martes, 18 de octubre de 2016

ANIELH UNA PERSPECTIVA DE LOS ANALES PLANETARIOS -1 Mensaje canalizado por Selén


11 de Julio de 2016

Una vez más saludos a todos! Yo soy Anielh, representante de la Escuela de Sanadores de Aurora. Les transmitimos nuestra gratitud, honra y reconocimiento mutuo en esencia a todos ustedes.

Bueno el motivo de mi visita en este día, y tal vez en los días venideros, está relacionado con algo que nosotros consideramos interesante compartir con ustedes a esta altura de los acontecimientos. Me gustaría conversar por algún tiempo y varias veces respecto a los anales de la historia de este planeta.

Atención; tengan en cuenta lo siguiente: no tomen esto como la verdad absoluta, es solo una perspectiva. Además de ser una perspectiva, claro que quiero transmitirles parte de esos anales, de esos registros, porque transmitirlos todos sería una ardua tarea que exigiría mucho más tiempo de lo disponible por las condiciones obvias que ustedes tienen aquí, y que este canal posee. Esas condiciones pasan por una cuestión de tiempo, de habilidades, capacidad de comprensión y de traducción de símbolos e impulsos. Así que no es posible hacer un relato completo, que sea algo más que una colcha de retazos.

Sin embargo, yo haré lo posible para alinear estos retazos de forma que les parezca, desde luego, más coherente, que dé oportunidad de expandir, tal vez, su concepción y visión respecto de algunos asuntos, si no, ofrecerles un momento para abrir una historia, digamos, una historieta. En verdad esa es la forma que considero sería la más adecuada, para ustedes acercarse a todas esas perspectivas: como historias. Y si retiran de esas historias aquello que les parece coherente, lo que les parece útil, lo que encaja y resuena en su corazón. Este abordaje es el indico para ustedes, y no tomen mis palabras a hierro y fuego, sino tómenlas como una posibilidad, una alternativa entre otras tantas perspectivas.

Probablemente en una sola intervención no va a ser posible conversar con ustedes sobre todo lo que me gustaría, así que, probablemente retorne en otro momento para dar continuidad a la historieta. ¿Está bien?

Vamos a comenzar nuestra pequeña historia con una pregunta: ¿de dónde surge la consciencia? ¿De dónde proviene ella? ¿Y qué es eso? Bueno consideren, que el universo es vasto. Si bien nosotros tomamos solo la extensión de esta galaxia como lo que la palabra universo comprende, aun así sería un universo muy vasto. Aunque nosotros tomemos un cuadrante de esta galaxia como una referencia de universo, aun así este sería muy vasto. Cuando hablo de vasto, quiero decir que hay una diversidad muy grande de expresiones de vida.

Piensen en cuantos billones de estrellas existen solo en la Vía Láctea, la galaxia local; y cuántos billones de planetas, la mayor parte de ellos, o por lo menos un buen porcentaje, son campos de vida activos en este momento; cuántas historias, cuántas culturas, cuántas razas, cuántos pueblos, cuántas visiones de mundo. ¿Quién posee la verdad? ¿Quién sabe con certeza de que se trata esto?

Bien, hay algunas perspectivas con las cuales nosotros ya trabamos conocimiento hace tiempo. Voy a comenzar por nuestra propia perspectiva, la perspectiva que nace de la experiencia progresiva de civilizaciones humanas originalmente surgidas en este planeta, en este eón universal, que es la sabiduría antigua que nosotros - los grupos humanos intra-terrenos de la Tierra - guardamos de alguna forma.

De acuerdo con esa perspectiva, y con nuestra visión todo lo que hay es un único y vivo organismo. Todas las galaxias, todos los universos, así como este planeta es un solo y único organismo vivo. Esto quiere decir que este organismo es consciente, hay vida, consciencia o energía y posee un cuerpo, y el cuerpo de este ser uno, es toda la manifestación visible.

Para nosotros, entonces... Esto aquí no es una traducción exacta de nuestra visión. Vamos a recordar esto siempre, esto es una traducción aproximada de lo que es posible transmitirles a través de las palabras disponibles en el cerebro des este canal. Para nosotros, el fenómeno de la consciencia es el primero y fundamental. Perciban que nosotros no comprendemos consciencia como el númeno, pero sí, como el fenómeno primordial, la base de toda la experiencia. Para allá de este fenómeno o como raíz del mismo está lo incognoscible, aquello que rehusamos denominarlo de alguna forma.

