miércoles, 20 de diciembre de 2017

SRI AUROBINDO - DICIEMBRE DE 2017

 
Encuentros de diciembre 2017
SRI AUROBINDO
Soy Sri Aurobindo. Hermanas y hermanos encarnados, que la Paz, la Alegría y el Amor, sean vuestra morada. Instalémonos, ante todo, en el Silencio y acojamos lo que es.
…Silencio…
En mi intervención de hoy, mis palabras estarán espaciadas, para dejar actuar mi Presencia y vuestra Presencia en el Amor por la gracia del Fuego Ígneo.
Hace unos años, os hable de la Fusión de los Éteres, de la Obra al Azul. Traté ampliamente, las diferentes etapas del Choque de la Humanidad, sobre lo que no insistiré. Pero lo que voy a decir hoy, es una continuación lógica de la Obra al Azul, de la Fusión de los Éteres que se realiza, no únicamente en vuestros cielos o en la Tierra, sino de forma más profunda en vosotros, en esta unión o en este cara a cara, entre lo efímero y lo Eterno. Eso concierne tanto a vuestro cuerpo de carne, como a vuestro cuerpo de Eternidad, vuestra conciencia ordinaria y la Supraconciencia.
Hermano K os ha proporcionado una serie de elementos. Yo completaré dichos elementos a través de lo que exprese ahora llevado por mis palabras y mis silencios, permitiendo entonces liberar los últimos vínculos a lo efímero y os aseguro que no para que los dejéis o para huir, sino para dejar que se consuman en la Alegría del Amor, como os han explicado las Hermanas Estrellas.
Lo que sucede en vosotros, ya tengáis plena conciencia o una total inconsciencia, es efectivamente una obra alquímica dirigida a la transustanciación de vuestros componentes de carne en una sustancia mucho más etérea e inusual en este mundo. Se trata, por tanto, de un cambio de densidad, que se vivirá en este período, antes incluso de los signos anunciados. Y es en este período que se abrió ya a comienzos de noviembre y que se reforzará en unos días, cuando se os ofrece la posibilidad real de ser liberados de toda creencia relativa a la identidad e identificación con este cuerpo, a este mundo y a vuestra vida. No hablo aquí de apegos ni de las relaciones, sino de la consecuencia directa del Fuego Ígneo.

Más allá de lo explicado concerniente al éxtasis, a la íntasis de la felicidad de los que viven las vibraciones, hay un proceso individual y colectivo que se desarrolla y que, para vuestra información, debería haber tenido lugar después de la Llamada de María. Pero el juego de la Liberación que se ha adquirido y la Ascensión final de la Tierra, nos obligan, como sabéis, a adaptarnos a lo que vemos en la Tierra con mucha más claridad ahora, porque como sabéis, estamos muy cerca de vosotros.
El Fuego Ígneo, que se trasmite hasta vosotros por el simple hecho del despliegue de la Luz, vivido estos últimos años en la Tierra, permite hoy liberar el vínculo global de la humanidad a la Ilusión. Empleando otra terminología, diría que el alma humana colectiva, casi ha regresado a la Luz y el ajetreo que observáis en vosotros, alrededor de vosotros en cualquier parte del mundo y a cualquier nivel, es la consecuencia directa de la disminución de los lazos del alma colectiva con este mundo.
Por supuesto, como habéis experimentado individualmente, eso se refleja también dentro del colectivo humano, por los mecanismos de negación o ira, como resultado de la revelación de lo que estaba oculto, pero también de manera general, en la confrontación de los diferentes modos de pensamiento y de vida, de las religiones y de las sociedades presentes en la Tierra, como describí -en el plano Vibral y en el plano concreto a partir de ahora-, bajo el dictado de Cristo, hace dos mil años.
Ya os insté, hace un tiempo, a que leyerais literalmente el Apocalipsis, porque todo está perfectamente descrito y entráis precisamente, desde el 15 de diciembre, en la que se ha llamado, época de la “guerra de todos contra todos”. Esta no es la acción directa del fuego Ígneo, sino la consecuencia lógica de las resistencias al Fuego Ígneo, esta vez, no a través de vuestros cuerpos de manera individual, sino a través de todos el cuerpo planetario y el alma colectiva humana.
