lunes, 29 de junio de 2015

Las Pleyadianas Familia de Luz Primera Parte I





Como Familia de Luz, sois destructores de sistemas que viajan a través del tiempo para penetrar en los sistemas que precisan un cambio, y de esta forma servís de catalizadores para el derrumbe de los mismos. Entráis en ellos y facilitáis el colapso del sistema porque sois portadores de luz.


La Realidad Hace de Espejo

Estamos aquí. Somos las Pleyadianas, una energía colectiva de las Pléyades. Poseemos una larga historia. Nuestros ancestros llegaron de un universo que había logrado la realización, un universo. Vosotras y vosotros estáis viviendo simplemente en un planeta que se acerca a la realización, y estamos aquí para ayudaros en esa tarea. Esta realización o transformación ha sido anunciada durante muchos eones. Es un momento importante. Lo que suceda en la Tierra ahora afectará a todo el universo.

La realización consiste en que comprendáis quienes sois para que podáis ir más allá en el experimento. Comprender quienes sois consiste en descubrir vuestra esencia: la creatividad. Al descubrir esa esencia, descubrimos que somos creadores.
  
Las Pleyadianas venimos de vuestro futuro, para ayudaros en la época más difícil, la crisis previa a la reconexión con el Creador Principal. En nuestra versión del “ahora”, aún existen en vuestro mundo la tiranía y el tumulto, y hemos vislumbrado probables futuros de la Tierra que incluyen la misma tiranía y decadencia. Pero, como todas las realidades no son sólidas y como el futuro no está establecido (es tan sólo un número de probabilidades), vemos que ahora es el momento en que se da la oportunidad para insertar una probabilidad más positiva en la Tierra. Deseamos reinsertar la luz en este planeta y devolverle a la Tierra su propósito original: el convertirse en un magnífico centro de intercambio de información intergaláctico. Así que hemos regresado en una sección de tiempo a un lugar que llamamos semilla, con el fin de poder producir un cambio. Este cambio no sólo afectará a la Tierra, afectará también a vuestro futuro, a nuestro presente y a todo el universo.
  
Puede que sepáis quienes sois; tenéis nombres, direcciones y ciertamente un número que os identifica. Tal vez pronto os pondrán un `chip´ y os programen, holografíen, automaticen y os conviertan en seres robóticas. Estáis abocados en esa dirección. ¿Realmente sabéis quienes sois?
  
Nosotras somos un colectivo de energías, conscientes y vivas. Llamamos nuestro hogar a un pequeño racimo de estrellas que hay en los Cielos y que se conoce como las Pléyades. Este racimo de estrellas ha ocupado un lugar amado e importante en muchas culturas de todo el globo y algunos de vosotros habéis viajado hasta allí, habéis deseado hacerlo o habéis recordado estas estrellas en vuestros sueños. Mucha gente indígena dice tener un parentesco con las Pléyades al igual que con otros sistemas estelares ya que nosotras, ciertamente, no somos las únicas actoras en esta historia.


Somos Pleyadianas y vosotras/os estáis emparentados con nosotras y como parientes quisiéramos compartir nuestra visión con vosotros.


Una gran ola de energía llega ahora a vuestro mundo, pero tiene formas completamente desconocidas hasta el momento para la sensibilidad de vuestra agudeza visual actual. No obstante, vuestros demás sentidos os están transmitiendo que estáis viviendo en el más absurdo de todos los tiempos. Todo está patas arriba. Estáis asistiendo a la decadencia de vuestra civilización y por ello, como parientes vuestros que somos –seres multidimensionales emparentados con vosotras y vosotros- estamos aquí. Fundamentalmente queremos compartir con vosotros nuestra visión de lo que está ocurriendo en vuestro mundo. Nos consideramos maestras y estudiantes, compañeras y amigas y ciertamente apóstatas. Nos gusta definirnos como destructoras y destructores de sistemas y estamos buscando aquellos de Familia de Luz que también lo sean. Todos somos Familia de Luz y todos aquellos que se sienten atraídos por nuestras palabras y nuestra energía son conscientes de ello. Sois de los nuestros y, tal vez, habéis oído nuestros cuentos y os habéis preguntado por su origen. Os hablaremos ahora de estos cuentos, de lo que está sucediendo con vosotros.


Al vivir vuestra vida diaria puede que os preguntéis qué es lo que está pasando. ¿Por qué todo está cambiando? ¿Por qué todo el mundo se está volviendo loco? ¿Qué significa todo esto? ¿Por qué el engaño y la mentira están a la orden del día? ¿Dónde está la integridad moral? ¿Dónde está la responsabilidad? ¿Dónde la confianza? ¿Dónde está la compasión? ¿Dónde está la amistad? ¿Dónde está el amor? ¿Qué pasa con el matrimonio y con las relaciones personales? Pues bien ¿qué pasa con todo esto? En una cultura que se está derrumbando, una cultura que está poniendo todo del revés, estas cosas dejan de existir. Estáis viviendo en un tiempo que os incita a explorar territorios nuevos, un tiempo en el que ocurrirá un importante cambio de percepción y en el que las riquezas de toda una Era están disponibles. Cuando recojáis dichas riquezas, descubriréis que lo que recolectáis es la “habilidad de cambiar vuestra percepción”. Por esto estamos aquí en este preciso momento.


