lunes, 8 de febrero de 2016

Todos podemos alcanzar la conciencia budica


YO SOY Kuthumi, habiendo venido una vez más.
De acuerdo a la tradición establecida, les daré una Enseñanza. Sin embargo, la comprensión de esta Enseñanza puede ser difícil para su conciencia externa. Esta es la Enseñanza sobre Buda – el nivel en su Camino que deben alcanzar inevitablemente y que alcanzarán tarde o temprano.
Cada uno de ustedes tiene el potencial de convertirse en Buda.
Exactamente de la misma forma en la que cada semilla tiene el potencial de convertirse en una planta, y a su vez, dar semillas. Lo único que los diferencia de un Buda es el nivel de su conciencia.
Algunas semillas caen en buena tierra y brotan rápidamente. Otras requieren esfuerzos considerables para brotar. Pero nunca deben olvidar que están en un jardín donde el jardinero es el mismo Dios. Él es un jardinero muy cuidadoso. Es por esto que aún si para convertirse en Buda se requieren grandes esfuerzos de su parte, se convertirán en Buda a pesar de todo.
Es imposible para ustedes no convertirse en Buda porque esta es una etapa natural y obligatoria de su desarrollo. Hoy no quiero hablar de aquellas almas que no desean desarrollarse y seguir el Camino predeterminado para ellas.
Estén conscientes del hecho de que en realidad no todas las semillas brotan. Hay un cierto porcentaje de semillas que nunca se convierten en plantas adultas. Hay un cierto porcentaje de plantas que morirán sin alcanzar la etapa de la estación donde florecen.
Aún así, ustedes deben saber a qué aspirar. Y su objetivo es convertirse en Buda.
En realidad el nivel de la Conciencia del Buda, cuando lo alcancen, es parecido a una planta en la temporada de frutos. Cuando un humano alcanza el nivel de la Conciencia de Buda, obtiene la habilidad de dotar con su conciencia a millones de seres que están en etapas inferiores de desarrollo evolutivo. Esto se parece a una planta adulta que esparce semillas.
Un Buda siembra las semillas de la Conciencia de Buda dentro de los seres humanos.
Estas semillas se encuentran dormidas dentro del humano por algún tiempo. Sin embargo, el tiempo establecido por los términos cósmicos viene y las semillas del Buda empiezan a brotar en el humano. El Buda siembra las chispas de su Mente dentro de los humanos.
Llega el tiempo cuando estas chispas de su Mente germinan y se vuelven obvias. Dentro de cada uno de ustedes hay una semilla escondida del Buda, una chispa de su Mente, que fue plantada dentro de su ser hace millones de años de acuerdo con las medidas terrestres. Ahora viene el tiempo que les da la oportunidad de alcanzar la etapa Divina de evolución y convertirse en un hombre – Dios.
Tal como una semilla se sacrifica para darle a la planta una oportunidad de aparecer, exactamente de la misma forma Buda se sacrifica para dar a las semillas de la Mente la oportunidad de brotar dentro de millones de seres vivos. Este es el auto, sacrificio sublime del que se vuelven capaces cuando alcanzan el nivel de la Conciencia del Buda. Fue exactamente el auto, sacrificio de los Grandes Seres de Luz hace millones de años lo que le dio a la humanidad la oportunidad de obtener la Mente y, debido a esta Mente, volverse diferente de los animales.
Obtuvieron su mente debido al acto de auto – sacrificio infinito realizado por los grandes Seres de Luz que se mezclaron en los humanos de la Tierra con la esperanza de que las semillas plantadas germinarían y la Conciencia del Buda sería multiplicada algún día. Y en lugar de los siete grandes Seres de Luz, el
universo obtendría millones de Budas.
De esta forma ocurre el desarrollo, en esta forma se multiplican los méritos. Sin embargo, entre la etapa en la que las semillas se plantan y la etapa en la que la planta da fruto, hay una duración, un período natural. Para la humanidad de la tierra, esta duración equivale a millones de años.
La Alquimia Divina trabaja de tal forma, que los Seres de Luz que se sacrificaron primordialmente para dotar a la humanidad de la tierra con la Mente se mezclaron con los humanos de la Tierra, en los millones de corrientes de vida. Y serán capaces de restaurar su identidad por completo sólo después de que los humanos que quedan en la tierra para ese tiempo hayan alcanzado el nivel de Conciencia del Buda.
Dentro de cada uno de los Maestros Ascendidos hay una chispa de un Ser de Luz superior, y cuando un humano alcance el nivel de el estado ascendido de conciencia se vuelve capaz de devolver la chispa de la  Mente que ha servido como la levadura en la profundidad de su ser y debido a la cual su evolución ha
ocurrido. Los Cielos gozan con cada caso de ascensión. Cada caso de ascensión le da a esos Grandes Espíritus que dotaron a la humanidad con la Mente hace millones de años, una oportunidad de restaurar su integridad a un grado superior.