Por el simple hecho de aflojarse los lazos de la conciencia ordinaria con este cuerpo de carne, inducido por el Fuego Ígneo, si hay resistencias al nivel colectivo y ese es el caso hasta la Llamada de María, existe necesariamente una confrontación, en función de sus creencias de cada uno, que reivindican en nombre de un dios, en nombre de una economía, en nombre de una cultura, la primacía y, por tanto, la depredación sobre los otros sectores, regiones o países. Existe, por tanto, una exacerbación de los dos extremos: la paz y la guerra. Eso lo habéis experimentado en vosotros entre los diferentes componentes y las diferentes interacciones que surgieron en el escenario de vuestra vida.
Si sois objetivos, solo podéis ver lo mismo que nosotros, en relación con lo que describí hace dos mil años. En otras palabras, todas las piezas y los decorados del acto final, están en su lugar para reproducir la escena; la paradoja es que, después de esta confrontación, y para un número cada vez mayor de vosotros -sin distinción alguna entre despiertos, dormidos o liberados-, este proceso va a ver crecer en vosotros esta relajación, esta forma de vacuidad y esta Paz. Para los que experimentáis las vibraciones, no solo será la Paz, sino una Alegría y una Felicidad a nada parecido que, os recuerdo, no es la consecuencia de ver el caos, sino el relevo que toma la Luz toma de ese caos y porque vuestra conciencia efímera está relajada con relación al cuerpo.
Este choque real está ahora, en términos cronológicos, totalmente sincronizado con la aparición del signo celestial, con las Trompetas y, concomitantemente, con la Llamada de María. El posible sufrimiento del alma, tanto colectiva como individual, verá aplicado el bálsamo del Amor y del Fuego Ígneo de forma espontánea, estéis despiertos o no, con la condición expresa de prestar atención a estos elementos de paz o irrealidad, como ha dicho Hermano K, para comprender exactamente lo que está sucediendo, no solo en el escenario de este mundo que será visible en todas partes y nadie podrá ignorarlo, incluso en los lugares más recónditos porque se trata, os recuerdo, de la “guerra de todos contra todos”.
Paradójicamente, la guerra esta vez y al mismo tiempo, conduce a la Paz, no como una detención de la guerra y la continuación de la actividad dentro de este mundo, sino una Paz que permitirá, durante la Llamada de María o la visibilidad del signo celestial, haceros entrar de manera general, con más o menos intensidad según las regiones, los países y según vosotros mismos, en la Alegría. Tened en cuenta que esta Alegría no es una consecuencia de ver la guerra, sino de lo que sucede de forma paralela, es decir, la manifestación del Fuego Ígneo.
Os han hablado de la “Obra al Blanco”, que se traduce para vosotros en una pantalla blanca o una pantalla negra, cuando vuestra conciencia se apaga, la conciencia ordinaria. Al nivel de lo que se está desarrollando y sucediendo, como vemos, de una manera inconfundible y más próxima, es decir, inminente, comprobaréis -si la Llamada de María os deja tiempo-, independientemente de las aprensiones, los reflejos normales de supervivencia, de preservación, que a medida que haya disolución, crecerá la Alegría con la misma intensidad y la misma velocidad.
Para aquellos que no estéis despiertos, la Obra al Blanco, será uno de los primeros elementos que se manifestarán, más allá de lo que ha dicho Hermano K, y lo más destacado será la observación de esa Paz y, a veces, de esa Alegría que contrastará aún más con el fin del mundo tecnológico. Debo advertiros que sea cual sea el momento en que captéis el signo celestial o la Llamada de María, o la guerra, no habrá diferencia, porque más allá de la Alegría, más allá de la Paz, veréis surgir en vuestra cabeza, en lugar de daros otras localizaciones de vuestro cuerpo, una luz azul que se produce con los ojos cerrados y, sobre todo, podréis verificarlo desde el momento en que los ojos cerrados se vuelven hacia las dos esquinas internas del ojo, es decir, como si quisierais mirar vuestra nariz con los ojos cerrados, pero hacia la zona superior de la nariz, a su raíz.