En nuestro intento de explorarnos a nosotras mismas/os, preguntándonos quiénes somos y por qué nuestro mundo es como es, hemos descubierto una vía para llegar al vuestro, este mundo que vosotros llamáis Tierra. El mundo en el que vivís es aquel sobre el cual focalizáis una versión de vuestra atención; no obstante, existen muchas partes de vosotros que aún no habéis encontrado ni explorado. Nuestra intención en estos tiempos, los más absurdos de todos los tiempos, es mostraros que estas incoherencias tienen una razón de ser: estáis a punto de cambiar esa forma de vivir y expresaros rígida, lineal, restringida y controladamente por otra que supone una apertura de percepción, una mayor expresión y un modo diferente de funcionar. Sois como un abanico que se va abriendo.


Nuestra intención es dar algún que otro tirón de orejas a vuestra conciencia. Sois mucho más de lo que se os ha dicho jamás. Incluso a aquellos que habéis estudiado mucho y os consideráis doctos en cuestiones místicas, espirituales y chamánicas os decimos que mantengáis la inocencia, la humildad, el respeto y la reverencia y os propongáis vivir siempre vivir abiertos para vuestro conocimiento. Sin estos atributos y sin todo lo que necesitáis saber ahora, os cegará vuestra propia luz y os relegará. Esto, claro está, es la prueba que la incoherencia de estos tiempos absurdos crea para la humanidad. ¿Seréis capaces de cambiar vuestra percepción?


Indagad en las diversas áreas de vuestra vida en las que la libertad se está volviendo aparentemente muy restringida. Áreas en las que no podéis expresaros libremente ni manifestar vuestra opinión. Estamos hablando de estas sensaciones que os dictan seguir lo que se os dice como si fuerais un rebaño de ovejas. El dinero ya no significa nada: los automóviles cuestan miles y miles de euros o dólares; todo tiene un precio exageradamente alto, desde la comunicación hasta la comunicación. Vuestros hogares están amenazados. ¿Todavía podéis permitiros vuestros hogares? ¿Cómo obtendréis vuestra comida? ¡Un poco de diversión cuesta tanto dinero hoy en día! Los niños temen a la Tierra y ya no juegan con palos y piedras o barro…


Os dicen que la enfermedad acecha por todas partes y ahora tenéis miedo a vuestros cuerpos, cuerpos que se han vuelto rígidos y cerrados. Vuestras relaciones con los amigos, la familia y los seres queridos se están cayendo a pedazos. La comprensión de la sexualidad está viviendo su hora más oscura. El mal uso de la energía sexual está a la orden del día y es utilizado por la clase dominante como herramienta de poder, ya sean papas, párrocos o presidentes. Vuestras religiones, sistemas educativos y líderes ya no tienen sentido y carecen de compasión. Su visión de la humanidad es fría; no es una visión cálida y el Nuevo Orden Mundial ciertamente no es un abrazo cálido.


Las grandes olas de energía que pasan por vuestro sistema están cambiando a cada una de vosotras y cada uno de vosotros a un nivel psicológico. Estáis siendo cambiados como planeta. Por esto nosotras, como parientes pleyadianas que somos, hemos venido. Al intentar saber más sobre nosotras/os mismas, hemos encontrado vías que nos conducían hasta vosotros. Comenzamos a entender que al encontraros, trabajar con vosotros y aportar una porción de energía y atención a vuestro mundo, podíamos comprendernos a nosotras mismas. Si hay algo que hemos aprendido a lo largo de nuestro viaje por la existencia es la certeza de que la realidad hace de espejo. Algunos de vosotros diréis: “Ah sí, esto lo conocemos, lo hemos oído antes en muchos términos diferentes: cosechas lo que siembras. El pensamiento crea. Tú creas tu propia realidad”. El concepto de que la realidad hace de espejo es muy profundo e importante y debe ser integrado en estos momentos, ya que es, en verdad, una de las mayores leyes que persisten en la existencia.


Nosotras sabíamos que si la realidad siempre se refleja a sí misma y si los portales de la Tierra nos atraían, algo tenía que haber ahí. A lo largo de los últimos diez años, según vuestro tiempo, hemos aprendido mucho sobre vosotros, os hemos enseñado viniendo a vuestro mundo y sembrando información que podía ayudaros en un momento crucial de vuestro desarrollo: el momento en el que vuestra civilización iba a decaer. Puede que os preguntéis: ¿Por qué, si se puede saber, está ocurriendo esto? Sin embargo, algunos de vosotros lo niegan argumentando: “La civilización no se está derrumbando. Mira, tengo un coche más grande, más dinero, perfumes, zapatos de marca, jerseys de cachemir, viajes por todo el mundo –tengo más que nunca”. Y es cierto. En estos momentos, algunos de vosotros estáis sentados en el regazo del lujo. Sin embargo, si abrieseis los ojos y echarais un vistazo a vuestro entorno, os daríais cuenta de que son muy pocos los que viven de esta manera. La inmensa mayoría de la gente de vuestro mundo está destinada a luchar por la supervivencia. Con esto nos referimos a aquellos que creen lo que se les dice… Van a la escuela, hacen caso a sus padres o a cualquier autoridad que esté pregonando sus verdades y aseguran con resignación: “Las cosas son así”. Aunque existen muchas razones que justifican semejante obediencia, ésta resulta ser una característica de la especie humana desde hace tiempo.