Sin embargo, cuando un humano alcanza el nivel de desarrollo de Buda, él sigue el ejemplo de los grandes Seres de Luz.
Al mismo tiempo, cada Maestro Ascendido que ha alcanzado el nivel de Conciencia de Buda tiene una oportunidad de dotar con su partícula a aquellos individuos que todavía están encarnados y con los que este Maestro tiene una conexión kármica, ya que su historia de existencia en el planeta estaba vinculada fuertemente con sus vidas.
Por supuesto, su corriente de vida debe estar de acuerdo con la presencia de una partícula del Maestro Ascendido dentro de ustedes.
Les diré más. Cada profeta, mensajero o mesías, siempre gozó la presencia de Seres de Luz superiores dentro de sí mismo. A veces no había un Ser de Luz, sino varios de ellos. La presencia de Seres de Luz dentro del templo de un individuo encarnado se determina por el nivel de sus méritos. No serán capaces de soportar la Luz de la presencia de un Ser Superior dentro de ustedes si no están listos, si no han alcanzado un cierto grado de pureza de sus cuatro cuerpos inferiores y, correspondientemente, si no tienen un alto nivel de vibraciones que corresponden al alto nivel de conciencia logrado por ustedes. El conocimiento que les doy hoy no es nuevo.
Se conocía bien y era enseñando en todas las Escuelas prominentes de Misterios y fue reflejado en muchos libros y trabajos científicos.
Todo cambia, y llega el tiempo en el que las cosas que eran accesibles a los pocos discípulos avanzados se han vuelto alcanzables para mucha gente. Sólo el nivel de su conciencia les impide entender y evaluar por completo la grandeza del Creador,
Su cuidado por cada criatura viviente y las oportunidades que proporciona la Ley de este universo para la evolución de todas las almas que habitan el universo. Hoy les he dicho una leyenda muy hermosa acerca de los Budas y la multiplicación de la Conciencia del Buda.
Cuando una semilla germina y la planta crece, encuentra muchas barreras en su Camino de desarrollo.
Estas pueden ser sequías, inundaciones, el sol ardiente y las plagas.
Cada individuo en su desarrollo en el planeta Tierra encuentra muchas barreras. Cada individuo debe superar muchos grandes obstáculos. Sin embargo, estos obstáculos son necesarios para el crecimiento de su conciencia. Se convierten en Buda sólo cuando han superado todos los obstáculos. Se convierten en Buda sólo cuando en su conciencia dejan los marcos de referencia del mundo de ilusión.
Y ahora viene lo más importante que tengo que decirles.
La Enseñanza que acaban de recibir es sólo otra visión de la caída de Lucifer y la caída de los ángeles. Como fue ejemplificado por estos dos puntos de vista del mismo evento, pueden juzgar ahora la manera tan irreconocible en la que la mente humana puede distorsionar aún el acto más grande del Espíritu. En verdad, todos juzgan solos a todo y todos ven sus propias imperfecciones en todo.
Es por esto que su propia elección de las dos leyendas les dirá mucho acerca de sí mismos.
La cualidad de la dualidad está inherente en cada evento que ocurre en el universo material. Y entre más alto el nivel que su conciencia alcance, verán menos cosas negativas y más cosas positivas y Divinas en la realidad circundante.
Cuando su conciencia alcance un grado suficientemente alto, se sorprenderán con el hecho de que todo ha cambiado a su alrededor. Y entonces en lugar de los ángeles caídos que los rodeaban y con los que peleaban sin descanso, verán seres humanos que sufren y que necesitan su ayuda.
Paro para que ocurra la transformación de su conciencia, deben desear progresar en el Camino, deben ponerse bajo los vientos del cambio y no temer nada. Nada los amenaza en su mundo excepto su propia parte irreal, que atrae a su mundo todas las situaciones y circunstancias negativas.
Deseo que ya obtengan la iluminación durante su vida actual. Yo y todas las Huestes Ascendidas estamos listos para servirlos y darles toda la ayuda que necesiten. Pero nunca olviden que es imposible ayudar a un individuo que no pide ayuda y que piensa que no necesita nuestra ayuda.
Siempre recuerden que son como niños en las cuestiones de conocer la verdad Divina. En la etapa actual de desarrollo de su conciencia, aún la Verdad que les he dado hoy parecerá incomprensible e inquietante para ustedes. Pero pasarán unos cuantos años y cada niño estará consciente de esta Verdad.
YO SOY Kuthumi
http://ashramvirtual.blogspot.com.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...