domingo, 28 de febrero de 2016

Ante la Hermandad Femenina Lemuriana (15)




Ante la Hermandad Femenina Lemuriana (15)Traducción del Audio  de la Canalización de Kryon por Lee Carroll 
San Antonio, Texas, 23 Enero de 2016


Saludos, queridas damas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Esta canalización es diferente.  El tema de la Hermandad Femenina y todo lo relacionado con ella es diferente para mi socio. Él se hace a un lado y permanece aparte; oye esto por primera vez cuando verifica la grabación.  Esto no es lo típico; durante todos estos años, él se hacía a un lado y escuchaba, pero esta vez está bloqueado; los que son para la Hermandad Femenina están bloqueados.
Ya lo dijimos, si han escuchado los mensajes; lo diremos otra vez: no dejen que el timbre de voz de mi socio las engañe porque en este momento vemos energía femenina pura, y en este  tiempo con ustedes, yo soy sin género.  Es importante para la pureza del mensaje, por simple que pueda ser.  La pureza de la compasión de la dadora de vida femenina es importante cuando les hablo. Tan importante que yo lo pongo a él a un lado, por incómodo que le resulte.
Esta es la Hermandad Femenina; la premisa siempre ha sido la misma: que en Lemuria hubo algo llamado la Hermandad Femenina; era la guía divina de las mujeres la que cuidaba de los hombres.  Con acuerdo de los hombres, las mujeres eran las guías espirituales de todo lo que  había, y si le preguntaban a cualquier hombre, en esa sociedad en aquel tiempo, por qué era así, él las hubiera mirado con curiosidad como si le hubieran preguntado por qué las mujeres eran las que daban a luz (se ríe).  La respuesta hubiera sido - la mejor de que disponían - porque ellas estaban equipadas para ser las guías espirituales. Tenían la intuición, era normal, era natural; y los hombres les hubieran preguntado: ¿Es que acaso no es así en todas partes?
De modo que había una lógica  y había supuestos que exigían que las mujeres cuidaran de lo que era espiritual.  Ustedes estaban equipadas para eso, tenían la intuición para eso.  Yo estaba allí.  Hemos hablado tantas veces sobre las antiguas costumbres, lo que ustedes hacían, hemos discutido ya cuáles serían las probabilidades de que ustedes hayan estado allí y hayan sido mujeres.  Y no tiene nada que ver con probabilidades; queridas, no hay error aquí.  Esta vez, en esta vida, en la nueva energía, otra vez son femeninas, y tenía que ser así porque las que estuvieron en Lemuria en aquellos tiempos antiguos lo llevan en su akash. El equipo todavía está allí, para hablar con el Espíritu de maneras que tienen sabiduría; ustedes podían sentirlo. ¡Nosotros podíamos sentirlo! ¿No lo pueden sentir realmente?  Cuando miran hacia adentro, profundamente, ¿no dirían "Sé mucho sobre el amor y la compasión"?  "Estoy bien equipada para hablar al Espíritu en nombre de otros, para sostener la luz para otros."  Las mujeres siempre han sido las cuidadoras, siempre, ¡siempre!  ¿Pueden ver el cuidado como espiritual, así como mantener todo unido, ayudar a los otros de la tribu, de la cultura, a entender las cosas?  Porque ustedes sabían.
Y aquí estás, hoy con un pie en una antigua tierra llamada Lemuria, reconociendo lo que fue la Hermandad Femenina, espiritual, adecuada y hermosa.  Y al mismo tiempo eres la mujer moderna del año.
En este planeta ciertas cosas nunca cambian. Una de ellas es quiénes son ustedes.  Quiénes son para sus familias: las que cuidan.  Ustedes dan a luz los niños; toda la Tierra pasa a través de ustedes, ¡toda!  Ya sean otras mujeres o los guerreros de la tierra, todos pasan a través de ustedes. Hay algo que ha de decirse en cuanto al hecho de que la primera cosa que ve el bebé es una energía femenina. La primera voz que se oye, muy cerca  del oído del niño, es femenina, así como los besos que recibe, ya sea niña o varón. ¿No tiene sentido que esto se traslade a aquellas cosas que son espirituales, a la guía que necesitan para su vida? Es lo que ustedes hacían, y es lo que todavía hacen. 