Entonces, aplicamos nuestras potencias en la comprensión y la comunión de este ser sintiente que es el Anima Universal y que tiene su cuerpo representado en todo el universo manifiesto. Este ser consciente, no lo vemos como una entidad, pero sí como vida, consciencia y energía que penetra todo el universo manifiesto. ¿Por qué? La conciencia es el primer fenómeno y el universo es una proyección de ella, nosotros somos rayos de esa consciencia una.

Bueno, hay otras perspectivas, pero la nuestra está mucho más ligada a la naturaleza, podemos decir, una perspectiva algo más aborigen, más animista o chamánica, si quieren. Pero hay otras perspectivas que nosotros inclusive aprendimos, compartimos y enriquece nuestra propia perspectiva, en fin. Hay otras perspectivas... Yo no voy a denominar razas, ni a denominar pueblos estelares porque eso sería arbitrario, es como decir que los orientales ven el mundo de una determinada forma, lo que no es verdad porque ellos están compuestos de diferentes pueblos, de diferentes culturas, cada una de ellas con visiones particulares, es así que dentro de esas culturas existen visiones conflictivas, o al menos discordantes. Lo mismo se aplica a esta galaxia.

Pero hay pueblos estelares en esta galaxia que ven la cosa un poco diferente: el universo es un holograma, la consciencia es también un fenómeno, pero lo real no es nada de eso, y todo esto existe o surge a causa de una distorsión - de alguna manera, es lo que nosotros podemos explicar – en la raíz de la consciencia. Esa visión, por ejemplo, coloreó muchos linajes espirituales, por ejemplo; de la India, el Tíbet, de China, que dicen que la raíz de la consciencia es pura, el mundo fenoménico entonces se disipa cuando esa raíz pura se realiza. Esa es otra perspectiva.

Hay otras perspectivas, que muestran una trayectoria de evolución, hay quienes dicen que el universo surge como puntos de singularidad, siendo cada uno o teniendo su punto de singularidad a partir del cual todo el resto se expande, se desdobla; otros dicen que, cada sol es un punto de singularidad y todo eso surge simultáneamente en lugar de haber expansión desde un punto de singularidad en el universo. Bueno, existen todo tipo de perspectivas respecto a eso. 

Pero hay algo en que todas las perspectivas concuerdan, todas concuerdan que el universo o la materia, substancia es igual a energía e eso es igual a consciencia. Y diferentes pueblos estelares explican la correlación entre esos tres aspectos de alguna manera. Pero hay algo en que todos concordamos, traduciendo esto de diferentes formas: la realidad es un compuesto, tiene su raíz en la consciencia y esa realidad es energético-substancial, o sea, la materia es convertible en energía y energía es convertible en materia. A pesar de como se intente explicar esto, hay concordancia en relación a este punto, aquel viejo axioma, "todo es energía, y esa energía vibra y vibra en diferentes frecuencias", esta es otra forma de explicar esa correlación.

Hay otro punto que está implícito en éste y que también es aceptada por todas las visiones: la raíz de la consciencia es una. En la raíz del fenómeno de la consciencia impera unidad, hay una sólo consciencia, una sola vida, un solo soplo, una sola energía, una sola substancia y eso se diversifica, pero en la raíz de la consciencia hay unidad. Y esa unidad puede ser más o menos percibida en cualquiera de esos estadios de diferenciación, dependiendo de las condiciones que, de alguna forma, cada perspectiva explica.

Repito, esta introducción, que puede sonar un tanto compleja y abstracta, es para que ustedes vean que hablar de los anales pasados de un planeta es una tarea mucho más ardua, que simplemente contar una historia. Hay muchas formas de ver esos fenómenos, muchas formas de rastrearlos dependiendo de la perspectiva, y del punto de vista, de la posición del observador de estos fenómenos.

