente o un accidente para que puedas salir en un punto que tenga las cualidades correctas para tu entrada en el más allá; tal como tu carta astrológica indica las cualidades de tu entrada en este Mundo.

En algún nivel, escoge la enfermedad más apropiada para lo que necesites hacer y para el momento en que necesites irte. Algunas personas eligen un ataque al corazón porque no necesitan tiempo para la preparación emocional. Otras personas eligen una enfermedad larga para que ellas y sus familias se puedan preparar para enfrentar su muerte. No tenemos una respuesta para el porqué las personas eligen ciertos accidentes o ciertas enfermedades que conducen a la muerte, pero todo eso es orquestado en un nivel superior muy elegante”.

Sin embargo, debemos darnos cuenta de que inclusive los llamados ‘puntos de salida programados’obedecen al Libre Albedrío y no a la predestinación:
 “La predeterminación no es una esencia del Alma. El destino se puede comparar con unos planos arquitectónicos, de los cuales sabéis que van a cambiar mucho. El Alma llega con una idea de lo que vas a construír, no con la ejecución; lo que construya el Alma depende de eso. Hay un plan Maestro a grandes rasgos, pero todos los detalles se dejan para ti. Tú puedes utilizar este punto de salida o aquel punto de salida. Si hubieras nacido 3 semanas más tarde, todo sería diferente; con tu Libre Albedrío habrías podido irte a otra parte y casarte con una persona diferente y tener otros hijos. Lo posible siempre está cambiando espontáneamente en el Mundo Mayor; y no hay una senda correcta. Frecuentemente hemos dicho que el Universo no tendría solamente una senda correcta de manera que todas las demás fueran equivocadas. Cuando te sientes bien como eres, todos los caminos son correctos y todos los destinos son magníficos. Puedes ser un carpintero o un presidente; y ninguno es más grande que el otro, cuando estás arraigado en ti mismo. No existe la predestinación“.
 TRADUJO: Jairo Rodríguez R. Consultoría Energética y Espiritual
 jairorodriguezrr@gmail.com

AUTOR: Jonette Crowley

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...