Advertiréis con facilidad, que la percepción del Azul, mejora la Paz, mejora la Alegría y pone fin a la inquietud, al sufrimiento si existe o a cualquier proyección en un futuro. La simple visión de este Azul, bastará para alejaros aún más, de las ansias del mental, de las ansias de la visión. Muchos de los dormidos, despertarán brutalmente durante esta confrontación, tal y como describí hace mucho tiempo bajo el dictado de Cristo, que durará poco tiempo.
Los que ahora estáis despiertos o liberados, comprobaréis realmente, una activación de vuestros sentidos espirituales, más reales y tangibles para vosotros, que todas las experiencias que hayáis podido tener hasta ahora, ya sea en la deslocalización de la conciencia, en la Teofanía, o en vuestros contactos con vuestras vibraciones o con los pueblos de la naturaleza.
Por tanto, el período que se abre desde comienzos de noviembre y que va a modificarse desde el 15 de diciembre, os aportará, estéis donde estéis situados hoy en el mundo como en vuestra conciencia, pruebas evidentes de lo que es la Verdad. Aunque no tengáis la visión, ni la vibración, eso no tendrá ninguna duda para vosotros sobre lo que está sucediendo, es decir, el fin de una dimensión y vuestra resurrección.
Independientemente de la dificultad de vuestra región, de vuestro medio ambiente, de vuestro país o de vuestro entorno cercano, comprobaréis rápidamente que no hay mejor posicionamiento que la aceptación sin condiciones de lo que ocurre, Descubriréis, además, que si tratáis de reaccionar como de costumbre o poner en funcionamiento las estrategias de protección, estas fallarán sistemáticamente, mientras que desde el momento en que quedéis en silencio, incluso sin percibir nada excepto la pantalla azul, todo se ejecutará de la manera más ligera y se ajustará según la Inteligencia de la Luz más que según vuestra propia inteligencia, poniendo fin a los miedos, permitiendo entonces, que la Llamada de María os encuentre y os llegue en las mejores condiciones.
También quiero deciros que no os alarméis por cualquier acontecimiento relativo a la Tierra, ya sea de origen humano, celestial, elemental o relacionado con la Llamada de María, porque, debido a los tiempos que corren y a la preparación de la Tierra y de vosotros mismos, todo ha sido disminuido. Ya tuve la oportunidad de decíroslo poco después del año 2012. Hoy, es aún más cierto que el trabajo de la Luz, en su despliegue y su instalación, permite amortizar los elementos opuestos a la Luz y a las resistencias.
Las últimas resistencias obviamente se refieren a las creencias de cualquier tipo, porque defienden colectivamente, dentro de un egrégor religioso, posiciones a través de sus oraciones, de sus adhesiones a ritos, cultos, rituales, ilusión. Al nivel de esas religiones, ya sean de Textos sagrados, reveladas o filosóficas, a partir de ahora se producirán las mayores revelaciones y los conflictos más intensos.
Así pues, os invito y nos invitamos, todos los Melchizedech a ver la diferencia fundamental que puede existir cuando creéis que dependéis de una religión y el momento en que decidís no ser tributarios de ella tanto en las prácticas como en las adhesiones. Pero hablo de las “religiones” y no de los seres que estaban en sus orígenes y que nunca quisieron crearlas.
Como sabéis, las religiones han constituido, por toda la Tierra, un marco especial de encerramiento que os impide encontraros en el Instante Presente posponiendo siempre, la salvación. Ninguna religión, ninguna filosofía ha escapado a eso durante milenios. Así que estáis invitados, especialmente -creo que eso no afecta más a aquellos que no estáis liberados-, a no prestar vuestra atención vuestra energía y vuestra alma, a todo lo denominado “religioso” dentro de la Tierra.