Pero a pesar de todo esto y por si acaso nadie os lo ha dicho, queridos humanos: sois una de las fuerzas más poderosas ocultas en los escondites secretos del Universos. No estamos diciendo esto para halagaros y menos aún para hinchar vuestros egos; cuando sois poderosos, sois tan capaces de autodestruiros como de crear universos. La razón por la que tocamos el tema de lo absurdo de vuestros tiempos y de la decadencia de vuestra civilización es porque estáis asumiendo el poder y os estáis destruyendo, en lugar de crear universos. Muchas formas de vida inteligente conocen este poder porque el Universo es infinito y la Galaxia está resonando con conciencia. ¡La realidad es un espejo y cualquier cosa que decidáis crear puede funcionar si creéis en vuestro poder y tenéis algunos `ases´ escondidos en vuestra manga! Nuestra intención es ofreceros algún que otro truco de este negocio, alguna que otra lección, para que podáis atravesar estos tiempos tan tumultuosos.


Como Familia de Luz, sois destructores de sistemas que viajan a través del tiempo para penetrar en los sistemas que precisan un cambio, y de esta forma servís de catalizadores para el derrumbe de los mismos. Entráis en ellos y facilitáis el colapso del sistema porque sois portadores de luz. Os rogamos ahora que investiguéis la luz, que os preguntéis: ¿De dónde procede? ¿Cuántas formas tiene? ¿Qué hace además de iluminar vuestros hogares y calles? Cuándo la luz cambia de forma y color al zigzaguear por el cielo ¿vuestra conciencia se ve alterada? Cuándo los eclipses de sol o de la luna en el cielo del atardecer o nocturno os cautivan, cuando la luz cambia su patrón normal ¿qué sucede de verdad en vuestro ser? Desde una perspectiva determinada, luz es información.


Al compartir nuestra luz con vosotros, entablaremos un intercambio de mente-a-mente para ampliar vuestro campo de percepción, para explorar los pasillos del tiempo mediante vuestro ADN para que podáis recordar vuestra verdadera historia y la de vuestro planeta. Os han enseñado que los primeros humanos salieron gateando de las cuevas o que fueron expulsados del Jardín del Edén y que lentamente evolucionaron a lo largo de unos cuantos miles de años, luchando contra las edades glaciares descubriendo, entremedias, la rueda. Lo cierto es que las cosas no fueron así. Procedéis de una herencia ancestral y sois oriundos de las estrellas. Sois materia estelar y vosotros y vuestro planeta no sois el resultado de un accidente llamado `big bang´. Todo está planeado y el Universo funciona porque sigue un propósito. Tal vez no os podáis imaginar al ingeniero, al diseñador o al equipo de producción, pero esto no significa que no existan. Cuando erais niños había muchas cosas que no os podíais imaginar. Incluso ahora, siendo adultos inexpertos que quieren llegar a más, os podemos decir que hay toda clase de signos y señales ocurriendo en los Cielos que ni siquiera podéis imaginar, pero que, sin embargo, alteran vuestra conciencia de mes a mes conforme os adentráis en el siglo XXI. De hecho, os estamos procurando una apertura energética según va transcurriendo este siglo ayudándoos a convertiros en seres valiosos, llenos de propósitos y que asuman su total responsabilidad.


Vuestro reto, en este momento, consiste en conquistar vuestra libertad y esto no significa luchar contra el gobierno, los militares, su control mental o cualquier otra fuerza que parece atraparos en la tercera dimensión. Aunque parezca que están aprisionando y aniquilando vuestra individualidad, recordad que siempre existe una visión más amplia del cuadro.


En el vivir diario puede que os cuestionéis vuestra salud mental y vuestro propósito, que os preguntéis qué es lo que debéis hacer en cada momento ya que os sentís acongojados por el espectro de la vida. Os diremos que el cuadro es más grande de lo que imagináis y os aconsejamos que os pongáis cómodos y os relajéis. La vida en la Tierra incluye muchas más cosas de las que habíais pensado y por lo tanto es mejor que no os agotéis antes de tiempo ya que hay mucho por venir. Nuestra intención es ayudaros a atravesar esta fase para que podáis relajaros y comprender qué papel jugáis y sois dentro de este grandioso proceso de cambio.


Tal vez os preguntéis: ¿Por qué están las Pleyadianas aquí? ¿Por qué hacen todo esto? Pues bien, os podemos contestar: nosotras y nosotros aprendemos de vosotras y vosotros y por consiguiente aprendemos de nosotras mismas gracias a que la realidad nos sirve de espejo. No resulta fácil encontraros en el mapa de la existencia. ¿Os podéis imaginar a oda la existencia y al mismo tiempo simultáneamente? ¿Cómo creéis que uno puede encontraos cuando en realidad no sois más que un cuarto de milímetro de una aguja escondida en un pajar? Os encontramos gracias al intento de conocernos a nosotras mismas y experimentamos con vosotros ya que entendemos que sois, al igual que toda la vida, un experimento. Debido a que todo lo que hacéis es un reflejo de lo que creéis, nosotras pretendemos sembrar energía en forma de ideas para que vosotros, los seres humanos, quizá la podáis utilizar como herramienta para la supervivencia. `Herramienta para la supervivencia es realmente un término perfecto. ¿Y a qué tenéis que sobrevivir? Tenéis que resistir al cambio de vivir de una manera lineal hacia una expresión multidimensional. Este cambio puede compararse a un abanico que se va abriendo –un abanico como el que llevan las geishas japonesas o las damas sureñas de los Estados Unidos.


