viernes, 26 de agosto de 2016

MADRE DIVINA EL PRINCIPIO DEL DESDOBLAMIENTO a través de Selén Om 21 de agosto de 2016


Saludos mis pequeños, saludos flores de primavera. Bendiciones y paz comparto con la fragancia de primavera en sus corazones, presagio de la expresión completa del potencial creador, presagio de la luz en su máxima expresión.

Me manifiesto a ustedes este día como Ostara*, la diosa de los procesos de crecimiento, señora de la fertilidad, la joven doncella que con su máximo vigor despierta las semillas de la vida adormecida y las conduce a la completa expresión, en cada ciclo, y en cada ciclo otro espectro de esta completa expresión.

De modo que "completa expresión" no significa el agotamiento de la potencialidad creadora."Completa expresion" simboliza solamente que el arquetipo para esa estación fue alcanzado y manifiestado. Pero el arquetipo de esa estación es sólo un fragmento de un arquetipo mayor, un arquetipo que se construye en la manifestación y se refleja en la danza a lo largo de muchas, muchas estaciones.

Vengo hoy, hijas e hijos, a compartir con ustedes el principio del desdoblamiento, el principio de la evolución, como puede comprenderse en la propia naturaleza. El espíritu es eterno, la conciencia es intocada. La conciencia une al espíritu y la materia, la naturaleza visible y la naturaleza invisible, la conciencia es intocable y, sin embargo, es palpable.

Y esto porque, al permitir el contacto de la vida y la de forma, del espíritu y de la materia, la conciencia, que es al suelo básico de estos dos fenómenos, aunque de magnitud cósmica, es transformada misteriosamente por ser El sostén y el escenario de contacto entre estos dos fenómenos . En realidad, no hay dos fenómenos, asi como la Tierra misma manifiesta las cuatro estaciones, del mismo modo la conciencia, que al mismo tiempo, es espíritu y materia, juega y se divierte en la unión simbólica de los dos aspectos de sí misma que jamás están separados.

La danza del espíritu y la materia, para el espíritu es un ciclo; para la materia, son etapas. Para el espíritu es el fluir constante de la vida; para la materia es la desdoblamiento constante de la forma y de las estaciones.

Vengo a invitarlos a contemplar el principio de desdoblamiento, el principio de la evolución para que puedan comprender lo que está sujeto, y a qué leyes. ¿Qué es espiritu en ustedes, qué es substancia y qué son ustedes en realidad, que observan estos movimientos?

La materia es masa, el espíritu es la energía. Bien saben ustedes que estos dos factores son equivalentes, ya que representan dos polos de una misma cosa: la materia, por tanto, se convierte en espiritu y el espíritu se convierte en materia; siendo el espíritu y la materia sólo polos de una misma cosa. ¿Y quién son ustedes? ¿Dónde están en esta escala? ¿Acaso son energía? ¿Qué son ustedes?

¿Cómo pueden conceptualizar lo qué son? ¿Es posible, decir que son sólo energía? ¿O que son materia? E incluso si energía y materia son la misma cosa en polos diferentes, sin embargo, ¿es posible afirmar que son sólo eso? ¿Y qué es esto, sea capaz de percibir, de observar y nombrar espíritu y materia? ¿Qué es lo que está más allá de cualquier experiencia, y que permanece como testigo de todas ellas? ¿Qué es lo que, a pesar de su forma se alterar con los ciclos, se desdobla con el paso de las estaciones y permanece intocado por el movimiento del tiempo y del espacio?

Yo me revelo en este día como Ostara, principio del desdoblamiento, impulso de la evolución en la naturaleza visible, porque en la naturaleza invisible, les revelo el éxtasis de saberse eterno. Porque yo soy eterna, estoy más allá de las estaciones que conduzco; y estoy más allá del proceso de fertilización e propulsión de las formas que es mi papel en este planeta. Por eso estoy representada como una vigoroza doncella, eternamente joven.

Bien amados, esta juventud no es la del cuerpo, esta juventud no prescinde de la experiencia o de la sabiduría. La alegría de Ostara no es la alegría de la liviandad, la alegría de Ostara no es la alegría de la satisfacción de los deseos personales. La alegría de Ostara, es la alegría de la primavera, es la alegría de saberse más allá de los fenómenos, de conocerse más allá de la mutaciones continuas y constantes en la naturaleza visible. El éxtasis de reconocerse como la propia naturaleza invisible más allá de la danza de energía y materia, espíritu y substancia; reconocerse como el espacio que sustenta este proceso o, simplemente, la testigo silenciosa y maravillada de este espectáculo que se desarrolla en torno a sí mismo.

Si para ustedes es difícil captar el estado de conciencia como espacio, comiencen entonces, como testigo; comiencen, centrándose en la postura del testigo, así como yo soy testigo del florecer y marchitarse estaciones sin fin a lo largo de la historia de este planeta.

Yo soy la doncella eternamente joven, porque no me identifico con el paso de las estaciones, pero cada primavera, mi soplo se levanta, convoca a las semillas de la vida y las impulsa a un proceso más de desdoblamiento y expresión completa de su arquetipo perfecto. Todo en la vida sigue este principio, todo en la vida sigue ritmos y ciclos. Nada, en realidad termina los ciclos solo se transforman y si sus sentidos aun duermen, entonces se les escapa la continuidad de la vida.

También soy eternamente joven, porque no me confundo con los aparentes fines de la naturaleza visible. Yo sé bien que la naturaleza visible pasa a la naturaleza invisible, para volver después de un ciclo, a la naturaleza visible. Apenas los fenómenos salen de cierta franja de percepción, pasan a otra faceta, para luego volver de otra forma, con otra cara, con otro aspecto.

Nada tiene fin, porque el universo no tuvo inicio. Yo no tengo fin, pues desde que el universo es, yo soy. Los invito a la contemplación del principio de la evolución para comprender, qué en ustedes está sujeto a este principio y lo que son en verdad. Desde el momento en que se armonicen, se reconcilien con este principio que rige parte de lo que son, rige su expresión visible en el universo, entonces podrán entenderme un poco más, podrán acercarse a mí con más intimidad y familiaridad. Entonces, podré revelar a ustedes un poco más del misterio que despierta continuamente mi risa alegre y cristalina; podré contarles un poco más sobre lo que mantiene encendido el fuego de mi corazón, el brillo de mis ojos y mi rostro colorido que se revela a través de todas las flores en este planeta, cuando llega el momento de despertar y reflejar la belleza.

Yo los bendigo en este día y los invito a la reconciliación con la naturaleza visible, para que puedan reconocerse como la naturaleza invisible. La naturaleza visible es también parte de lo que son, es necesario recordar esta parte de lo que son, y cuál es su verdadera naturaleza interna.

*Ostara: Diosa germánica de la de Primavera.



Transcripción hecha por colaboradores de la ELV.
Mensaje canalizado por Selén- http://www.escolaluzviva.com.br/

Traducción: H. N.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...