domingo, 3 de enero de 2016

Kryon ante la Hermandad Femenina Lemuriana - San Rafael, Diciembre 2015











Canalización de Kryon por Lee Carroll
ante la Hermandad Femenina Lemuriana
en San Rafael, Diciembre de 2015


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
¡Saludos a las damas! otra vez hablo para la Hermandad Femenina Lemuriana. En el pasado he hablado de muchas cosas, y se las he informado.
Quiero que se relajen por un momento; quiero que sientan algo. Un instante atrás, desde esta silla, he definido qué era su Innato.  Finalmente les conté qué es.  Cuando tienen trillones de moléculas de ADN idéntico, existe una confluencia que se establece. Son idénticas; eso debiera decirles algo: que hay un sistema, y que lo idéntico de ellas es casi como un patrón, un círculo, y crea un campo. Ese campo no es visible porque es multidimensional. El ADN tiene esos atributos, que se descubrirán, y les contamos que ese campo es la Merkaba.
También les contamos que la Merkaba tiene 8 metros de ancho - para ustedes serían unos 26 pies - y eso significa que cada una de ustedes, damas, está sentada dentro de la Merkaba de alguien más.  ¡También yo! ¿Y qué pasa cuando se reúnen tantas Merkabas?  Se crea otro campo, y todas ustedes conocen ese: es una camaradería.  No me consideren como un varón; no escuchen la voz profunda; yo soy Kryon, no tengo género; mi socio se ha hecho a un lado.  En estas reuniones lo llevo a lugares que no recuerda.  Hablamos entre mujeres.  Cuando ustedes se reúnen de esta manera y entrelazan sus Innatos de esta forma, nace la Hermandad Femenina.  Siempre oyeron eso de "cuando dos o más se juntan".  Esa es la premisa, porque cuando se entretejen, se entrelazan, tienen una confluencia de energía reunida que crea algo que es más grande que cada una por separado.
Hemos hablado de lo que ustedes hacían en la Hermandad.  Hablamos de qué era lo importante, lo que no hacían, tal vez.  Hemos cubierto muchos temas.
Quiero hablarles sobre algo. ¿Qué piensan sobre lo que dije?  Algunas de ustedes son muy prácticas; tienen que serlo.  Algunas llevan la responsabilidad del ingreso de la familia. Ustedes tienen los bebés. Hacen la mayor parte del trabajo. Yo sé eso.  Y en esa funcionalidad de la supervivencia en el planeta en esta época, igual están aquí.  ¿Qué piensan acerca de estar aquí?  ¿Cómo encaja esto en la supervivencia y en lo práctico?  ¿Pueden suavizarse por un momento, aún más que lo que ya son como mujeres, y ver algo?  ¿Cuáles serían las probabilidades de que estén aquí? ¿Qué probabilidades de que hayan sido mujeres y hayan estado allá?  Nacieron en esta época auspiciosa en que se necesita que sean mujeres, y son mujeres; no es por accidente, y lo dijimos antes.  Y aquí están sentadas.
¿Acaso su Innato, su ADN, resuena con esta verdad de ser parte de algo llamado la Hermandad Femenina en  un lugar que fue Lemuria o un derivado de la misma, haciendo las cosas de la Hermandad?  La respuesta es que sí lo fueron; casi todas ustedes.  No todas en Lemuria; algunas armaron cosas del tipo de la hermandad femenina fuera de Lemuria, pero estaban usando la energía lemuriana para hacerlas.  Pero aquí están, sentadas juntas, de modo que, ¿qué es la camaradería?   Tal vez hicieron esto en vidas apartadas, entonces ¿por qué ahora resuena como una sola?  ¿Qué es lo que las convoca a reunirse?
Y la respuesta es esta, queridas damas, debieran saberla: cuando combinan los Innatos, las Merkabas, de esta manera, no hay tiempo.  Todas ustedes comparten todas las experiencias de las otras.  Es una experiencia mayor que lo que cada una pueda tener, ¡y empiezan a resonar con lo que han hecho las otras! Es la primera vez que les cuento esta clase de cosas.  Cuando la generalidad hace estas "cosas de mujeres" cuentan con esto, que la energía se reúna para que ellas resuelvan los problemas de su cultura, que tienen que ir a hacerlo a un lugar sagrado y que se amplifican a sí mismas para hacerlo.  Incluso esa amplificación en parte ha sido mal llamada tiempo de los sueños.  Se salen de sí mismas para experimentar lo que experimentaron sus ancestros.  Ustedes con ustedes; la misma cosa.