Allí donde volváis hoy vuestra mirada, en lo relacionado con lo egrégores espirituales, solo podréis comprobar que la confrontación es inevitable. Me parece recordar que Hermanos K os ha dicho -y nosotros hablamos de ello, aquí donde nos encontramos-, esta frase esencial: “cuando eres adepto a una religión, eres violento porque excluyes a todos los demás”. El principio fundamental de las religiones era este: “dividir la conciencia humana”, llevarla a creer en un futuro en lugar de vivir el instante presente, a querer organizarse y federarse y promover la adhesión de seres humanos a los cultos de cualquier naturaleza, que solo son la esclerosis del alma y que hoy representan el obstáculo más importante para la Libertad, por una razón que es muy simple, y es que los Arcontes habían previsto que las religiones llevarían a esto, especialmente, al dar algunos elementos proféticos perfectamente reales que vienen a fortalecerlo en la fe en un dios de estas religiones que, os recuerdo, el diablo.
Hoy, más que nunca, allí donde llevéis vuestra atención, vuestra mirada, vuestra energía, dentro de esas religiones, descubriréis la confrontación personal más importante. Como decía Cristo: “felices los simples de Espíritu”. Hoy día, hay más posibilidad en las personas llamadas ateas, de vivir la Luz que por el que cree en un dios o en una autoridad exterior o superior.
Soy perfectamente consciente que todos los discursos de todas las religiones, os dicen exactamente lo contrario, para salvaros. Recordad que el diablo siempre lo invierte todo. Si te dice “blanco”, es negro. Si te dice “negro”, es blanco. Ese juego es muy simple en un mundo encerrado. El engaño ahora se revela, bien a través de vuestros medios, bien por vosotros mismos, pero también de manera más obvia, por algunas Hermanas que explican lo que está sucediendo en el escenario de este mundo. Es decir, que el sistema de control de la mente humana, cayó hace unos años cuando las líneas de depredación desaparecieron, y las cosas se revelan por ellas mismas, haciéndoos ver incluso con vuestros ojos y más allá de la imagen, la programación que está implementada desde el plano arcóntico que son las reliquias de la precipitación del sistema de control del mental humano que, os recuerdo, ya no existe excepto en los cultos y en los hábitos.
No obstante, en esta fase final denominada “Batalla de Argamedón” es cuando todas las exacerbaciones religiosas que ya se manifiestan desde hace unos años en algunos lugares, se volverán colectivas en toda la Tierra. Por tanto, hoy hay una invitación para todos vosotros para que os refugiéis en el Azul, aunque no viváis nada, para desconectaros lo más rápidamente posible de toda referencia a un culto o a una práctica hacia cualquier ser de esta Tierra, especialmente al nivel de las religiones constituidas. Y eso va incluso más lejos, porque concierne también a todos los movimientos espirituales que existen en la Tierra, que os han prometido una Nueva Era, que os han prometido una transformación sin cambiar de dimensión, que os han dicho que el paraíso no dependía más que de vosotros, que estaba en vuestro interior, y que todo lo demás pasaría normalmente en el exterior.
Puede verse claramente que, queráis o no, aunque estéis en la negación, que exactamente ocurre lo contrario desde el año 2013. Más allá de las revelaciones, el confinamiento de las culturas, religiosas, las sitúan obviamente en confrontación lógica, las unas con las otras. Es el último elemento que puede frenar débilmente, y desde el día 15, la capacidad de vuestro pensamiento para acelerar el proceso ahora, no para combatir, no para denunciar -que no es vuestro rol, aunque se haga hoy-, sino simplemente ser verdaderos, ver las cosas, constatarlas incluso en la lógica ordinaria de este mundo, a lo que nos llevan, como siempre, las religiones.
Esto no es específico de este mundo, sino de todos los mundos encerrados, porque la religión, tal y como la llamáis, forma parte del confinamiento. Una vez fuera de la ilusión matricial, sea cual sea la dimensión, la palabra “religión”, no quiere decir nada más que lo que quiere decir: el “rebaño”. Creer en la religión que sea, no os será de ninguna utilidad. Creer en vuestra Eternidad y su revelación es el salvoconducto para no ser literalmente arrastrados por las confrontaciones y los choques de esas religiones entre sí.