Entonces, ¿de dónde vinieron las almas de este planeta? Bueno, sabemos que este cuerpo planetario que ustedes denominan Tierra - estamos hablando de la forma objetiva, no hablamos de la entidad que reconocemos como el ánima del planeta, estamos hablando del planeta, de la forma objetiva, y sabemos que ésta recibió vida humana por primera vez, hace cerca de 150.000.000 de años atrás. Todo el tiempo antes de eso en su historia, este cuerpo físico fue llevado a aglutinar substancia, y crear condiciones mínimas para el surgimiento de vida biológica y orgánica, con intensas mutaciones geofísicas, energéticas, siendo montado todo el escenario.

Ahora, este planeta es un aspecto de la consciencia de la estrella sol y lo que nosotros sabemos es que, las almas humanas que vinieron a encarnar en él como campo de vida, provenían del sol, son chispas del Logos solar. 

Bueno, repito, esa es nuestra perspectiva, hay otras posibles y eso no quiere decir que una sea acertada o errada, pero son ángulos diferentes respecto a un mismo fenómeno.

¿Dónde estaban esas almas antes de venir a la Tierra? Hasta donde nuestra visión logra atravesar los velos de la consciencia, sabemos muy poco respecto a la historia de este Logos en sus otras encarnaciones, pero tenemos evidencia de que esta entidad que anima este sistema solar y que tiene sus aspectos representados en las entidades planetarias o espíritus planetarios que animan los campos de vida presentes en el planeta, así como cada uno de nosotros, tiene una larga y vasta trayectoria en el tejido del tiempo y espacio, pero nuestra visión no alcanza a tan extenso período.

Bueno, aquellos de nosotros que estamos profundizando cada vez más en los misterios de la consciencia logoica; todo esto es muy abstracto para ser traducido en palabras, entonces, vamos a limitarnos a esto: hasta donde nuestros videntes, o profetas si quieren llamarlos así, consiguieron escrutar en los misterios de la naturaleza, hace 150.000.000 de años atrás cuando el planeta ya poseía una estructura física más o menos sólida - ya había un reino mineral desarrollado, y un reino vegetal en desarrollo, las semientes de vida ya estaban produciendo algunos frutos y todo eso fue hecho con la ayuda de sembradores de vida, pueblos estelares muy antiguos que se ocupan y tienen como función auxiliar a sistemas solares a organizarse, y organizar los campos de vida – entonces desde el Logos Solar se acercaron a este campo de experiencia siete clases de almas humanas.

¿Por qué siete clases? Desde nuestra perspectiva comprendemos que la vida en la naturaleza obedece a un modelo septenario en su aspecto oculto. La Energía Universal se refracta en siete prismas, los ciclos evolutivos del desdoblamiento de esta energía también obedecen a normas septenarias, las potencias psíquicas se agrupan en siete grandes familias de poderes espirituales, existen siete grandes reinos de la naturaleza y así sucesivamente. Y mirando hacia el pasado, escrutando en los registros Akáshicos, nos damos cuenta de que estas siete clases de almas humanas, de chispas humanas se encuentran en diferentes niveles de desarrollo en su dinámica de conciencia.

Las condiciones de vida de hace 150 millones de años no eran tales para permitir a estas chispas asumir formas concretas y objetivas, así que, este primer ciclo de desarrollo del reino humano en este planeta no ocurrió en un nivel objetivo. Las formas que tomaron estas chispas eran extremadamente etéreas y enrarecidas. El estado de conciencia experimentado por estas almas, por estas entidades fue similar a la de los bebés: la mínima conciencia de su entorno y más conscientes de la vastedad espiritual, es decir, el alma funcionaba allí – y cuando utilizo la palabra alma, por favor, entiendan - conciencia individualizada, ¿de acuerdo? No estoy hablando de otra entidad, si no de la conciencia individualizada, el sentido de conciencia de un yo - el alma, el alma allí experimentaba un estado muy cercano al de la raíz del fenómeno conciencial.

Entonces las conciencias gozaban de un estado profundamente indistinto, por lo tanto, percibían poca diferenciación. De modo que el desarrollo de la proyección, puede decirse, o la manifestación objetiva, era muy lento y tomó millones de años hasta que se observó una transformación significativa en las dinámicas de la conciencia y de la expresión de estas almas individualizadas.