Para ellas no es Lemuria; para ellas es parte de la sacralidad de la Roca; tienen su propia Lemuria.  Pero ustedes resuenan con eso.  Quiero preguntarles, cuando están sentadas solas, les pregunto: ¿Alguna de ustedes ha tenido la sensación de tener una gran sabiduría interior?  Sean honestas conmigo por un momento.  Ustedes tienen más sabiduría que la que les puede dar una vida.  Miran alrededor del planeta y pueden ver soluciones; saben cuáles son.
Hay algo fuera de ustedes; algo más grande que ustedes, que conocen y no pueden identificar y siempre lo han conocido.  No saben a quién hablarle de eso, no saben cómo hablar, pero siempre estuvo allí; siempre ha sido de ustedes.  Quiero decirles que esta es la época en que lo van a compartir, porque todas ustedes experimentan a las otras. Aquí hay algo más grande que lo que parece.
Melli-ha sabe cómo generar esto; a ella le enseñó alguien de Pléyades.  Esto es lo que el despertar es en ella; entonces ella las guía en ciertas clases de cosas que ella recuerda.  No son ustedes; no necesariamente pueden tener una Hermandad Femenina Lemuriana con cualquiera que lo recuerde. Son las maestras, las señaladoras del camino, las que reciben la guía y  las que les dan ahora la guía a ustedes. Melli-ha es una de ellas.
De modo que la voy a desafiar.  Melli-ha: no he oído mucho acerca de tu staff.  No estoy hablando de personas; (N.T. juego de palabras: en inglés "staff" significa "personal empleado" en nuestros tiempos, pero en otros tiempos más bien significaba "bastón, cayado de pastor o de peregrino""). Estoy hablando de un bastón. ¿Adónde fue ese bastón? ¿Por qué no has hablado de él?  ¿Por qué no les contaste a las damas para qué era el bastón?  Tal vez sea hora de que yo les cuente para qué era el bastón.  Verán: los hombres sabían para qué era el bastón; aquí les digo:  se pasan el bastón una a otra, y cada dama que empuña esa vara da un informe de cómo ella está ayudando a un hombre en la cultura.  Escuchen.  Están ayudando a los varones y ese es su enfoque.  ¿Funcionará la pesca con buen resultado? ¿Irán al lugar correcto?  ¿Pueden ustedes enviarles la energía correcta?  Algunos de ellos son disfuncionales y desequilibrados. Cada mujer toma el bastón y habla acerca de ayudar a un hombre.  Ahora saben - ¡ahora lo saben! - por qué los hombres en su cultura amaban lo que ustedes hacían.  Si ustedes querían ir todas las noches a la Hermandad lemuriana, ellos decían: "¡Por favor, ve y hazlo!" (se ríe)  Ellos apoyaban esto porque veían los resultados, sabían que cuando ustedes se reunían generaban tanta energía, y era sagrada, y ustedes hablaban de ellos y los ayudaban.  ¿Sabían que ese era el rol de las mujeres?  Ellos contaban con ustedes.
A su modo, ellos las ayudaban a ustedes: con el alimento, la supervivencia, todas las cosas que hacen los varones.  Pero las mujeres eran especiales porque tenían el permiso para ir más allá de lo que puede hacer un humano; en realidad cuando las mujeres se reunían desarrollaban una energía chamánica para ayudar a los varones.  Y con eso se ayudaban a sí mismas.
Esto es cultural. ¿Comprenden que no hay una separación de géneros en absoluto?  Es una fusión como tienen ustedes, realmente vista previamente. Quiero que la recuerden.  Esa es la sabiduría que ustedes llevan.
¡Que comience!
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...