Esta parte del plan, que no es de la Luz, era la última pieza prevista por las fuerzas arcónticas para apartaros de la verdad de vuestro Corazón y de vuestra Eternidad. Si hoy, en vosotros, queda alguna adhesión a un movimiento espiritual -no hablo de asociaciones de tiro con arco o de carreras de coches-, realmente estoy hablando de tema de organización espiritual y además Hermanos K, a finales del año 2011, en una de sus últimas intervenciones, dijo de nuevo, de otra manera que cuando vivía, que la espiritualidad, no tiene que estar organizada. Debe permanecer en un plano libre, para encontrar la Libertad. No debe depender de ninguna autoridad externa, ningún maestro y, especialmente, ninguna cultura religiosa.
Si hoy, seguís dependiendo, aunque no os deis cuenta, de alguna afiliación cualquiera, por el pensamiento o por la firma -eso no cambia nada-, a algún movimiento de la naturaleza que sea, liberaos de él. Porque la Autonomía y la Libertad no pueden encontrarse más que en la liberación de toda creencia y, en particular, al nivel religioso o espiritual. Es así como lograréis la Libertad, porque a ese nivel, depende de vosotros cortar con las últimas adhesiones a este mundo, no a vuestra familia, a vuestros hijos o a vuestra profesión -salvo si la Luz os lo pide-, sino con respecto a creencias religiosas y creencias espirituales, los conceptos, es decir, todo lo que habéis aceptado, pero sin experimentar nada.
¿Aceptáis a Cristo, lo habéis encontrado? ¿Podéis averiguar por vosotros mismos que, lo que fue escrito es la verdad? Absolutamente no. Sólo algunos grandes místicos, en Occidente, han podido ver las vidas de Cristo y de María, y de hecho han escrito algunos libros sobre ello, y para esto han tenido que sacrificar su vida, y quedarse en el fondo de una cama durante toda su vida. Pero esta historia, lo sabéis, ya no representa ningún interés. Hablo bien de la historia y no del personaje. Hablo bien de la religión, pero no de Aquel desde el cual esa religión nació. Hay que hacer la diferencia.
La separación con cualquier culto, con cualquier creencia a nivel espiritual es fundamental, para aquellos que no viven las vibraciones como para aquellos que las viven, con el fin de no tener que vivir estos últimos apegos antes de la Llamada de María. Sin embargo, como la conciencia y el Fuego Ígneo, en parte, siguen el pensamiento, es una decisión que podéis tomar mentalmente. Será seguida por unos efectos y lo constataréis hoy muy fácilmente. A partir del momento en que rompéis un contrato con el culto que sea, sentiréis instantáneamente el soplo de la Libertad, aunque no hayáis vivido nada hasta hoy. Hablé bien de romper con los compromisos a nivel de todo lo que atañe a la espiritualidad, y no con los compromisos profesionales o familiares, excepto por supuesto si en un caso particular, la llamada al orden de la Luz lo hace por vosotros.
Efectivamente, sea cual sea vuestro posicionamiento hoy, es importante no estar afiliado de una manera formal, como de una manera invisible, por la atención y la conciencia hacia algún movimiento o hacia alguna religión que sea. Una vez más no os impongo nada, sino que os incumbe a vosotros averiguar por vosotros mismos lo que sucede, a partir del momento en que rompéis un compromiso con respecto a este mundo. Entonces en ese momento, ya no podéis alimentar más ni el diablo en vosotros, ni las fuerzas arcónticas, ni siquiera el sistema de control del mental humano que ya no existe.
Para aquellos que ven claro, os es cada vez más fácil constatar lo que personalmente llamo los simulacros y los despropósitos del conjunto de las fuerzas arcónticas, por sus representantes humanos a nivel de unos acontecimientos, sobreviniendo, para ellos, supuestamente de manera inopinada, y que son creados de toda pieza. Esto atañe, allí también, a las ceremonias, pero ya no las ceremonias religiosas, sino que las ceremonias sociales. Que sea por unos entierros, por unas guerras, por unos espectáculos cualesquiera, todos esos elementos de placeres o de duelos colectivos, sólo están allí para programaros todavía más en la adhesión a los ritos y a las reglas de este mundo, lo que literalmente hoy, os impide encontrar la Libertad. No son unas palabras en vano. Allí también, no os pido en absoluto creerme, sino que os invito a averiguarlo por vosotros mismos.
