sábado, 2 de abril de 2016

Eligiendo el Patrón del Alma‏

Quantum physics has scientifically proven what the yogis, Buddhas, and Mystics have always taught, namely that the reality we perceive as being ‘out there’ in a fixed state is in fact an illusion. Instead what we are actually dealing with is a field of infinite possibilities which is in a constant state of flux. The reality we perceive is what our brain has come to assume is there.:
Querido Humano, no consideren los estudios después de la vida, en las estrellas y planetas, como algo folklórico o como una falsedad. Lo que el alma aprende en cada reino, en cada viaje, debe construirse efectivamente y expresarse óptimamente a través de la acción en las vidas terrestres.
El crecimiento del alma debe demostrarse en pensamiento y acción a través de la manifestación exitosa de la voluntad en la realidad física. El patrón correcto y más apropiado debe entonces ser seleccionado cuidadosamente a partir de una innumerable variedad de estrellas y planetas que representan los patrones del alma.
Los signos del Zodíaco son doce patrones fundamentales a partir de los que el alma elige cuando viene al plano terrestre para una nueva reencarnación. Son patrones que representan temperamento, personalidad y sintonía mental óptimos. También se eligen el género, la raza y el cuerpo físico, ya que son una objetivación del patrón del alma, un reflejo de la progresiva “individualidad del alma” en la próxima experiencia terrestre planificada.
Lo que aquí compartimos ha sido conocido por muchas sociedades más avanzadas, incluyendo las de Mu, la Ley del Uno de Atlántida, Egipto y Grecia. Después del surgimiento y dominación de las religiones patriarcales basadas en el temor, las enseñanzas se retiraron “bajo tierra” por así decirlo y sólo eran enseñadas en el interior de enclaves secretos. En su historia conocida fue enseñada por Platón y Pitágoras y en épocas más recientes por Edgar Cayce, que era en realidad una reencarnación de Pitágoras, un aspecto de la esencia del Ra-Ta egipcio.
Como les hemos dicho en muchas ocasiones, el Plano Terrestre es la Universidad de Dualidad. El Tierra es, sin embargo, sólo una parte del curso. Existen otros reinos de vida después de la muerte, asociados con su sistema solar, que se nutren directamente en la experiencia de “dualidad/libre albedrío” del reino físico.
La Tierra de dualidad es excepcional y resumidamente de libre albedrío y las elecciones hechas por cada entidad individual son predominantes por completo en los propósitos de manifestación y creación de la causa y el efecto de este reino. Sólo en la Tierra existe vida tridimensional en su sistema solar.
En los reinos más allá de la vida cierto tipo de medida en cuanto a guía está disponible en cada entidad a medida que se avanza. Esa guía proviene de maestros, algunos de los que ustedes llaman Maestros Ascendidos y Ángeles. Esto se elige con libre albedrío con cada uno de sus aspectos más elevados, la súper alma misma.
Aquellos de ustedes que piensan que la vida después de la muerte no tiene desafíos, piénsenlo una vez más. Siempre se requiere de esfuerzo, pero existen fuerzas de motivación innatas en la naturaleza de la consciencia que permiten este avance. De hecho, sentirán un poderoso deseo natural, un profundo anhelo de estos aprendizajes.
El alma tiene un deseo profundo de crecer y todas las almas están inclinadas y motivadas para ello. Es una parte innata y natural del regreso a “Todo lo que Es”, al creador total… en este sentido este movimiento es una programación que podría denominarse el ADN de las almas.
Fuente: evolucionconciente.org
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...