Quiero hablar de algo que nunca dije:  Hay poder en el akash colectivo.  Déjenme explicar esto.  Si es verdad que la mayoría de ustedes, si no todas, llevan en su akash cosas que son antiguas y datan de tanto tiempo, estas cosas que llamamos la Hermandad Femenina, ustedes en algún nivel se dan cuenta de lo que estoy diciendo.  Estuvieron allí, participaron. Sabían respecto al cuidado, conocían su papel, sabían cómo ayudaban a otros con su guía espiritual; sabían que los otros las escuchaban buscando guía. Sabían que eran respetadas; eso está en su Akash.
Hay una frase que dice, "Cuando dos o más se reúnen, hay más poder."  Tal vez la oración recibe respuesta más rápida a causa de la asamblea numerosa de personas de mentes afines, pero ¿qué pasa con el akash colectivo?  ¿Qué pasa si todas ustedes tienen una cierta memoria akáshica?  No necesariamente estuvieron juntas, porque Lemuria duró muchos años, pero todas participaron en la misma acción en esa misma energía - ¡todas ustedes!
Ahora lo están trayendo al presente.  Esta es la concentración de la Hermandad Femenina, la capacidad de creerlo, de traerla hacia aquí, de verlo, de reconocerlo.  Y lo primero, el primer desafío, es ver el valor que tiene.  Es importante que vean eso, porque es importante para un planeta que lo necesita ahora de parte de ustedes.
Las mujeres han preguntado, han dicho: ¿Cuándo va a cambiar esta época? Y tal vez regresar a ese lugar en que toda la humanidad verá lo que están diciendo, y estará cómoda con lo que dicen.  Un regreso a una guía femenina verdaderamente compasiva para una Tierra espiritual.  Les diré esto: Más tiempo del que ustedes querrían.   Sin embargo, eso no debe obstruir esto en absoluto, porque ustedes tienen un akash colectivo, y habrá mucho poder en el hecho de que han estado allí y hecho todo eso, y allí está presente en su akash, y ustedes pueden traerlo ahora mismo, y escúchenme:  Pueden empezar con su guía desde este mismo momento, como mujeres modernas que son.  Sin que nadie necesite aprobarlo; sin que nadie lo note, no se necesita.  Porque el poder que tienen en la guía espiritual para esta cultura y para el planeta sigue siendo suyo.  En otras palabras: pueden afectar las cosas ya mismo, porque lo llevan en su akash y saben cómo hacerlo.
Y si el resto del planeta las ve o no, si las admira, o siquiera admite que están aquí, es irrelevante.  Porque esta es la clase de poder que ustedes tienen:  atraviesa las cosas, marca una diferencia; ustedes son las cuidadoras. Y la energía del planeta lo reconocerá: Gaia las seguirá, cooperará con lo que ustedes están haciendo.  La energía de este día cooperará y seguirá lo que ustedes están haciendo.
Tal vez es hora para la mujer moderna de pensar en formas antiguas y empezar a ayudar. Ayudar a la cultura, ayudar a los hombres, aun cuando ellos no se den cuenta; realmente penetra toda la energía porque ustedes son como centrales eléctricas.  Cuidadoras espirituales, todas ustedes.  Eso es potente, realmente lo es.  Debiera sonarles verdadero; realmente sonar verdadero.
Entonces, como la mujer moderna que eres, y con las antiguas costumbres que portas, estás hoy bien equipada para seguir con lo que hacías.
Aquí lo dejaremos por ahora.
Y así es.
          Kryon

Traducción: M. Cristina Cáffaro
Sitio autorizado de Kryon por Lee Carroll www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...