Volver a ser, como decía Hermano K, autónomo y libre, pasa también por estos actos conscientes en el seno de vuestra propia persona, de vuestra propio efímero. Constataréis entonces fácilmente y de manera brutal y feliz, que a partir del momento en que rompéis con estas costumbres – y allí a nivel espiritual y ya no a nivel de vuestras costumbres comportamentales a vosotros – observáis una diferencia fundamental sobre vuestra vivencia y esto a nivel del cuerpo, como a nivel de vuestra conciencia.
Durante este período, para aquellos que no viven nada, no hay nada más que hacer que de averiguar bien, cuáles son vuestros compromisos, que sea a nivel de las creencias con relación al mundo espiritual, y también de ser un poco vigilantes sobre los momentos, tal y como os ha explicado Hermano K, de irrealidad o de desaparición incompleta, para nombrarlos así. Estos dos elementos, si se activan, os darán a constatar el viento de Libertad que sopla en vosotros, más allá de toda vibración y de toda energía, porque esto actúa directamente sobre vuestra conciencia. Rompiendo los últimos vínculos a nivel de los mundos espirituales ilusorios, permitís a vuestra alma girarse por fin hacia el Espíritu.
Lo veis hoy – y esto también lo dijo Hermano K – ya no hay tiempo para refutar, ya no hay tiempo siquiera para ser el observador, porque para aquellos que están cerrados, la observación minuciosa de lo que ocurre en su cuerpo o sobre la pantalla del mundo, crea una forma de repulsión saludable a este mundo, lo que implica de entrada, por la acción del Fuego Ígneo, una atracción hacia la Luz Una y hacia el Amor, haciendo que todo lo demás se haga por sí solo.
Como conclusión, y como os lo decimos, unos y otros, existe hoy, y de manera todavía más flagrante dentro de unos días, ninguna obligación interior que pueda sostenerse ante la Libertad, ante el Amor, ante la Verdad, y esto más allá de toda vibración, de toda Corona como de toda percepción. Es la Conciencia pura que actúa que está, os lo recuerdo, presente por encima, si me permitís usar esta expresión, de vuestra conciencia efímera. Forma parte también de lo que fue llamado el sacrificio, porque el sacrificio pone fin al simulacro, pone fin a la ilusión. Os incumbe a vosotros averiguarlo, vivirlo, experimentarlo y ver los frutos.
Este período, lo habéis entendido, es pues el período de todos los extremos, los extremos del Amor, los extremos de la fealdad. Vivir el uno o el otro a partir de ahora, sea cual sea vuestro devenir, sólo depende de vosotros mismos, de vuestras creencias, de vuestros apegos, no personales sino sobre todo ahora a nivel espiritual. Constataréis de hecho que a partir del momento en que no alimentáis más un movimiento espiritual o religioso que sea, la pantalla azul aparecerá, más allá de toda modificación de vuestra persona y de vuestra conciencia, aportándoos la prueba indudable y formal, de la realidad de lo que acabo de deciros.
Estos son los elementos que tenía que comunicaros. Si hay una necesidad de aclaraciones con respecto a mis palabras, suplementarias o unas preguntas, os escucho.
Pregunta: las religiones han condicionado las personas a realizar unas oraciones de manera regular. ¿Qué hay ahora de esta programación?
Sigue siendo más eficiente ahora que antes. Pero hay oración y oración. Hay una oración con palabras, hay una oración con el Corazón que no depende de ninguna religión. Pero la oración inscrita en el seno de un mantra o de un culto, es hoy el único vector de encierro que quede. Hablamos bien evidentemente de las oraciones religiosas, no de la oración espontánea del Corazón.
Por otro lado, y para aquellos que sienten la energía y las vibraciones, esto os será accesible, y esto en todos los continentes: lo que llamáis templos, iglesias, sinagogas, mezquitas, os desvelarán las energías alteradas e invertidas que tienen. No digo con esto, que todos los templos sin ninguna excepción están falsificados, sino que a partir del momento en que estén conectados al egregor religioso, os dejo constatar por vosotros mismos lo que existe en el interior de estos lugares. Os lo dije: ahora nada de lo que fue oculto a nivel espiritual, permanecerá oculto dentro de unos días.