No es un proceso fácil de sobrellevar y por ello examinaremos algunos de los temas más difíciles. Tenéis que mantener vuestros cuerpos físicos, emocionales, mentales y espirituales en forma. Hay muchas maneras de hacerlo y tenemos algo que transmitiros al respecto. Cuando estéis terminando vuestra vida en la Tierra, tendréis la oportunidad de revisarla mirando atrás y decir: “Hmmm, mira lo que hice en la Tierra”. Nos encantaría que en aquél momento pudierais decir que habéis recolectado muchos pedacitos de oro. Pero este oro es mucho más que un mineral valioso que se pueda canjear por riquezas materiales en cualquier banco. Sería demasiado fácil si llegásemos con un camión lleno de oro y lo descargáramos en vuestro patio diciendo: “Tomad, queridos humanos, aquí está vuestra luz dorada. Id y cambiadlo”. A muchos de vosotros os encantaría que simplemente se os diesen las verdades mientras os quedáis sentados en vuestro trono argumentando: “Mira, me lo merezco”.


Recordad que como Familia de Luz os adentráis en sistemas para provocar cambios. Sois indicadores de caminos y con frecuencia primero tenéis que asimilar los aspectos más difíciles de un sistema antes de poder cambiarlo. Penetráis en un sistema para vivenciar sus profundidades hasta en sus más mínimos detalles y de esta forma poder relacionaros con él y poder cambiar a los demás –vuestra familia, amistades y toda persona que se relacione con vosotros. Aunque el resto del mundo no crea que pertenece a la Familia de Luz, forma parte de ella. Todo forma parte de lo mismo. La historia que contamos es la historia de la especie humana, la historia de la vida en el cosmos, donde todos forman una gran familia, una familia que ha tenido sus problemas al igual que los tienen todas las familias. Esta familia tiene una rama que nosotras llamamos Familia de Oscuridad. Como Familia de Luz, una de nuestras intenciones consiste en explorar, junto con vosotras y vosotros, a la Familia de Oscuridad. Ella es la rama que está escondida en el armario, la rama que avergüenza a todo el mundo y por la que uno se siente humillado y abochornado. ¡Para complicar todavía más el batiburrillo de nombres, etiquetas y malentendidos, vuestra rama de Familia de Luz formada por los destructores de sistemas, es considerada como la oveja negra por ambas partes!


Al vivir la llegada de esta intensa energía, que, en verdad, no es otra cosa que una infusión de luz, uno no puede obviar enfrentarse a lo oscuro ya que forma parte de la misma experiencia. En el mundo de dualidad en el que os halláis, la sombra define la luz al igual que lo hace en una fotografía. Puede ocurrir que cuanta más luz creéis, más os deis cuenta de la sombra que la define. Algunos de vosotros habéis sido probablemente un poco ingenuos, dispuestos con demasiada celeridad a participar en el juego, habéis hecho caso a los que tienen autoridad y habéis actuado según lo que se os ha dicho en lugar de pensar por vosotros mismos. Por regla general no se anima a la gente a que piense por sí misma. La programación de masas es una práctica habitual en todo el mundo. Se os enseña lo que debéis pensar y encima pagáis una buena suma de dinero por esta experiencia. Esta clase de mal uso de la energía sólo puede llegar hasta cierto punto, es decir, hasta que la gente se convierta en pequeñas cajas desconectadas, fragmentos encasillados y perdiendo la conexión con el Todo. Cuando se haya fragmentado de esta manera, el castillo de naipes se caerá en sí mismo. Un fragmento solo no puede vivir separado durante mucho tiempo. Una parte pequeña sólo puede resistir aisladamente durante un breve lapso de tiempo. ¿Lo entendéis? Observando la naturaleza, las plantas, los animales y a vosotros mismos, os daréis cuenta de que nada puede reproducirse aisladamente. Durante miles y miles de años se os ha alimentado con una serie de falsedades y en consecuencia cada una de las personas de la Tierra se ha encasillado en sus creencias, desconectada de un pensamiento auténtico, de sí misma y de los demás. Vuestra visión del mundo se basa en la separación, un concepto que no es precisamente el más sabio de los principios fundamentales.


Conforme llegan la luz y energía cósmica para conmover a vuestro planeta, estos principios fundamentales comenzarán a derrumbarse como edificios viejos, construidos en lugares inapropiados. ¿Sabíais que las estructuras pueden ser vistas desde el futuro para estudiar las generaciones venideras? En vuestro planeta, los antiguos construyeron los edificios de tal manera que han perdurado mucho más tiempo de lo que vuestros inmuebles durarán jamás ya que poseían una comprensión muy amplia del cosmos. Estaban en contacto con los Cielos y con la Tierra y el saber de que todo está vivo les motivó. Ellos tuvieron en cuenta al Éter, representante del Espíritu y de los reinos invisibles, al igual que a la Tierra, al Aire, Fuego y Agua.