Hace, entre 150 millones y 70 millones de años, entonces esta primera etapa de desarrollo del reino humano en el planeta ocurrió de forma espontánea, lenta, muy lenta siguiendo el flujo y reflujo de las mareas cósmicas, solares, planetarias y del propio reino humano.

Recuerden lo que dije; siete clases, a estas siete clases nosotros las distinguimos unas de otras por su coloración, podemos decir, sobre todo en el espectro de energía de estos grupos. Y cada uno de estos grupos de chispas asumió forma etérea o comenzó a tejer su forma etérea en siete puntos distintos del planeta.

Aun en esta primera etapa de desarrollo, que abarca alrededor de 70 u 80 millones de años, vean que algunas de estas entidades despertaron auto conciencia - pocas, muy pocas - e inmediatamente se pusieron a estimular el desarrollo de la conciencia de sí de una manera muy primitiva, lo que podían expresar esos hermanos y hermanas – si bien la diferencia de género no existiese allí.

Entonces, largas épocas se sucedieron. Mientras tanto, las formas de los reinos infrahumanos fueron especializándose y diferenciándose cada vez más. El planeta vivía turbulencias cíclicas, turbulencias generadas por la estructuración propia del sistema solar – los diversos planetas asumiendo posiciones en sus órbitas, y los materiales provenientes del primer Centro Laya, lo que ustedes llaman Sol, aglutinándose, fusionándose, es decir, el orden siendo instalado.

Hace unos 70 millones de años, la transformación gradual que estaba ocurriendo en estos siete grupos de almas humanas se estabilizó de forma colectiva, es decir, la gran mayoría... No todos, pero la gran mayoría de estas entidades, cuyo número no podemos transmitir a ustedes, no tenemos cifras, pero por razones ocultas correlativas, estas cifras son muy sagradas para nosotros, porque son claves para otras cosas. Sin embargo, hace unos 70 millones de años, esta transformación se convierte en grupos, es decir, la mayoría de estos cuerpos humanos de igual manera muestran las mismas alteraciones.

¿Y qué alteraciones fueron esas? Primero, un mayor desenvolvimiento de la consciencia objetiva porque estas almas gozaban solo de una conciencia espiritual. Había muy poca percepción objetiva (física, sensorial, mental mucho menos), pero comienza a despertar los primeros sentidos. Así como esa primera etapa de desarrollo comenzó a despertar el tacto, en la segunda etapa despierta otro sentido, la forma - siendo aun etérea – se torna más concreta, la forma de reproducción pasa de un sistema de reproducción por división celular o fusión celular (en que una entidad generaba un cuerpo para otra entidad sin haber muerte), pasa a un proceso un poco más, objetivo digamos, de ciertas zonas del cuerpo de esas entidades en esa segunda etapa de desarrollo; la energía, substancia vital se acumulaba entonces, en un cuerpo, una forma gelatinosa, etéreo-gelatinosa se desprendía y pasaba a ser la forma de otra conciencia.

Es en ese punto que las especies del reino mamífero, la clase superior del reino animal, surgen en el planeta, ya que hasta entonces los mamíferos estaban desarrollándose, pero los tipos superiores de esa clase específica aun no habían surgido, y surgieron a causa de eso. La propia inteligencia planetaria usaba substancia- átomos, digamos – exudados de esa segunda etapa de desarrollo humano para formar organismos más complejos. Y permitir así que chispas del reino animal que ya estaban en esa etapa más avanzada de desarrollo pudiesen tener cuerpos aptos para su progresión. 

Esa segunda etapa de desarrollo en la humanidad es alegóricamente llamada los hombres del sudor, o los hijos nacidos del sudor, porque es la alegoría usada, la energía vital exudaba de aquel cuerpo etéreo y entonces otro ser "nacía" en cuanto su forma etérea se disolvía el asumía esa otra. En esta segunda etapa algunas entidades despertaron autoconsciencia y se unieron a las más antiguas dinamizando en sus semejantes el proceso de aceleración, muy lentamente comparado con las etapas más recientes de la humanidad. Aun no había distinción de sexo, la humanidad objetiva, por lo tanto, no existía. Había allí desarrollo del prototipo humano, con excepción de ese pequeño número de seres más avanzados, podemos decir, en ese proceso.

