domingo, 6 de septiembre de 2015

CARTA ABIERTA A EL SER UNO…




EL SER UNO


CARTA ABIERTA A EL SER UNO… Saludos Ser Uno, durante un tiempo por la canalización, recibí mensajes bastante coherentes, que luego resultaron ser de una entidad que solo se dedicaba a pasar el tiempo conmigo. No pido que me convenza, pero sí me gustaría conocer algo más de cómo ha sido su experiencia en particular, para saber cuál puede ser el grado de credibilidad de los diferentes aspectos que tocan los libros... Un abrazo fraternal…Sergio.

RESPUESTA: Estimado Sergio… A veces pasan cielos delante de nosotros y no los sabemos reconocer, es una pena que usted cerró su canal por la falta de creencia en sí mismo y en lo que estaba recibiendo. Tal vez usted dejó que otros lo aconsejaran inadecuadamente en el camino del despertar. Las “canalizaciones” no se pueden comprobar bajo ningún parámetro terrenal, pero si podemos catalogarlos en: Negativos y positivos, reconocerlos por su Causa y Efecto. Se podrán clasificar también, por la frecuencia alta o baja y por su estilo en los mensajes o enseñanzas que se recibe, encausándolos por ello al Yo Material, Yo Interno, Yo Superior, Yo Divino y al Yo Sublime.

Las canalizaciones recibidas hoy en día, por miles de personas, no son para hacerlas una creencia, religión o elevarlas en un altar y considerarlas como la única verdad absoluta. Las canalizaciones que llegan a nosotros, son para extraer de ellas, lo que más necesita nuestra alma y si nos conducen hacia el camino correcto, donde el alma aprende a superar positivamente las vicisitudes de la vida y nos instruimos a través de ellas para ser mejores personas, si nos enseñan a trabajar y transmutar nuestras emociones negativas-enfermas y sanarlas, si nos conducen hacia el Despertar de la Consciencia en forma real y sin fantasías… entonces la canalización cumple su cometido: Ayudarnos a elevar nuestra frecuencia energética a través del Conocimiento, Entendimiento y Amor y conducirnos amorosamente hacia el Camino de Regreso.

Saber y mantener una canalización estable y positiva, significa para el canalizador: Una vida sana y equilibrada, tanto del cuerpo Material, como del cuerpo Psíquico. Debe tener sus emociones en armonía y paz. Tiene que trabajar constantemente, superándose a sí mismo y en todo lo que lo rodea. El canalizador debe saber que su vida tiene que ser congruente y de mucha responsabilidad. Ha de vivir una vida casi retirada, sin vicios, materialismo y deseos caprichosos del Ego. Ser oportuno entre lo que se recibe, se transmite y se vive. Tener la consciencia muy clara de saber cuál es su misión terrenal y entender que es un trabajador de la fuerza positiva-universal. No dejarse embaucar por la ambición, la codicia y la ganancia. Su realización material debe ser prudente, equilibrada, cuerda y sumamente diáfana y clara, porque si es todo lo contrario significará: el término de su trabajo y la oscuridad de su alma. Y por último mantenerse firme e inquebrantable en el camino de la elevación espiritual.

Esta es la manera como el canalizador mantiene sus energías-pensamientos (alma) elevados. Al vivir de esta forma, el canalizador jamás permitirá la entrada de entidades densas y de baja frecuencia o consentirá que entidades jueguen o se burlen de él, porque al tener sus energías-pensamientos constantemente elevados, las entidades de baja frecuencia no pueden tentarlo, atacarlo o simplemente influenciarlo negativamente. La densidad y oscuridad no puede vivir en la LUZ que emite su alma. El canalizador que vive de acuerdo a las normas universales y cumple a cabalidad su cometido, se sentirá muy seguro, porque nunca dudará, que su canalización proviene de las altas frecuencias y de SERES DE LUZ Y AMOR… 
Camino del Ser.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...