Nosotras utilizamos precisamente a este reino invisible para venir de las Pléyades y hablar con vosotros, `electrizaros´, divertirnos con vosotros, aprender de vosotros y transmitiros una energía que, al fin y al cabo, es vuestra. Cuando observamos vuestro mundo desde nuestro punto de vista, parecéis vivir en la página de un libro. Os vemos desde muchas perspectivas y, en cierta manera, os `hojeamos´, conociendo tanto lo anterior como lo posterior. Al vivir sobre una página sola, en la mayoría de los casos, no os podéis ni siquiera imaginar una configuración más amplia. Creéis que sabéis lo que sucedió antes de vuestro tiempo, pero en realidad no conocéis la versión completa, la versión sabrosa. Cuando os localizamos por primera vez, nos parecía que podíamos asistiros a embellecer las páginas de vuestro libro.


Pues bien, existen seres que viven dentro de un marco muy estrecho de pensamiento que opinan que cuando se escribe un libro sobre la vida, éste ya no debe ser modificado nunca más. Desde vuestro punto de vista estos seres se podrían llamar dioses. Existen dentro de un ámbito de Divinidad donde tienen sus propios hogares, ámbito que se rige por leyes y reglamentos bastante más amplios que los vuestros, pero aún así predomina un pensamiento limitado.


Así es como empezó vuestra confusión y renuncia al pensamiento autónomo. Seres que vosotros adorabais, emulabais, y que jamás pusisteis en duda, han formulado leyes que no generan bienestar para vosotros. Estas leyes no han funcionado nunca del todo; sin embargo, ahora, con la fragmentación masiva de la gente, las marchas de las viejas leyes de la Tierra están llenas de arenilla haciendo que vuestra civilización esté llegando a un chirriante parón. En parte, una se puede dar cuenta de ello al ver que más y más gente pierde su trabajo y que tiene más deudas cargadas en sus tarjetas de crédito que nunca. Durante el proceso de moverse cada vez más deprisa para expandiros y acomodaros al cambio energético, estáis perdiendo el contacto con la parte práctica de la vida y con el sentido común. Hemos dicho antes que lo que está en juego es vuestra libertad y ésta se basa en vuestra responsabilidad –dos palabras- vuestra habilidad de responder ante lo que está ocurriendo en vuestro mundo. Si no sois capaces de manejar la tercera dimensión, os aseguramos que en la multidimensionalidad os perderéis.


Muchos de vosotros pensáis que manejar la tercera dimensión requiere ir más deprisa, disponer de más tecnología, conocer a más gente y correr de un sitio a otro. Sin embargo, al moverse las cosas más deprisa, deberíais reducir vuestra velocidad y calmaros. ¡Tomad tiempo para escuchar a los pájaros, los sonidos de la naturaleza, el chisporroteo del fuego en la chimenea –sonidos naturales! ¡Salid al campo! ¡Sed vosotros mismos! ¡Dedicad tiempo a vosotras y vosotros mismos y aprended a expandir vuestra consciencia y a escuchar la voz interior! Una vez que hayáis logrado oír esa voz, no olvidéis cuestionarla y todo lo que os dice. Cuando comenzáis a abrir el abanico que sois, respetando la voz en vuestra cabeza, se produce la apertura de lo abstracto. La raza humana ha sido distraída durante demasiado tiempo de pensar en términos abstractos –términos no-lineales. La vida actual está muy solidificada y lineal. Debido a ello os priváis de una gran oportunidad de vivir. Esta visión tan estrecha impide a montones de vosotros que os convirtáis en artistas que sois en vuestro interior. Mucha, pero mucha gente tiene que desarrollar un nuevo y más amplio arte de pensamiento para poder traducir los cambios que vienen a conceptos prácticos. Los antiguos egipcios llamaron esta voz en la cabeza Ka. La consideraron un doble, u otra versión del Ser que se utilizaba como guía e inspiración. Este concepto no tiene nada que ver con lo que se entiende comúnmente por `estar poseído´.


Por ahora queremos inspiraros e informaros que debéis activar este misterioso concepto llamado Ka durante este viaje con nosotras. Debido a que ya no vivís ni buscáis lo abstracto, este aspecto, tan poco conocido, del desarrollo humano ha caído en el olvido. Pero aún así, lo abstracto llama ahora a vuestras puertas incitándoos a ir más allá de vosotros mismos. En muchos aspectos el `Internet´ refleja la convergencia de vuestras `autopistas psíquicas´ internas. ¡Buscad guía! ¡Buscad vuestra herencia ya que esta voz, el Ka, os pertenece! Tenéis que reclamar vuestro patrimonio en este tiempo, el más absurdo de los tiempos. El Ka os ayudará a transformar una vida lineal en una que es multidimensional. Es la llave maestra para conoceros a vosotros mismos, una herramienta elemental para sobrevivir. ¡No lo olvidéis!