Es así, que esa transformación fue paulatina por otros millones de anos, otras transformaciones brutales se sucedieron en el planeta, el cuerpo de la entidad planetaria estaba adaptándose para acoger vida objetiva humana. Y, hace aproximadamente 44.000.000 de años atrás, ya se observa otra transformación masiva en este grupo de almas cuando esa transformación paulatina alcanza un punto crítico, o sea, un gran porcentaje ya presentaba otro estadio de consciencia y de forma. Se da inicio así, a la tercera etapa o tercera gran época de desarrollo del reino humano, de la vida humana en este planeta.

Vean que estamos hablando del desarrollo de la conciencia solar trabajando por refracción de su consciencia en el planeta, preparando formas aptas para que almas individualizadas pudiesen encarnar e interactuar con una realidad objetiva. Entonces el desarrollo que estaba aconteciendo allí era orgánico y aun no había mucho espacio para la progresión de la consciencia individualizada, a no ser para aquel pequeño número de entidades al que me referí y que despertaron precozmente esta capacidad de estar presentes en un cuerpo, consciente del ambiente que lo rodeaba, de las entidades y de las relaciones que podrían ser establecidas en él, y con entidades semejantes.

Ese tercer estadio se inicia entonces, hace cerca de 44.000.000 años atrás, tenemos ahí la tercera gran época del desarrollo humano. 

La consciencia despierta ahí un sentido más, el del habla, aun muy, muy primitivo, porque la comunicación se daba básicamente por telepatía y ésta no sucedía con base en imágenes o sonidos, pero sí, por impresiones energéticas. Pero entonces el cuerpo, se densifica un poco más y en esa etapa, gran parte, la mayor parte de esas entidades presentaban un cuerpo hermafrodita, para la condensación, la concretización mayor de la forma, surge entonces el tipo humano hermafrodita.

La consciencia, comienza así a despertar individualmente en el plano objetivo con mayor rapidez y se hace más común que las entidades presenten un nivel mayor de consciencia individualizada, o sea, una percepción de sí en relación a los otros y al mundo. Algunos millones de años pasan en ese estado, aun se habla de eso como la raza edénica o humanidad pura, inconsciente de las polaridades. Si bien existía ese pequeño grupo que había crecido más y que acumulaba sabiduría, porque ya experimentaba la distorsión de consciencia y forma.

Es a través de este tercer ciclo cuando, este estado se estabiliza para la mayoría de las entidades encarnadas, y las almas encarnan en las formas, podemos decir, completamente. Hace aproximadamente de 20 a 18.000.000 de años, que este proceso comienza a ser colectivo y es cuando surgen las primeras civilizaciones, los primeros agrupamientos sociales, ya que hasta entonces los grupos no tenían mucho sentido y la distinción entre ellos era solo con base en una coloración energética.

Estos siete grupos originales, se mezclan y crean núcleos de vida social. Estos núcleos de vida social fueron iniciados por esas conciencias precoces en el despertar de la autoconciencia. Allí se iniciaron diferentes grupos, comenzaron a surgir los primeros grupos humanos con cierto parecido a lo que viven en la actualidad, o de la evolución que se tiene conocimiento y desarrollo natural de la especie humana en toda esta galaxia.

Monumentos comenzaron a ser construidos, una forma de lenguaje comenzó a ser utilizado, un lenguaje monosilábico porque la comunicación era telepática, pero ese lenguaje monosilábico tenía funciones sagradas, rituales y mágicas. Es en ese punto, cuando surge la lengua de los dioses o lengua sagrada divina, porque las consciencias percibieron que el sonido manifestado objetivamente tenía el poder de expresar su poder co-creador. La propia complejidad emocional, sensorial y mental, aumentada permitía entonces una comunicación telepática más exacta, más compleja, también más objetiva. En este punto, hace alrededor de 18 millones de años atrás, se estabiliza colectivamente otra transformación: la división de sexos.

Transcripción hecha por colaboradores de la ELV

Mensaje canalizado por Selén - http://www.escolaluzviva.com.br/


Traducción: H. N.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...