Allí también, tenéis que vivir vuestra propia experiencia. Id a un templo, a una mezquita, a una sinagoga, a una iglesia, y lo veréis por vosotros mismos. Hablo por supuesto de los templos, sea cual sea su naturaleza, donde no haya por supuesto unos personajes Santos que estén presentes con su cadáver, porque la presencia de estos Santos en la tradición que sea y en el país que sea, reviste una cierta autenticidad. Pero en los lugares creados por el hombre, sean cuales sean, constataréis efectivamente, por sentirlo y en ciertos casos por verlos, que no hay ningún otro lugar más habitados que ésos y no necesariamente, incluso diría que nunca, por unas entidades de Luz. Que lo aceptéis o no, sobre todo en esta fase de conflictos interreligiosos, estos lugares están cargados de simulacros y de falsedades, y se están desvelando hoy.
Experimentadlo, experimentad la diferencia que puede existir en la naturaleza, en los confines de un pueblo elfico y en un templo que podríais incluso conocer y que os parecía a pesar de todo, no tan negativo. Veréis la diferencia, y preciso bien, sea cual sea la naturaleza de este templo, perteneciendo a la religión o al movimiento que sea.
Los egregores, lo sabéis, participan al encierro. Estos egregores ya no pueden ser alimentados por las líneas de depredación. Sólo pueden ser alimentados por lo que queda, es decir las ceremonias, las que sean, el culto que sea. Es decir, las fuerzas arcónticas residuales ya no pueden drenar la energía del ser humano, salvo en estos lugares y salvo por la guerra. Os incumbe ver en qué queréis participar y decidirlo con vuestra alma y con vuestra conciencia.
La única Luz está en vosotros. Es auténtica, nunca pasa, no necesita a ningún salvador, no necesita a ningún libertador, no necesita a ninguna fe y a ninguna esperanza, necesita únicamente el Amor.
De hecho observaréis que las posiciones de estas religiones, a todos los niveles de la sociedad, son por lo menos algo tensas. Porque tal y como os dije, las fuerzas arcónticas, y nosotros mismos de hecho, hemos dejado unas profecías, el problema estando, y lo sabéis hoy, que todas las profecías se convergen en todas las religiones y en todos los profetas, y cada uno reivindicando a su profeta o a su religión, cuando todos estos profetas decían exactamente la misma cosa. Pero cada uno sólo ve la victoria de su dios, de su pueblo, de su tradición, de su cultura, esperando realizar un paraíso en la tierra, lo que es falso. El único paraíso posible en la tierra fue antes de la falsificación, y ahora después de su Ascensión.
Quiere decir de una manera muy general, en función de lo que acabo de deciros, que sólo hay salvación en el Corazón y que no hay ninguna salvación en la pantalla del mundo, ni en ninguna seguridad, sea cual sea su naturaleza, porque, lo habéis entendido, la Eternidad toma el relevo. El efímero, incluso a través de este cuerpo, ya no os es de ninguna utilidad, y sin embargo tenéis que permanecer aquí, por lo menos hasta la Llamada de María, excepto bien evidentemente si la transición se ha realizado, para vosotros, durante estos últimos años, por una enfermedad o por un accidente.
Pero si estáis allí hoy, con esta edad, tal y como os hemos afirmado muchas veces, es que no hay otro lugar posible, de momento, para vivir la Libertad y la liberación. Pero una vez más, no son unas palabras, no son unos consejos o unas llamadas al orden de los Ancianos, sino que como siempre, os incumbe a vosotros averiguar la veracidad, por vosotros mismos, sin ninguna otra opinión exterior. Las religiones fueron creadas por los Arcontes, sin ninguna excepción, justamente para este fin de ciclos. Y os garantizo que en todos los mundos, al igual que en los ciclos precedentes, ellos siempre han utilizado esta estrategia. El mundo estando cortado de la Luz cuando está encerrado, hubo que recrear la ilusión de la Luz, sirviéndose por supuesto de los seres liberados de esta Tierra, como en todo mundo, que llevaban un mensaje de Amor, y que este mundo era una ilusión, con el fin de mantener el encierro de la conciencia en cada ciclo.