Conforme vuestro sistema se haga añicos y las comodidades corrientes vayan desapareciendo rápidamente a lo largo de los próximos quince años, veréis el resurgir de un montón de cosas y se presentarán muchas oportunidades. Una fuerza psíquica espiritual emergerá, creando a escala planetaria una multitud de cambios muy repentinos. Estos cambios anunciarán una nueva manera de pensar y percibir y os uniréis en una sola raza humana. Todo lo que hacéis ahora, en cada día, en cada momento, cuenta.


Os han enseñado que la vida es un accidente y que carece de sentido. Nosotros os decimos exactamente lo contrario: el gran ingeniero en el cielo hace que todo funcione ya que si no fuera así, la vida se pararía con un gran chirrido pero, incluso, si esto llegara a ocurrir, simplemente significaría que está teniendo lugar una revisión. Esto es lo que sucede en vuestro mundo: os están haciendo una revisión, pero esto no implica que la vida de todo el mundo se parará. Significa que cuestionaréis ahora el poder de los que ostentan una posición de autoridad o, mejor dicho, a los que habéis colocado en semejante posición –trátese de gobiernos, líderes religiosos, sistemas educativos, reyes, párrocos, papas o presidentes. Ha llegado el momento de que el poder llegue a la gente.


Tenéis que reclamar como vuestros determinados atributos. Atributos que son conocidos por pocos. Recordad que en los anales cósmicos se os conoce como seres extraordinariamente poderosos, como creaciones de los Dioses. Vosotras y vosotros sois el “AS” que hay escondido en sus mangas, creados genéticamente hace eones y luego almacenados, guardados para los tiempos de por-si-acaso y en muchos sentidos puede decirse que fuisteis escondidos en los pasillos del tiempo. Resulta difícil encontraros en el gran Libro de la Existencia, pero a pesar de ellos: Habéis sido encontrados. Vuestras coordenadas del tiempo son conocidas y ahora muchos están viniendo a vuestro mundo ya que todos saben que aquí hay una mina de oro. Esto no quita que algunos intenten engancharos y engatusaros con sus distracciones.


Tenéis que ser muy selectivos con lo que elijáis pensar, tenéis que creer en vosotras y vosotros mismos mientras desplegáis vuestro abanico de conciencia. Es entonces cuando, tal vez, seréis capaces de comprender que una gran infusión de energía, procedente de los Cielos, resplandecerá sobre el oro que lleváis dentro. Como Familia de Luz, simplemente estáis descodificándoos y convirtiéndoos en lo que ya está en vuestro interior y nosotras, como familia y parientes, os acompañaremos durante un rato y os recordaremos este proceso. Os ayudaremos y os ofreceremos, si hace falta, un hombro sobre el cual derramar las lágrimas que surjan al desvelar los misterios y sentimientos más profundos –no las lágrimas de la lástima y culpa ya que éstas son lágrimas tontas. Las lágrimas reveladoras son sanadoras y puede que las experimentéis una y otra vez al leer nuestras palabras y vivir la vida. No os avergoncéis de estas lágrimas ya que ayudan a derretir el rígido control que os ha apartado de pensar y de comprender quienes sois.


El poder que reside dentro de vosotros os fue otorgado hace eones por los Dioses cuando tejieron vuestros ADN,s. Ahora os toca averiguar por qué los Cielos están tan llenos de visitantes. ¿Quiénes son? ¿Son los Dioses creadores? Extraterrestres, alienígenas u otras formas de inteligencia están apareciendo en cada versión de la realidad. Viviréis con esta experiencia aunque la idea que otras formas de inteligencia puedan aparecer repentinamente en cualquier lugar y tiempo desmontará vuestra visión lineal del mundo. Recordad que vuestro mundo lineal se basa en un calendario, uno que ni siquiera es muy antiguo; incluso un calendario tan arcaico como el de los Mayas no deja de ser una construcción del tiempo. El tiempo se construye en torno a un tema, se pone en marcha y luego permanece lo suficientemente consistente como para crear una forma de pensamiento que lo esquematiza y lo convierte en una realidad virtual. El tiempo es elástico, y vuestra experiencia del tiempo ciertamente es diferente a la nuestra. Nosotras podemos hojear el Libro del Tiempo y viajar a través del tiempo escogiendo las coordenadas. ¡Saltad en el Tiempo! Debéis comprender este concepto, a prender a convertiros en saltadores en el tiempo, primero mentalmente y después debéis llevarlo a la práctica literalmente. El pasillo del tiempo está abierto y es importante saber que cada lección y experiencia de la vida cotidiana se produce sirviendo de ayuda para descodificaros como residente galácticos y, lo que es más importante aún, como especie humana. En estos tiempos, vuestro cometido más importante es vivir. ¿Entendéis esto? Querer vivir y crear una continuidad para vivir será por sí mismo un reto puesto que cuanto más viváis y estéis abiertos a nuevas experiencias, más cosas averiguaréis.