Una vez más, sólo puedo incitaros a averiguarlo por vosotros mismos. Incluso en unos lugares llamados santos, según los países, y una vez más este lugar tiene que ser un lugar llamado santo, por la presencia de un santo, porque la presencia de un Santo o el cuerpo de un Santo, sea cual sea su naturaleza, es suficiente para cambiar y limitar la falsificación del lugar. Pero si es un lugar erigido por el hombre, que no fue marcado por la vida de un santo, de un místico, entonces el lugar posee la misma vibración invertida que todas las demás religiones, que son unos factores de encierro y que os impiden encontraros, mientras que la Luz hoy, a través de todas las manifestaciones visibles, observables y soportables, que estéis liberados o no, despiertos o no, es tal que no hay una mejor prueba que ésta.
La Fusión de los Éteres en vosotros, para aquellos ahora que viven las vibraciones, corresponde tanto a unos mecanismos que son, en este orden, o de manera conjunta, o en otro orden: la activación de la Lemniscata Sagrada, el derramamiento desde la Fuente de Cristal de la Fuente y de su Fuego Ígneo por el Impulso Metatrónico, la reactivación de los cuatro Hayoth Ha Kodesh de la cabeza a nivel de la pequeña Corona, la activación no solamente de los Triángulos elementales sino de los sentidos espirituales, la activación de la frecuencia y de la presencia cardíaca en el centro de la cabeza, y por supuesto todas las manifestaciones, para aquellos que las viven, ligadas a la presencia de vuestro cuerpo de Eternidad. Esto ya fue explicado.
Para aquellos de vosotros que no viven nada, independientemente del aspecto religioso, se vuelve también extremadamente fácil seguir la Inteligencia de la Luz misma sin vivirla, y esto en cada reflexión de vuestra vida, en cada acto de vuestra vida, simplemente siguiendo lo que os aligera. Y verdaderamente hay esta noción de ligereza o de pesadez. Esto es válido en cualquier relación, en cualquier actividad. Lo que os aligera es luminoso, lo que os pesa no es de la Luz, y esto abarcará absolutamente todos los sectores de vuestra vida. No hablo aquí, para los que vibran, de la respuesta del corazón o de la vibración, sino para nuestros hermanos y hermanas humanos encarnados que no han vivido ninguna energía ni ninguna vibración.
Este simple elemento de ligereza o de pesadez, es para vosotros la mejor guía para dirigiros, y permitirá con más fácilmente la concientización de vuestro cuerpo de Eternidad, aunque nunca hayáis vibrado.
¿Tenéis una o dos preguntas más?
…Sí.
Pregunta: tengo una pregunta que me preocupa desde hace unos meses, respecto a lo que usted dijo sobre las religiones. Formo parte de una coral, que no es una coral religiosa sino una coral civil. Pero resulta que este sábado tenemos un concierto que se hará en una iglesia y cantaremos unas canciones populares de Navidad, o religiosas. Me pregunto si debo participar a este tipo de espectáculo, sin ser particularmente religiosa aunque fui bautizada. Y este evento no tiene ningún carácter religioso sino civil.
Si no se hace en un templo, dije bien que podíais seguir participando a un club de filatelia, de coches o de lo que sea.
…el concierto se hace en una iglesia y son unos villancicos.
Sí, pero no es una ceremonia de culto. Al contrario, incluso un villancico cantado por una coral, eleva las vibraciones. Y lo sabéis pertinentemente, por ejemplo cuando escucháis una música muy conocida en Occidente que eleva vuestras vibraciones, incluso en un lugar así. Es muy diferente ir a un lugar religioso para experimentar lo que sucede allí, para por ejemplo cantar, e ir allí para celebrar un culto. No veas el peligro donde no hay.
…nuestra hermana le da las gracias con alivio.
Si no hay ninguna más, permitidme enviaros todas mis bendiciones, las de mi Azul. Y para parafrasear e imitar a Un Amigo, diría: de mi Corazón a vuestro Corazón, y de cada uno de vuestros Corazones a mi Corazón.
…Silencio…
Soy Sri Aurobindo. Os digo hasta siempre en la Eternidad. Hasta luego.
http://www.autresdimensions.info/
http://sabesquienerestu.blogspot.com.es/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...