Esta ola de energía os está despertando psíquicamente, provocando un cambio de percepción que hace que os deis cuenta de muchas más cosas y en muchos niveles diferentes. Uno de los retos más grandes al que os estáis enfrentando consiste en comprender cómo funciona la mente. Hemos dicho que os transmitiremos pensamientos de mente –a-mente. Estáis, claro está, telepáticamente expandidos. Mucha gente ya está muy preparada, otros, sin embargo, ni siquiera se pueden imaginar que esto pueda funcionar, pero aún así, el hecho es que habéis nacido con esa habilidad. Si la cultivarais, seríais mucho más astutos de lo que creéis que sois. A su vez, si fuerais más astutos, no seríais tan manejables. Muchas cosas os son vedadas y mantenidas en secreto porque son considerados conocimientos superiores: vuestro talento para sanar, utilizar vuestra mente para crear lo que queréis, enviar y recibir mensajes, ver imágenes y leer campos energéticos –todos, habilidades innatas vuestras. Si reclamáis estos poderes, los pocos que viven lujosamente y que son los que mandan, tendrán grandes dificultades para seguir manipulándoos. ¿Cómo podrían hacerlo si sois autónomos, libres de culpas, pecados y limitaciones?


Como ya os hemos dicho, el ámbito de la Deidad es el hogar del pensamiento limitado. La Deidad, o aquello que vosotros adoráis, os proporcionará siempre un pensamiento limitado para poder manipularos. Los Dioses saltaron por los Cielos, corretearon por el Universo, vinieron a la Tierra para emparejarse con las hijas e hijos de los humanos y luego se marcharon. Vuestra literatura está llena de estas historias. Atrás dejaron sus parientes, sus descendientes y su linaje de sangre para que gobernase. Sus hijos no necesariamente se relacionaron con vosotros y vosotras y por eso organizaron el sacerdocio y las instituciones militares para controlaros y obligaros a obedecer. Durante la época feudal de las Eras Oscuras, los humanos fueron encerrados en muchas formas limitadoras y hoy en días seguís igual aunque las formas que os atenazan actualmente sean invisibles. Ya no os juzga la Inquisición, no se os expone públicamente ni tampoco os queman en la pira. Existe una manera mucho más soterrada de controlaros, una manera encubierta –tan encubierta que es irreconocible para la mayoría de aquellos que están contentos de pensar lo que se les dice. Para alguna gente esto será bastante molesto y difícil de integrar, pero en ello radica una de vuestras mayores oportunidades. A veces, los retos más oscuros, las lecciones más difíciles albergan las mayores gemas de luz.


Al principio el control mental será entendido en vuestro mundo desde un aspecto negativo, desde un lado muy, muy oscuro. Pero a partir de esta comprensión saltaréis a la luz grandiosa, a un nuevo amanecer del arte de pensar, alumbrando un renacimiento del ser. Habrá mucha gente que se levante para explicar la verdad de cómo la mente humana está siendo manipulada. Probablemente comprenderéis entonces que los Dioses siempre han jugado el mismo juego. También puede ocurrir que os deis cuenta de que los mismos Dioses han manipulado a ciertos humanos que, a su vez, están manipulando al resto de vosotros, convirtiéndoos en un rebaño de ovejas obedientes, siempre puntual, y que muere según las reglas oficiales. ¡Todo esto se va a acabar!


Al daros cuenta de cómo habéis sido controlados e influenciados, veréis lo fácil que es atiborraros con datos, ya sea por medio de repeticiones electrónicas o mediante el oscuro, negro y oculto abuso del poder de la sexualidad, el canibalismo o las matanzas. Existen toda clase de técnicas para fragmentar y encasillar a los humanos. Tenéis que utilizar vuestra mente como herramienta ya que ella es el espacio en el cual creáis. Como ya hemos dicho, todo es un espejo y ésta es una de las verdades que os transmitiremos cuando os relatamos los cuentos de la existencia. Vuestros antepasados aprendieron que la realidad refleja aquello que uno es, recordadlo. ¡Recordad!


Se os ha dicho que estáis solos en la vasta existencia porque así sois más manejables. Estando aislados no podéis comparar vuestro mundo con otro. Si pudierais visitar otro mundo y descubrieseis que allí existe el mismo Dios, se os podría ocurrir comprobar cómo Dios trata aquél mundo en comparación con el vuestro. También podría ser que encontraseis a un Dios diferente y decidieseis que esto os gusta más. O, tal vez, os encontraseis con que no existe Dios alguno, sino que la propia gente es Dios. Vivir en el aislamiento os priva de la expansión de vuestras experiencias. Centrados en el tiempo lineal, con experiencias táctiles muy tridimensionales, habéis cortado vuestra conexión psíquica. Cuando erais niñas y niños tuvisteis experiencias psíquicas y fuera del cuerpo, fuisteis capaces de viajar en el tiempo, ver otros paisajes y otros mundos. Cosas que a veces os daban miedo porque temíais que la gente pudiera tomaros por locos. Os daba miedo que os encerrasen u os castigasen. Con frecuencia se os acallaba, se os decía que no debías mencionar nada de esto ya que semejantes cosas no eran bien vistas. ¿Por qué no fueron aceptadas? A lo mejor no eran probadas porque esta clase de poder libera a la gente. Para aquellos de vosotros que tuvisteis este tipo de experiencias, ha llegado el momento de apreciarlas y reconocer que, como Familia de Luz, ya sois ricos. Nadie tiene que concederos nada. Vosotras ya sois poderosas y podéis compartir esta riqueza con vuestras compañeras y compañeros humanos, vuestra familia.


Puede que os sintáis parte de Familia de Luz, un cierto tipo de apóstata, parte de un grupo diferente de gente se plantea la pregunta: “¿Cómo llegué a parar aquí en la Tierra? Me siento galáctico, estelar. Siento que pertenezco al Universo. Nunca me he sentido aquí en casa; mi familia era rara; no he conseguido nunca adaptarme a las prácticas regulares de la vida. Siempre he mirado a los Cielos, viendo continuamente criaturas celestes –venían a mi habitación por la noche para visitarme”. Pues bien, Familia de Luz tiene muchas cosas curiosas que contar. Debido a que muchos de los visitantes son mutantes, no fuisteis capaces de catalogarles ni ponerles un nombre –una actitud típicamente tridimensional, claro está. Vuestra ciencia dice: Dale un nombre, ponle una etiqueta, clasifica su género y especie y luego diseccionado para conocerlo. Al derrumbarse vuestra civilización y expandirse la conciencia hacia un modo de vida multidimensional, vuestras percepciones serán las herramientas utilizadas para diseccionar, conocer, etiquetar, explorar e inventariar vuestra realidad. Vuestras percepciones son un producto de vuestros sentimientos y de vuestra capacidad de ser vosotras y vosotros mismos, de ser vuestro propio dueño y confiar en vosotras/os mismos y manifestar lo que sentís aunque sea diametralmente opuesto a la opinión de los demás. En el peor de los casos os pueden llamar Demonios Encarnados y tiraros boñiga. A veces esto forma parte de ser leal con uno mismo, pero esto, los humanos ya lo han dejado atrás.


Según nuestra visión, si Familia de Luz está ahora aquí en la Tierra reclamando su hogar ciertamente ‘electrizará’ a todo el planeta con una energía nueva. Llegará el día en el que todo el mundo pensará que pertenece a la Familia de Luz de una forma u otra. Incluso vuestros científicos estarán de acuerdo que la materia no es otra cosa que luz atrapada, sugiriendo con ello que todos sois Familia de Luz y, por tanto, emparentados con la Familia de Oscuridad. Nosotras nos ocuparemos, mientras examinamos nuestra historia, de explicaros la razón por la cual la Oscuridad hace lo que hace y por qué la Familia de Luz puede disfrazarse de Oscuridad y la Oscuridad puede disfrazarse de Luz. Puede que al oírnos hablar de control mental digáis: “Ah, claro, estáis hablando de Familia de Oscuridad porque quien si no utiliza el control mental. ¿O no?” Recordad que os hemos pedido que investiguéis la luz. ¿Quién posee luz? ¿De dónde procede? ¿Cómo se genera? ¿Qué clase de luz es? ¿Qué color tiene? ¿Qué sabor tiene? ¿Qué hace? ¿Qué temperatura tiene? ¿Cómo os hace sentir?


Nuestras historias tratan en realidad de sanación ya que como Familia de Luz estáis aquí para sanar. Algunos de vosotros pensáis que sois visitantes estelares que han venido para educar a otros, para elevar su vibración y decís: “Mirad vuestro, se está desmoronando. Aquí tenéis unas cuantas ideas nuevas y después nos marcharemos”. Durante algún tiempo la Familia de Luz ha jugado este juego de ‘visto y no visto`, sus miembros han saltado de un sitio a otro, frecuentemente tan implicados en su cometido que han olvidado vivir. Pues bien, Familia de Luz, debido a que habéis estado tan ocupados con vuestra tarea, nosotros hemos venido para recordaros que en estos momentos debéis vivir. ¡Vivir como no habéis vivido jamás! Es viviendo como de verdad cumplís con vuestra misión ya que vivir aquí supone hacer, crear y luego experimentar lo creado recibiendo bienestar. Al contrario que el granjero que cría unos productos estupendos, los cosecha, los prepara y los guisa para luego sentarse y celebrar una comida magnífica y gozar los frutos de su labor, vosotras y vosotros como Familia de Luz, con demasiada frecuencia habéis olvidado sentaros y celebrar. Estáis tan ocupados en hacer y crear, que descuidáis el valor de vivir, de estar en el Ahora, sin embargo, ésta es la mayor riqueza de estar vivo.


Es esta riqueza la que queremos que recordéis y que no os privéis de ella. Muchas de las lecciones, tareas y retos que estáis experimentando en vuestra vida diaria, en vuestro cuerpo, en vuestras relaciones personales, en vuestro trato con el mundo en general, tienen que ver con encontrar el valor de vivir. ¿Qué es lo que valoráis? ¿Qué es importante? ¿Qué significa tener carácter? ¿Qué significa la moral para vosotros? ¿Qué es la integridad? Mucho de lo que examinaremos tiene que ver con vuestra integridad, vuestra responsabilidad y cómo están entrelazados con vuestra libertad, ahora que el mundo se está poniendo panza arriba en el tiempo más absurdo de todos los tiempos.
  
Continuará.
  
Transcripción: José Carlos López Garrido
hermandadblanca.org
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...